AGENCIAS

JERUSALÉN.- Hace unas pocas semanas, un niño de 11 años, de nombre Zvi Ben-David, estaba en un viaje familiar a la zona de Nahal Besor cuando vio un objeto raro. Por supuesto, fue a recogerlo y se dio cuenta que era una figura de cerámica de una mujer.

La figura es tan inusual que solo existe un ejemplo de este tipo en la colección de los Tesoros Nacionales. Mide 7 centímetros de alto y 6 de ancho. Probablemente se hizo durante el siglo V o VI a.C.

El antiguo amuleto, que representa a una mujer con el torso desnudo cuya bufanda cubre su cabeza y cuello, con una nariz prominente, aparentemente tenía la intención de promover la fertilidad o proteger a los niños. Las manos de la mujer están dobladas debajo de sus senos. “Las figuras cerámicas de mujeres desnudas se conocen desde varios períodos en Israel. Eran comunes en el hogar y en la vida cotidiana, y, aparentemente, sirvieron como amuletos para garantizar la protección, buena suerte y prosperidad”, explicó el arqueólogo Oren Shmueli.

La figura fue entregada a la colección de Tesoros Nacionales y actualmente está en estudio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí