Alertan especialistas que ni el estado ni el país están preparados para atender las consecuencias de regular el consumo de cannabis; no se reducirán ilegalidad ni violencia y puede desencadenarse una seria crisis de salud pública

SALVADOR CANTO

La aprobación del dictamen que expide la Ley Federal para la regulación del cannabis en México por parte de la Cámara de Diputados, que reglamentaría el uso lúdico de la mariguana una vez que el Senado le dé el visto bueno y que posteriormente el Ejecutivo emita el respectivo Decreto, ha comenzado a generar polémica en distintas partes del país y en Quintana Roo no es la excepción, pues hay grupos que celebran y aplauden la medida, pero también organismos e instituciones que mantienen su postura negativa en virtud de que, aseguran, se está convirtiendo un problema de seguridad en uno de salud pública.

De hecho, quienes están en contra señalan que por cualquier ángulo que se vea, el cannabis es una droga y no sólo es parte del entorno de la violencia e inseguridad que se registra en el país, sino que un uso desmedido y sin control también tienen repercusiones familiares y sociales.

La realidad de la prohibición de la mariguana deviene en una lucrativa industria que implica corrupción, crimen y muerte, pues es evidente que lo que se prohíbe de cualquier manera es consumido.

Por su ubicación geográfica, Quintana Roo ha sido no sólo ruta para el trasiego de droga, mucha de ella mariguana, sino que también a lo largo de la costa cada año recalan decenas de paquetes, además, las autoridades han asegurado en viviendas, plantíos habilitados como viveros de dicha hierba, lo que refleja que aún se mantiene como un lucrativo negocio.

Cabe apuntar que durante muchos años y según las propias estadísticas oficiales, el consumo de mariguana en México ha ido a la alza, de acuerdo al Consejo Nacional para la Prevención de Adicciones (Conadic).

En el caso particular de Cancún y con base en informes de diversas instituciones, es un hecho que por su condición turística el consumo de drogas es alto, y el de la mariguana se establece como una de las primeras que llegan a manos de los jóvenes, tanto visitantes como de la gente local pese a estar prohibida, pero ahora, con la autorización para su uso lúdico, recreativo y medicinal, se corre el riesgo de que llegue con mayor facilidad, incluso a los menores de edad.

 

“Desde mi punto de vista, esta aprobación va más allá de pretender frenar la ola de violencia, pues esto no tiene que ver con la inseguridad o dar un paso adelante respecto a los consumos; hay que tomar en cuenta que no sólo es cuestión de mariguana, ya que además existe una diversidad de drogas que es inimaginable y por eso, yo creo que esto es un movimiento a ciegas y más populista que otra cosa”, expresó en entrevista con El Despertador de Quintana Roo el expresidente del Colegio de Abogados Postulantes de Cancún, Carlos Grajales Betancourt.

En tanto, Lilian Negrete Estrella, directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) en el municipio de Benito Juárez, explicó que pese a que la normativa está orientada a las personas adultas, los jóvenes tienden a confundir esto con una permisividad general y por ello, considera que el consumo de mariguana en menores de edad podría aumentar con esta aprobación.

En ese mismo tenor se pronunció el titular de la Comisión Estatal contra las Adicciones en Quintana Roo, Francisco Boneta Hurtado, quien dejó en claro que Cancún en lo particular y México en lo general, no están listos para lo que viene con esta despenalización del uso lúdico y medicinal de la cannabis, que además incluye la posibilidad de cultivar cierto número de plantas en casa, así como la posesión máxima de 28 gramos para uso personal.

En tanto, la parte que está a favor como son los miembros de los colectivos “Comunidad Canavica”, “Cannabis Creativa” y “Yum Kaak”, que la semana pasada organizaron el primer “Fumatón” en el kilómetro cero (entrada de la zona hotelera) para celebrar ese “gran paso” para la aprobación de la mariguana para uso lúdico, justifican que ellos promueven el consumo de forma responsable en mayores de 18 años y no en menores.

 

Falta aprobación del Senado y emisión del Decreto

No existe fecha ni hora para que la Cámara de Senadores apruebe lo que ya hicieron los diputados en torno al tema del uso lúdico de la mariguana, y en caso de avanzar de manera positiva, pondría a México como el tercer país en legalizar dicha droga como ya lo han hecho Uruguay y Canadá.

Lo que hicieron los diputados fue aprobar la ley en términos generales y en su versión final; no obstante, se espera que el proyecto sea avalado por el Senado en una próxima sesión antes de ser enviado al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha externado su apoyo a la legalización y con ello, emitir el respectivo Decreto.

Y es que la cuarta prórroga otorgada por la Suprema Corte para legislar sobre el tema vence a finales de abril, cuando culmina el periodo de sesiones del Congreso y también los trabajos de la actual Legislatura, que será renovada en las elecciones del próximo 6 de junio.

Cabe decir que en la parte sustantiva aprobada por los diputados se establece hacer modificaciones a la Ley Federal de la Regulación de la Cannabis, a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para autorizar a mayores de 18 años poseer hasta 28 gramos de mariguana para el consumo personal, pero únicamente falta que el Decreto se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF), y a partir de ahí todavía quedan muchos pasos para que se expidan los primeros permisos.

Dichas autorizaciones permitirían el cultivo de hasta ocho plantas en casa, así como la siembra y venta con fines recreativos, aunque esto podría demorarse incluso hasta el próximo año, en virtud de los plazos máximo de tres meses para que se hagan adecuaciones al Reglamento Interior de la Secretaría de Salud, otro tiempo igual para que el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones se transforme en la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Con ello, y a partir de ahí, una vez más viene un tercer plazo máximo de tres meses para que la nueva Conadic emita un programa de prevención y tratamiento al “consumo problemático del cannabis psicoactivo”, y el programa nacional de instrumentación y evaluación de la regulación del cannabis.

Finalmente, dos meses después de ello deberá tener listos todos los demás procedimientos, incluyendo lo que tiene que ver con lugares prohibidos para fumar cannabis.

La Conadic además deberá tener reglas específicas para limitar la adquisición y posesión del consumo de cannabis psicoactivo a personas mayores de 18 años y menores de 25 años.

Una vez que todo lo anterior esté listo, entonces podrá comenzar la emisión de licencias y permisos de comercialización, producción, distribución, y con fines de investigación. Dados los tiempos propuestos, ello podría ocurrir hasta el próximo año.

 

“Aprobación a ciegas y movimiento populista”

Para el abogado Carlos Grajales Betancourt, tras la aprobación del uso lúdico de la mariguana por parte de la Cámara de Diputados y en caso de que haga lo mismo el Senado, vienen momentos complicados, por todo lo que rodea el entorno de la compraventa de esta droga.

Cabe decir que las autoridades locales tendrán que actualizarse, pues los policías no podrán multar, detener o sancionar a una persona que sea detenida en posesión de hasta 28 gramos de mariguana.

En ese contexto, fue claro al explicar que todas las leyes locales tienen que ajustarse a las nuevas regulaciones federales, es decir, una vez que entre en vigor dicha aprobación, en Quintana Roo habría que hacer modificaciones al respecto.

“Debe de haber una ley reglamentaria por este proyecto, no podemos ponernos con la aplicación federal porque aparte, cada Estado tiene su especial forma y Quintana Roo históricamente es una entidad en donde mucha gente viene a la fiesta y no se puede implementar la misma ley que en otras entidades que no son turísticas, por ejemplo si hablamos de Michoacán, en donde hay mucha siembra y se usa para trabajar, no se puede aplicar una misma ley que en Quintana Roo, por eso esto tiene que ser regulado en cada entidad según sus condiciones”, comentó.

A pregunta concreta sobre si esta aprobación podría beneficiar al tema del combate al narcotráfico y la inseguridad que lo rodea, el expresidente del Colegio de Abogados Postulantes de Cancún fue claro al señalar que “la inseguridad no se soluciona con la promulgación de una ley, va mucho más allá de una incapacidad gubernamental”.

Y agregó: “no porque se apruebe cierta cantidad para consumo quiere decir que se va acabar la inseguridad, eso es una política criminal, una política judicial la que debe de implementarse para poder contener esa ola de violencia que tenemos en todas las entidades, y aquí probablemente lo único que se va a conseguir es que haya menos detenidos por portación de mariguana porque existe una cantidad determinada para poder adquirir y tener en la bolsa para uso lúdico”.

Remarcó que desde su punto de vista “esta aprobación no tiene que ver con la inseguridad o dar un paso adelante respecto a los consumos, pues hay que tomar en cuenta que no sólo es cuestión de mariguana, tenemos una diversidad de drogas que es inimaginable, además yo creo que esto es un movimiento a ciegas, un movimiento más populista que otra cosa, pero no representa, después de leer los proyectos, una razón lógica que contenga la inseguridad que rodea el narcotráfico; a lo mejor inclusive, puede pugnarse para que sólo haya beneficios para un grupo pequeños de productores de esa droga del centro y norte del país”.

Finalmente, dijo que la mariguana es y seguirá siendo una droga y así está contemplado dentro de la Ley General de Salud, y “a mí me gustaría preguntarles a los legisladores cómo van a regular la venta a través de redes sociales, cuando ahí hay lugares en donde se ofrece la cannabis a cualquier hora del día y las cantidades que quieran”.

 

Cancún y México no están preparados

 

De acuerdo con Francisco Boneta Hurtado, titular de la Comisión Estatal contra las Adicciones en Quintana Roo, Cancún en particular y México en general, no están listos para la legalización del cannabis.

Apuntó que desde hace muchos años el consumidor ha sido blanco de persecución policiaca y que se han causado muchas muertes y, si bien este era un paso obligado, México no está preparado para lo que viene con esta despenalización.

“No estamos preparados, si no hemos podido con el alcohol y el tabaco, ni siquiera con las distintas regulaciones que hay; va a ser muy fuerte para los jóvenes, no tenemos todavía infraestructura suficiente para atender primero a las personas que van a necesitar una rehabilitación cuando se les pase la mano”, manifestó.

Reconoció que ante un hecho ya aprobado, “estamos entre la espada y la pared porque era el camino obligado como lo mostraron algunos países, pero esos países ya están viendo otras situaciones, porque esperaban que con la despenalización viniera la reducción de daños, pero no han tenido éxito y basta con ver a Holanda”.

Al respecto, el director de Juzgados Cívicos, Juan Carlos Aké Patricio, estimó que una vez que entre en vigor dicha reglamentación y se hagan las modificaciones al Código Penal Estatal y el civil que aplica en torno al tema de la posesión de mariguana, se prevé que podría darse una disminución de 15 por ciento en el número de detenciones por faltas administrativas por la legalización de dicha sustancia.

Comentó que estadísticamente, cada semana son puestos a disposición del juez cívico 100 casos de personas detenidas por diversas faltas y que de este número, al menos el 15% son relacionados por consumo de mariguana, quienes van a dar al Centro de Retención Municipal mejor conocido como “el Torito”.

“Tenemos que esperar a que se hagan todos los cambios; es decir, se tiene que aclarar si se establece como falta administrativa que una persona vaya caminando en la calle fumando mariguana o por el hecho de ser la cantidad permitida no pasará nada”, apuntó.

Por su parte, el director del Instituto Municipal contras las Adicciones, Óscar Guzmán Zerecero, consideró que esta aprobación para el uso lúdico de la mariguana, lo que hará es que aumente el número de personas bajo tratamiento contra el consumo de drogas.

Reconoció que diariamente llega gente, la mayoría de ellos jóvenes con problemas de adicción a la mariguana, por lo que dejó en claro que en lo personal, él no considera en ningún momento recreativa a la mariguana, incluso subrayó que simple y sencillamente no se debería de estar impulsando este tipo de situaciones, pues se trata de una droga que estadísticamente causa desintegración familiar y problemas dentro del entorno social.

 

Finalmente, Lilliam Negrete, directora del Centro de Integración Juvenil Cancún, advirtió que sin duda la legalización de la mariguana afectará a los menores de edad e incrementará la necesidad de atención en sitios como los centros juveniles.

Apuntó que desde hace varios años los CIJ presentaron los argumentos en contra de la legalización de la mariguana, que si bien está regulado para las personas adultas y son respetuosos de la ley, insisten en que habrá repercusiones para los menores de edad y además son modelos a seguir para infantes y adolescentes en las casas.

“Esta regulación la verán como un permiso para poder consumirla, sin reparar en las repercusiones a nivel de salud, que es lo que insistimos en poner en la mesa, pues obviamente esto implica a chicos que pudieran empezar a tener una dependencia de esta sustancia a menor edad, y que a lo largo del tiempo, está comprobado, tiene algunas repercusiones, sobre todo en personas en etapas de desarrollo”, expresó.

 

Aprobación para uso lúdico no reducirá la ilegalidad

De manera general, para la analista del narcotráfico y periodista Anabel Hernández, la nueva Ley que pretende regularizar el consumo de la mariguana no generará daños significativos a cárteles de la droga, ni reducirá la ilegalidad y violencia que rodea a los grupos criminales.

Por el contrario, sobre todo en un país con altos índices de corrupción como México, se podrían incentivar conductas violentas y generar un problema de salud pública en menores de edad, incluso llevaría al punto de que las organizaciones criminales reactiven su atención en el trasiego de esta droga.

En la publicación de su columna “Contracorriente” para la Deutsche Welle y que ella misma compartió en redes sociales, la analista comenta que desde hace al menos una década, la producción y tráfico de mariguana ha dejado de ser uno de los principales negocios de los carteles de la droga mexicanos.

Un estudio del Senado de la República calculó en 2016 que los cárteles mexicanos recibían entre mil y dos mil millones de dólares anuales por la venta de mariguana en Estados Unidos y previó pérdidas de entre el 15% y el 26% de sus ingresos totales si se legalizaba el México.

“En México, considerado uno de los 10 países más corruptos del mundo, y donde el promedio de impunidad es del 96%, existen muchos riesgos de que esta legislación genere mayor corrupción, incremente las conductas violentas y genere un problema de salud pública, no sólo entre la población adulta, sino sobre todo en los menores de edad”, reiteró la también escritora.

 

Grupos “cannábicos” celebran con “Fumatón”

El pasado domingo 14 de marzo, una vez que la Cámara de Diputados aprobó el dictamen para que se regule el uso lúdico de la mariguana, integrantes de diversos grupos a favor de su consumo, como las comunidades “Canavica”, “Cannabis Creativa” y “Yum Kaak”, organizaron un “Fumatón” en la entrada de la zona hotelera, en donde hubo pláticas sobre el tema y desde luego, fumaron “hierba verde” sin preocupación por la presencia de elementos de la Policía Turística.

“Somos el bloqueo de la negación, somos la voz de la libertad, somos cultura, somos arte, somos difusión, somos tú, somos Cannabis Creativa”, proclamaba la invitación que circuló para que se  reunieran alrededor de 40 personas no sólo a fumar en el kilómetro cero, sino a dialogar y tratar de entender lo que sí y lo que no está permitido aun con la aprobación de las autoridades para el uso lúdico de la mariguana.

“Estamos frente un cambio de paradigma en cuanto al tema del prohibicionismo y estigmatización del consumidor”, platicó Luis N, mejor conocido “Rana”, un joven perteneciente a las agrupaciones antes mencionadas.

Señalan que dichas agrupaciones son “movimientos sociales” que buscan impulsar el libre y responsable uso de la cannabis en México y particularmente en Cancún, fomentando en la sociedad tolerancia y aceptación al tema, brindando experiencias y conocimiento.

Uno de los asistentes a dicho “Fumatón” platicó que muchos de ellos tienen plantas de mariguana en sus casas para su consumo, aunque también cuentan con dealers (distribuidores) que les ofrecen la bolsita entre 80 y 100 pesos, aunque hay quienes se las venden hasta en 150.

“En mi caso, una bolsita de 100 pesos me da para dos ‘churros’, que son los que me fumo al día por la adicción que tengo a la mariguana, que es lo único que consumo porque la puedo controlar”, expresó.

 

La industria turística busca sacarle provecho

La regulación y despenalización de la mariguana en México es un tema que lleva muchos años en el tintero político e incluso en el 2018 el entonces secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, causó una polémica nacional al declarar que debido a que la actividad turística necesitaba nuevas estrategias para incrementar y garantizar la seguridad en el país, debía plantearse la posibilidad de que se legalizase el consumo de mariguana en destinos como Baja California Sur y Quintana Roo.

En ese sentido, de cara a dicho paso en una administración federal distinta, operadores turísticos admiten que existe una perceptible tendencia, particularmente entre el turismo europeo, para preferir destinos en donde se permita el consumo del cannabis.

Se habla de que pese a la pandemia por COVID-19, más de 130 millones de turistas europeos tienen “puestos los ojos” en Cancún, en caso de que se legalice el consumo de mariguana.

 

La nula regulación de redes sociales

Así como en el tema de la prostitución, en las redes sociales, esté o no regulado el asunto de la mariguana, su venta y distribución se mantiene de forma descarada en diversos grupos de compraventa.

Detrás de la comercialización de cigarros electrónicos y vaporizadores existen grupos que venden de forma directa mariguana “pura”, en bolsitas o en carrujos.

Esta es una de las tantas alternativas que existen para conseguir mariguana sin necesidad de que los consumidores se expongan, pues incluso se ofrece el servicio a domicilio o punto intermedio.

Hay estudios que indican que el consumo prolongado de la mariguana puede producir alteraciones en la organización del pensamiento (procesos asociativos), alteraciones de la memoria y la concentración, y a menudo provocan trastornos del comportamiento y están involucrados en trastornos del humor.

En algunos adolescentes vulnerables puede desencadenar psicosis, lo que es un riesgo grave y difícil de predecir. El uso de cannabonoide es potencialmente adictivo al participar en el circuito cerebral de la recompensa (involucrado en la sensación de placer). Además, provoca tolerancia y dependencia, lo que implica dificultad de dejar su uso.

 

*****

  • De acuerdo con el CIJ, esta determinación de aprobar el uso lúdico de la mariguana podría incrementar el consumo de menores de edad.
  • Muchas de las personas que acuden a recibir ayuda a los centros de rehabilitación por consumo de drogas, afirman que el inicio en este “mundo” fue a través de la mariguana.
  • Con la nueva regulación, una persona podrá portar hasta 28 gramos de cannabis sin problema, pero de contar con de 28 a 200 gramos (sin alguna autorización expresa) podrá ser remitida a una autoridad administrativa, como un juez cívico y si se portan más de 200 gramos de cannabis psicoactivo, entonces se persigue delito penal.
  • Con la aprobación del paquete de leyes para despenalizar el uso de la mariguana con fines lúdicos, se estima que México recaudará aproximadamente, 15 mil 543 millones 3 mil 995 pesos de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), mil 534 millones 300 mil 400 pesos de Impuesto al Valor Agregado (IVA) y mil 628 millones de pesos de Impuesto sobre la Renta (ISR) a precios de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí