Mujer que vendía sus gases ahora comercializa su sudor

AGENCIAS

HARTFORD.- Stephanie Matto es una mujer de Connecticut que se viralizó hace unos meses por ganarse la vida vendiendo sus gases envasados, hasta que la dieta que llevaba para generar más “materia prima” para su negocio la llevó al hospital. La chica cobraba hasta mil dólares por cada frasco que vendía.

Ahora está de regreso, pero como ya no quiere arriesgar de nuevo su salud, le dio un giro al negocio y en lugar de ofrecer flatulencias, vende su propio sudor.

Steph tuvo problemas porque comenzó a consumir grandes cantidades de legumbres y verduras que provocan gases, además de huevos cocidos y yogur. Si bien es cierto que son alimentos que se pueden considerar sanos, el problema estuvo en el exceso.

Para evitar problemas de nuevo, esta empresaria decidió vender ahora el sudor que resbala por sus pechos. Si cobraba mil dólares por sus gases, ahora cobra 500 por el sudor, pero tal vez dentro de poco pueda subir el precio, una vez que se posicione su producto.

Ahora se la pasa en su alberca cuatro horas diarias para tomar el sol y poder sudar y con eso tiene suficiente “material” para llenar unos diez frasquitos; es decir, gana cinco mil dólares al día y además se mantiene bien bronceada.

Por supuesto que se está cuidando y usa bloqueador, cremas y se mantiene bien hidratada, pues asegura que en esta ocasión quiere ser “inteligente” y no exponerse a lastimar su cuerpo como sucedió antes. Al menos, parece que ya aprendió la lección.