MIGRANTES EN CANCÚN: DE ‘SUEÑO DEL CARIBE’ A PESADILLA

0
51

Víctimas no sólo de los abusos de las mafias de ‘polleros’, sino de las propias autoridades migratorias, son encerrados ilegalmente hasta por semanas, vejados y extorsionados para no ser deportados

 SALVADOR CANTO

Historias de corrupción, impunidad, delincuencia y hasta de éxito en muchos casos rodean el tema migratorio que se torna cada vez mucho más complejo en Quintana Roo, una entidad que ha crecido con la llegada de miles de personas tanto del extranjero como de diversas partes del país, quienes han buscado forjar su futuro en lo que hoy se conoce como ‘el sueño del Caribe Mexicano’.

La oferta de trabajo que a lo largo de las últimas décadas ha ofrecido Quintana Roo por su vocación turística, y las complicaciones cada vez mayores para llegar a Estados Unidos por las políticas migratorias de su gobierno, ha derivado en que ciudadanos mexicanos que en su momento llegaron a pensar en buscar el anhelado ‘sueño americano’ hayan optado por el sureste del país en busca de empleo y la gran mayoría se ha quedado a radicar y formar su propia familia.

Y lo mismo ha pasado con los extranjeros, tanto sudamericanos como centroamericanos e incluso antillanos que han emigrado de sus respectivos países por múltiples condiciones como la inseguridad y la carencia de empleos y de oportunidades para mejorar su calidad de vida, por lo que han elegido establecerse en Cancún o Playa del Carmen, las ciudades más exitosas en materia de generación de fuentes de trabajo debido a las diversas oportunidades que ofrece el turismo.

Según información de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el corredor migratorio México-Estados Unidos es el más transitado del mundo, al ser la Unión Americana el principal destino de la migración mundial actual.

Sin embargo, para Eunice Rendón Cárdenas, coordinadora de la agrupación Agenda Migrante, Quintana Roo y en general toda la Península de Yucatán se ha vuelto, desde el inicio de la administración de Donald Trump y hasta la fecha con Joe Biden, un punto cada vez más importante de destino de migración, lo que antes no era.

“Muchos de los que antes utilizaban a México como un país de tránsito ahora lo ven cada vez más como un país de destino ante las amenazas y las políticas que han implementado las autoridades de Estados Unidos y porque en esta zona del sureste del país, como en Cancún, encuentran una opción más de sobrevivencia”, explicó la también exsecretaria ejecutiva adjunta del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en entrevista telefónica con El Despertador de Quintana Roo.

La Dra. Ligia Autora Sierra Sosa, de la Universidad de Quintana Roo, plantea en su libro “Migraciones internas y contemporaneidad” que en la entidad conviven ciudadanos de poco más de 100 nacionalidades y representantes de todas las etnias que tiene México, mismas que ya están distribuidas en todos los municipios, en donde se han formado sociedades multiculturales cuyos estilos de vida locales se han transformado vertiginosamente con la adopción de elementos culturales que ellos mismos han proveído.

Migrantes forjan la historia de Quintana Roo

La corta historia de Quintana Roo como entidad federativa da cuenta de que, para cumplir con los parámetros de población exigida en la ley para que se declarara Estado Libre y Soberano, se tuvo que adoptar la llegada de cientos de ciudadanos del centro y norte del país y a la par con el paso de los años fueron llegando también extranjeros, y en ambos casos la expansión se comenzó a dar de forma exponencial una vez que se lanzó Cancún como destino turístico.

En esos primeros años las historias de éxito se fueron multiplicando, porque quien llegaba a Quintana Roo y se establecía principalmente en Cancún, fundada hace 51 años, logró encaminar un mejor futuro y esto se mantuvo durante los primeros 30 años con decenas de familias, muchas de ellas son muy reconocidas dentro de la sociedad, porque además han sido parte del crecimiento vertiginoso de la ciudad por su vocación turística y hoy son dueños de empresas y diversos negocios de forma general y que además proporcionan múltiples fuentes de empleos directos e indirectos.

En esta lista de migrantes exitosos hay una comunidad de extranjeros residentes que tienen una aportación importante en el ámbito económico y cultural, que no compite con la mano de obra cancunense, sino que enriquece a la ciudad.

En la gastronomía tanto hotelera como académica hay chefs, someliers y catadores de renombre internacional que han engrandecido la hotelería y el arte culinario del Caribe mexicano, lo mismo que personas de negocios que han innovado y aportado a la economía local con generación de empleos, pago de impuestos y derrama económica.

Y así, la historia marca que los movimientos migratorios han sido una constante en la vida de Quintana Roo, en donde el común denominador es que las personas se trasladaron hacia esta región en busca de mejores condiciones de vida y obtener mayores ingresos que ha sido la principal motivación de estos flujos.

De acuerdo al último reporte del Plan Estatal de Desarrollo Quintana Roo 016-2022 dentro del informe “Migración y Políticas Públicas en el Caribe Mexicano”, el mayor número de migrantes nacionales que radican en la entidad proceden de Chiapas, Tabasco, Ciudad de México, Veracruz y Yucatán.

En tanto que el departamento de estadísticas de la delegación regional del Instituto Nacional de Migración (INM) refiere, sin dar cifras concretas, que la mayor cantidad de extranjeros radicando en Cancún son procedentes de Cuba, Guatemala, Venezuela, Colombia, Chile, China y Argentina.

Al 2020, un total de 14,670 residentes extranjeros vivían en Cancún con sus papeles en regla, pero existe una cifra negra que duplica ese número, con base en informes oficiales que establecen que de los 150 mil extranjeros ilegales que ingresan a México anualmente 30% lo hace por Quintana Roo y una proporción alta de esos inmigrantes se quedan en Cancún, seguido de Playa del Carmen y Tulum.

Es de destacar que en la actualidad la migración hacia Quintana Roo ha sufrido cambios drásticos en los últimos años. La mayoría de los recién llegados al Caribe mexicano ya no son adultos con escasa escolaridad, sino que ahora son personas con mayor capacitación y mejores estudios que buscan emprender un negocio o simplemente colocarse en el mercado laboral.

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), siete de cada 10 inmigrantes nuevos provenientes de otras entidades son personas con estudios mínimos de preparatoria o recién egresados de la educación superior.

A diferencia de los migrantes que llegaron hasta 2010, cuya mayoría buscaba insertarse en el sector de la construcción, como albañiles o como meseros en restaurantes y los grandes hoteles, estos llegan con la idea de ser emprendedores en sus propios negocios o colocarse en trabajos como gerentes o en servicios especializados: diseño gráfico, organización de bodas, asesoría, etc.

Los números más actuales indican que en los últimos 10 años, 248 mil 177 personas de más de tres años de edad dejaron sus lugares de origen en busca de un nuevo comienzo, principalmente, en ciudades como Cancún y Playa del Carmen, que antes de la crisis sanitaria garantizaban oportunidades de desarrollo y empleo.

 

Flujo migratorio a la alza

 

Información de la agrupación Agenda Migrante que coordina Eunice Rendón Cárdenas indica que el flujo de inmigrantes de paso en Quintana Roo ha crecido pese a la situación de la pandemia por COVID-19 en lo que va del año, hasta en un 15% en comparación con otros años.

“La migración es una realidad que va a seguir a pesar de las amenazas y de las políticas de Estados Unidos porque hay que recordar que estas personas no la están pasando nada bien en sus lugares de origen y sobre todo, los solicitantes de asilo político vienen porque enfrentan el riesgo a morir en su país en donde padecen persecución, diferentes situaciones y muchas relacionadas con la violencia homicida en estos lugares y sí prefieren, ni modos, aunque tengan que sufrir y el correr el riesgo con la pandemia y de que los dejen o no entrar, optan por salir de un país en el que pueden prácticamente amanecer muertos”, explicó Rendón Cárdenas.

Subrayó que en Cancún la migración de este tipo cada vez es más común, cuando antes se pensaba que sólo era en las fronteras norte como Tijuana o Ciudad Juárez.

“Yo creo que Quintana Roo y en general la Península de Yucatán se ha vuelto, desde la llegada de Donald Trump y hasta la fecha con Joe Biden, un punto cada vez más importante de destino de migración que antes no lo era y se ha vuelto así porque muchos migrantes que encuentran mayor dificultad de llegar a Estados Unidos ahora ven a México como una opción más y por eso han aumentado en 3 mil por ciento las solicitudes de refugios desde el primer  año de Trump a la fecha”, señaló.

Y agregó que “por eso hoy muchos de los que antes utilizaban a México como un país de tránsito ahora lo ven más como un país de destino, ante estas amenazas y las políticas que ha implementado Estados Unidos que terminan siendo una presión para México y para destinos como Quintana Roo, porque muchos de los deportados seguramente buscarán llegar a lugares en donde haya trabajo seguro en lugar de regresar a su país”.

Finalmente, señaló que el programa de expulsión de migrantes mediante el título 42 de Estados Unidos, que indica que todo extranjero que ingrese o trate de ingresar por vía terrestre será devuelto inmediatamente al país por el cual ingresaron que en este caso es México, representa para nuestro país una verdadera complicación porque muchas de estas personas buscarán quedarse en nuestro territorio y seguramente una gran cantidad intentará llegar a Quintana Roo en busca de empleo, aunque eso también es un riesgo por el tema de la inseguridad y grupos delictivos.

Crimen organizado se ha apoderado de la migración

 Las diversas rutas de migrantes han sido tomadas por los grupos delictivos en México, que han convertido esta actividad en un nuevo negocio lucrativo, porque al igual que con el narcotráfico han encontrado una total impunidad.

Hoy se ven muchos rescates de migrantes en casas de seguridad no sólo en Cancún –como ocurrió recientemente con 52 centroamericanos, entre ellos ocho niñas y niños–, sino también en Ciudad Juárez, en Tijuana, pero no hay detenciones emblemáticas de traficantes.

Por esa razón, para la Coordinadora de Agenda Migrante se trata de un crimen que perpetran con total impunidad los grupos delictivos, pues saben que los migrantes no se atreven a denunciarlos.

Explicó que esta impunidad se debe a la falta de colaboración entre las autoridades de los tres niveles de gobierno e incluso de carácter binacional con Estados Unidos, debido a que el tráfico es un asunto transnacional y en este caso, que lo cometa el crimen organizado se vuelve un delito más riesgoso para los migrantes, tanto para los que intentan cruzar a la Unión Americana o se quedan en México, y hasta para los que son expulsados y/o repatriados.

De hecho, Rendón recordó lo que ya ha documentado la organización internacional Human Rights Watch en un informe denominado “Deportados al Peligro”, en torno a que muchos de los migrantes deportados han sido mutilados, violentados sexualmente e incluso asesinados una vez que son devueltos a sus países.

Las mafias se apoderan de la migración en Cancún

 No sólo grupos delictivos de México, sino también organizaciones internacionales como las denominadas mafias cubana, rumana y colombiana entre otras, tienen presencia operativa en el Caribe Mexicano para controlar el tráfico de migrantes indocumentados bajo el amparo de la impunidad.

Los cobros que hacen los grupos delictivos a cada migrante para cruzar a Estados Unidos, como principal objetivo, varía entre 7 y 15 mil dólares, de los cuales se pacta entregar la mitad en Cancún y la otra una vez que llegan a suelo americano.

Sin embargo, ante las nuevas medidas y acciones más estrictas en materia migratoria en Estados Unidos, los traficantes se han encontrado con mayores complicaciones para hacer dicho movimiento pero ellos no pierden, pues emplean un “Plan B” que consiste en conseguirles documentos para que puedan quedarse en Cancún.

En este jugoso negocio ilícito participan elementos del INM, que son quienes facilitan todos los trámites para que estos migrantes con documentos apócrifos obtengan permisos temporales o permanentes, con los que pueden moverse a cualquier parte del país sin problema alguna.

En esta parte, los grupos delictivos no dejan de ganar porque, en el caso de las mujeres, a muchas de ellas las obligan a prostituirse y a los hombres, a vender droga.

De hecho hay bares que operan sin restricciones aun con la pandemia, en donde laboran mujeres extranjeras, algunas de ellas victimas de trata de personas.

En el caso de los colombianos han establecido el ilícito negocio de los préstamos de dinero denominado “gota a gota”, ligado en todo momento con el lavado de dinero, mediante el cual otorgan dinero a comerciantes a quienes les cobran diariamente y en caso de incumplir con los pagos, los amenazan y hasta llegan a cobrarles con la vida.

De acuerdo a informes periodísticos, en la zona de El Crucero existe un establecimiento disfrazado como imprenta en donde uno de los negocios más fuertes es la falsificación de documentos como actas de nacimiento, credenciales de elector y múltiples papeles ilegales que son entregados a los migrantes para que puedan desplazarse sin ningún tipo de problema.

En los semáforos de diversas avenidas de la ciudad diariamente se puede observar a mujeres centroamericanas, muchas veces cargando en la espalda a un pequeño hijo y a otro más de la mano pidiendo dinero.

Dicha situación enmarca una triste historia de abusos y engaños a los que son sometidas para quedarse en Cancún y para pagar su estadía en cuarterías donde decenas de ella viven hacinadas, y tienen que trabajar tanto bajo la lluvia como a pleno sol.

Delegación del INM, plagada por corrupción

 Durante los últimos 15 años, el INM se ha convertido en una de las dependencias federales en Quintana Roo con el mayor número de señalamientos de actos de corrupción e impunidad, lo cual se evidencia con la gran cantidad de indocumentados de diferentes nacionalidades que pululan en la ciudad y otros más que, sin contar con los permisos correspondientes, laboran en discotecas, restaurantes y hoteles de la región.

Actualmente la dependencia se encuentra a cargo de Carmen Yadira de los Santos Robledo, quien fue denunciada en Chiapas donde ostentaba el mismo cargo, por extorsionar a los migrantes centroamericanos y a sus familiares cuando se dieron las primeras caravanas de ciudadanos de Guatemala, Belice, El Salvador que buscaban llegar a Estados Unidos.

En Quintana Roo, parte de los señalamientos de corrupción que se hacen a la dependencia, es que el INM permite que mujeres extranjeras sean víctimas de trata de personas a manos de miembros del crimen organizado.

Recientemente se denunció que integrantes de cuatro familias originarias de Rusia, Kirguistán y Kazajistán que llegaron hace más de un mes a este destino turístico para vacacionar, permanecen retenidas desde entonces en la estación migratoria del Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC) y en la asociación civil “Despertares”.

Esta denuncia pública fue hecha por el director del despacho Abogados de Cancún, José Luis González Navarro, junto a familiares de las víctimas, quienes aseguraron que los extranjeros padecen abusos a manos de agentes migratorios y del personal de la agrupación citada, que se dedica a rehabilitar a farmacodependientes.

Luego de ello se dio a conocer otro caso de abuso del INM en donde una venezolana identificada como Lusiana ‘R’ fue detenida pese a contar con la residencia por razones humanitarias y es víctima de extorsión por parte de una agente de la dependencia federal, quien le exige el pago de tres mil dólares para dejarla en libertad, según denunció el esposo de la extranjera.

Aumentan peticiones de refugio

En medio de este panorama y ante la emergencia sanitaria que atraviesa el mundo a causa de la pandemia por COVID-19, las peticiones de refugio en Quintana Roo han aumentado durante los últimos meses.

De acuerdo a la abogada y especialista en temas migratorios Liz Marilyn Torres Leal, presidente del Consejo Internacional Sumando Venezuela (CISVAC), actualmente siete de cada 10 migrantes que llegan terminan solicitando ese estatus, principalmente por la inestabilidad política en sus países de origen.

Señaló que, en general, el 30% restante se desplaza a otros estados porque tienen redes de apoyo en lugares distintos, ya sea de un familiar o amigo, pero el 70% por ciento opta por quedarse en Quintana Roo.

Al hablar específicamente del caso de venezolanos, reveló que la primera causa es por tener vulnerado el acceso a la salud, alimentación y porque no se acogen a las condiciones generales del país.

Aclaró que el refugio generalmente se otorga a una persona o un grupo de migrantes que tienen que desplazarse de su país de origen por cuestiones humanitarias ya sea por guerras, desastres naturales o porque sus derechos humanos han sido vulnerados.

De acuerdo con la Conamed, “cualquier extranjero que encontrándose en territorio nacional tiene derecho a solicitar que le sea reconocida la condición de refugiado, y debe presentar su solicitud ante la Coordinación General de la Comisión o en el Instituto Nacional de Migración”.

 

*****

 

De acuerdo con datos del INEGI, entre 2015 y 2020 llegaron a vivir 187 mil 683 personas a Quintana Roo, procedentes de diversas entidades del país.

 

De cada 100 personas:

  • 20 provienen de Tabasco
  • 16 de Chiapas
  • 15 de Veracruz
  • 9 de Ciudad de México
  • 8 de Yucatán

 

Las principales causas de la migración

  • Buscar trabajo
  • Reunirse con la familia
  • Cambio u oferta de trabajo
  • Estudiar
  • Se casó o se unió
  • Inseguridad y violencia
  • Deportación
  • Desastres naturales

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí