Es tanta la afectación económica, que podría extenderse a lo largo del primer cuatrimestre de 2021

MÉXICO.- Los mexicanos van a vivir la peor cuesta de enero en la historia moderna, debido a los múltiples efectos económicos que generó el COVID-19 entre los hogares, consideró Edgar Castillo Huerta, profesor de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey.

La pandemia destruyó miles de empleos, provocó la disminución de ingresos de cientos de familias y dejó más de un millón de negocios en la quiebra, lo cual impactó en el bolsillo de los consumidores.

Ante esta situación, el especialista recomendó una serie de medidas para afrontar de manera más tersa la difícil situación económica; entre ellas hacer un presupuesto para atender las necesidades básicas de la familia y los desembolsos fijos, además de reducir los más posible el gasto, principalmente el llamado hormiga.

En su opinión, hay que evitar a toda costa retirar dinero de las afores por desempleo, por el impacto que esto puede tener en el retiro, así como endeudarse demás con la tarjeta de crédito.

De acuerdo con una encuesta de EY, la llamada de cuesta de enero se va a extender al menos hasta el primer cuatrimestre del año, pues más de 50% de los mexicanos planea gastar menos de lo habitual durante ese tiempo en alimentos y bebidas, así como en productos no esenciales, entre ellos ropa y electrónicos.

Según datos del INEGI, más de 60% de los hogares del país registró una reducción de sus ingresos por la pandemia.

En 30% de las familias, la disminución fue de 50% o más, de acuerdo con la “Encuesta de seguimiento de los efectos del COVID-19 en los hogares mexicanos” (Encovid-19). [Con información de El Heraldo]

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí