Habrían provocado un efecto invernadero capaz de sustentar la probabilidad de un planeta cálido, según un nuevo estudio

AGENCIAS

CHICAGO.- Nubes de hielo a gran altitud podrían haber mantenido lo suficientemente caliente a Marte para que desarrollara ríos y lagos, según un estudio de la Universidad de Chicago que arroja luz acerca de uno de los grandes enigmas del planeta rojo: cómo es posible que tuviese ríos, si recibía menos de un tercio de la luz solar que la Tierra.

La respuesta podría encontrarse en la cantidad de hielo que había en Marte, según la investigación liderada por Edwin Kite, profesor de Geofísica de la Universidad de Chicago.

Si había hielo cubriendo gran parte de Marte se crearía humedad en la superficie que favorecería nubes de baja altitud, pero estas no son suficientes para calentar demasiado los planetas, argumenta la investigación.

Sin embargo, si solo hay pequeñas áreas de hielo, como en los polos o en las cimas de las montañas, el aire en el terreno se vuelve más seco, lo que permite nubes de mayor altitud que tienden a aumentar la temperatura de los planetas a través del efecto invernadero.

“Una vez que el agua pasaba a la atmósfera marciana, estaría allí bastante tiempo –cerca de un año– lo que crea las condiciones para nubes prolongadas de elevada altitud”, remarcó.

Para los investigadores es importante entender cómo Marte ganó y perdió su atmósfera para ayudarnos a buscar otros planetas habitables ya que es “el único planeta conocido que tuvo la capacidad de desarrollar las condiciones de vida y luego las perdió”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí