El exgobernador de Puebla podría alcanzar una pena de hasta 12 años de cárcel por su presunta responsabilidad en el delito de tortura; le niegan arraigo domiciliario

AGENCIAS

MÉXICO.- Luego de haber sido detenido en Acapulco, Guerrero, el exgobernador de Puebla, Mario Marín, deberá ser sometido a un proceso en que prive la justicia y el debido proceso, señaló la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

En el pasado, cuando fue acusado en 2007 de tortura a la periodista Lydia Cacho, Marín fue exonerado por la Suprema Corte de Justicia y la entonces ministra Oiga Sánchez Cordero votó por el desconocimiento del caso.

Este jueves, Sánchez Cordero se pronunció porque el exgobernador Mario Marín sea enjuiciado en un proceso legal justo, porque en todos los casos debe haber la presunción de inocencia y un debido proceso.

Marín podría alcanzar una pena de hasta 12 años de cárcel por su presunta responsabilidad en el delito de tortura, reveló Leopoldo Maldonado Gutiérrez, director regional de Artículo 19 y defensor de Lydia Cacho.

Durante su audiencia en el Cereso de Cancún, este jueves, el exgobernador  se reservó su derecho a declarar tras conocer la acusación que presentó en su contra la Fiscalía General de la República (FGR).

La defensa de Marín solicitó que se ampliara el término constitucional de 72 a 144 horas para que se determine su situación jurídica.

Además, el imputado solicitó seguir su proceso en arraigo domiciliario, alegando padecer una supuesta enfermedad del riñón, el peligro de contagio de COVID-19 en el Cereso de Cancún y su edad avanzada, pero esa petición le fue denegada por el juez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí