María Rubio Eulogio: Simulación e hipocresía, deporte de los políticos

María Rubio Eulogio: Simulación e hipocresía, deporte de los políticos

La exprimera dama de Quintana Roo recuerda el enfrentamiento con su entonces esposo, el gobernador Joaquín Hendricks, tras “balconear” un viaje de placer a Europa con recursos del erario; “nos llevamos mejor ahora, pero en su momento ambos nos hicimos daño”; “la política actual es una porquería, se ha vuelto una broma”

SALVADOR CANTO

A 18 años del escándalo en donde el entonces gobernador de Quintana Roo, Joaquín Ernesto Hendricks Díaz, fue acusado por quien era su esposa, María Rubio Eulogio, de hacer un viaje de “placer” a Europa con dinero del erario mientras la población sufría los estragos del huracán “Isidoro” que cruzó la Península de Yucatán a finales de septiembre del 2002, la exprimera dama del Estado se sincera y en franca entrevista con El Despertador de Quintana Roo señala que no hubo motivos para ser separada del cargo de presidenta del DIF (Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia) durante la primera semana de octubre de ese mismo año bajo el argumento de un “padecimiento emocional”.

“Jamás he estado enferma y no me arrepiento de lo que hice; yo se lo había advertido a Joaquín y se lo dije claramente, tú me vuelves a hacer otra humillación privada o pública y no te la vas a acabar, te vas a arrepentir, pero no me creyó y entonces, cuando él se va y estaba recién operada, me entero que él andaba en Europa con unas ‘mujercitas’, me dio tanta rabia, además yo estaba en el jaleo de la ley en contra de la violencia, estaba proponiéndole a las mujeres que no se dejen y entonces ¿cómo iba a quedar yo si no lo hacía?, tenía que ser congruente”, explicó Rubio Eulogio.

Es de recordar que uno de los acompañantes de Joaquín Hendricks en dicho viaje placentero fue el entonces titular de la Secretaría Estatal de Turismo, Guillermo Martínez Flores, quien al poco tiempo enfrentó un escándalo sexual que lo llevó a problemas legales.

En amplia charla con este medio, la extitular del DIF en Quintana Roo dijo que hoy “vivo para mis ocho nietos más el que viene en camino y con Joaquín Hendricks a pesar de las demandas que se dieron en su momento, me llevo mejor que cuando estábamos casados”.

Por otro lado, lamentó que hasta ahora ningún otro gobierno tome con seriedad la atención a la infancia como ella lo hizo mediante el programa “Con los niños y las niñas no se vale” que en su momento generó halagos del gobierno de Estados Unidos e incluso la ONU y también, al abordar el tema de la política, dijo que le gustaría que su hija Leslie Hendricks Rubio, quien ya ha sido diputada, fuese la primera gobernadora de Quintana Roo, aunque “todo depende de ella y en su debido tiempo”.

De la fundación Zazil Be que también ha causado polémica, expresó que está a punto de retomarla mediante un nuevo proyecto con el actor Mauricio Islas, pero “por ahora esto está en stand by”.

¿Quién es María Rubio Eulogio?

–Nací en Gutiérrez Zamora, Veracruz y llegué a Quintana Roo en 1986. Soy egresada del Ejército como enfermera intensivista y de unidad coronaria; me retiré con el grado de teniente porque no tenía quien me cuidara a mis hijos, pero seguí trabajando en cardiología, terapia intensiva y fui enfermera y jefa del área de hemodinamia en el hospital de Pemex de Picacho y luego no sé qué paso, pero de pronto me encontré en una actividad totalmente ajena a mí que es la política y es como más me conocen.

¿Cómo conoció a Joaquín Hendricks Díaz?

–A él lo conocí en el Ejército, éramos cadetes y a los 16 años y medio fue mi único novio y me casé con él a los 19 años y medio y por este motivo, sentí mucho la separación. A los 21 años tuve a mi primer hijo y a los 25 nació Leslie y ahí se acabó la producción.

Con Joaquín estuve en el Estado Mayor Presidencial en donde fue jefe del jurídico y tengo muchas anécdotas desde José López Portillo; ahí fue donde él se comenzó a relacionar con la política y fue diputado en la época de Carlos Salinas.

¿Cómo fue la etapa como presidenta del DIF Estatal?

–Siempre estuve entregada a mis actividades en el DIF. Hicimos muchos programas de protección a la infancia y el mejor fue “Con los niños y las niñas no se vale”, el cual le dio la vuelta al mundo porque nos condecoraron desde la presidencia de Estados Unidos; de la Casa Blanca nos llegó un comunicado que toda una semana íbamos a estar en los medios de Estados Unidos por ese programa de protección a los infantes.

También en ese entonces estaba Vicente Fox como presidente y de igual forma hizo eco a esos comentarios y nos regaló 20 mil camiones de Estrellas Blanca con el logo de Quintana Roo y el de la campaña y todo esto para mí fue un parteaguas, pues de la vida civil-militar pasé a la política y me gustó.

¿Cómo se coordinó con los municipios en aquellos tiempos?

–Fue extraordinario, no hubo ninguno que no le entrara y después todos lo hicieron su bandera y fue lo que más me encantó. Yo soy enemiga de decir que ese programa es mío, pues entre más personas lo usen y lo apliquen, para mí es una felicidad, es como el compositor al que le cantan sus canciones todo el mundo y él es feliz.

Todos le apostaron y le entraron, las esposas de los presidentes municipales se sumaron porque se estaba haciendo una protección a la infancia que ni desde la federación se hacía junto con un programa de alimentos calientes para los niños, lo que causó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ONUAA, o más conocida como FAO, que es un organismo especializado de la ONU que dirige las actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre, nos permitió ser líderes y anfitriones de 39 países para exponer nuestro programa a nivel internacional desde el DIF Quintana Roo.

¿Si alguien la invitara a trabajar a favor de la defensa de la infancia lo haría?

–Claro que sí, aunque probablemente atrás de bambalinas porque me gusta y porque sé que tenemos una deuda pendiente con los niños, con la infancia y los últimos gobiernos no le han dado esa atención debida.

Desafortunadamente Quintana Roo sigue figurando a nivel internacional como una ciudad donde existe mucha violencia hacia los menores y por esas malas noticias que se reciben del ámbito internacional, es que nosotros nos pusimos a trabajar en ese tema desde que comenzó el gobierno de Joaquín Hendricks.

¿Cómo ve el empoderamiento de la mujer?

–Este punto es importante y la verdad ha crecido y eso me da mucho gusto. Cuando mi hija Leslie (Hendricks Rubio) fue diputada, se dieron los últimos toques para amalgamar toda una serie de proyectos e iniciativas, cambios en la ley para poder crear un escudo de defensa para las mujeres y si las autoridades no las aplican, ya no es cuestión de los legisladores y me parece que ahí hay un vacío en donde no hay concordancia entre la ley y la aplicación de la ley.

Eso es lo que le está fallando a la mujer, la aplicación de la ley, pero sin embargo, creo que sí se ha avanzado y me da gusto que las mujeres que han tenido intervenciones muy importantes en el sistema político tanto nacional como estatal, sigan haciendo trabajo para poder centralizar estas nuevas formas de ver a la mujer.

Yo me congratulo que también haya sido promotora de esto porque cuando llegué a Quintana Roo, ni siquiera existía el delito de violencia en contra de la mujer, yo lo puse de moda y hasta de loca me tildaron por eso.

¿Qué opina de la política actual?

–Es un asco ahorita. Me parece que es una porquería, se ha vuelto una broma, pocas cosas son tomadas en serio y creo que eso perjudica mucho a este país. La gente tiene razón en repudiar a los políticos, pues esto no es una cuestión de partidos, sino una cuestión ciudadana en donde la gente ya está entendiendo que lo que se hace desde los partidos y desde el gobierno con gente mal intencionada; pero no todos son así, conozco gente de bien de todos los partidos que valen la pena pero no las dejan trabajar, les ponen todos los obstáculos del mundo para seguir con las mismas transas.

¿Sigue pensando en ser candidata como en algún momento lo intentó ser?

–A partir de lo que viví dije ‘santo remedio’. Esto es una reverenda porquería, no puedo con esto porque yo no me llevo así, yo soy de frente y derecha y así no se puede.

Lamentablemente existe mucha atrocidad, muchas cosas que deberían de pensarse más, por eso la gente ya no les cree a los políticos; tengo varios amigos diputados de diferentes partidos que tienen buenas intenciones pero no los dejan trabajar, salen con la tontera de que votan en bloque porque así se los piden y eso no puede ser así.

Además, estamos viendo cómo se regala el dinero a discreción que es una cosa tremenda lo que se hace desde el gobierno federal y la verdad con esto me parece que estamos retrocediendo.

De hecho, cuando entró el presidente (Andrés Manuel López Obrador) y comenzó a hablar de la corrupción me dio mucho gusto, pero cuando vimos la forma también vimos el fondo y así no se puede.

Dentro del empoderamiento de la mujer, su hija Leslie se ha mantenido activa ¿cree que quiera ser gobernadora?

–Políticamente sigue activa a pesar de que actualmente está embarazada, pero la verdad no sé si ella quiera serlo.

¿A usted le gustaría?

–A mi sí. Ahí sí le entraría yo a apoyarla con todo como siempre lo he hecho. Actualmente ella está dando cursos para el empoderamiento de la muer vía electrónica. Yo la veo con las condiciones idóneas.

Por otro lado, ¿qué ha pasado con la fundación Zazil Be?

–En estos momentos estamos por hacer un movimiento de arrendamiento de algo que nos dé dinero para poder seguir apoyando el tema de las drogas, pero la pandemia nos hizo retrasar seis meses el proyecto. Mauricio Islas (actor) es quien va operar con una clínica para atender los problemas depresivos. Las personas que iban a venir para adecuar el espacio no han podido viajar desde Guadalajara, pero parece que el mes que entra ya se tiene algo para retomar el proyecto. No quiero hablar más de ese tema hasta que sea una realidad y lo único que puedo comentar es que en estos momentos la fundación está en stand by.

Volviendo al tema del servicio público, ¿cuál fue la parte más complicada que vivió?

–Lo más complicado para mí fue el desencuentro que hubo entre Joaquín (Hendricks Díaz) y yo por el tema de la denuncia pública, pero creo que lo que más me dolió, te lo juro, es haber sacado a mi hija (Leslie) de su ambiente para resolver los problemas de nosotros.

Yo creo que mi hija fue la víctima de todo esto, porque a ella de pronto le dijeron ‘hazte cargo de esto (el DIF Estatal)’ y listo, así fue y eso sí fue doloroso para mí.

¿Qué tanto le afectó el manejo que se le dio a ese tema?

–Hay mucha ignorancia al respecto, la gente como no sabe, cree que el hecho de ser íntegro, contestatario y decir lo que no te gusta es porque estás loco y a mi parecer no hay una suficiente información al respecto.

La gente juzga al aire, no le importa denostar, atropellar a nadie sin conocer la realidad.

Yo aprendí desde entonces y hasta hoy, que nadie te conoce más que tú mismo y si tú no le das cabida a los juicios volátiles y tontos de la gente no pasa nada, lo importante es que no te lastime y por eso creo que me han invitado a participar para ser asesora de algún partido pero yo no quiero saber nada de eso, me decepcionó mucho eso, me lastimó mucho y creo que no es lo mío, a lo mejor tras bambalinas sí, pero caer en el juego de la simulación e hipocresía como es el deporte de los políticos, eso no.

¿Y cómo fue que se enteró del viaje a Europa de Joaquín Hendricks?

–Yo no sabía nada, un amigo periodista tuyo me lo dijo y yo se lo había advertido y se lo dije claramente, tú (Joaquín) me vuelves a hacer otra humillación privada o pública y no te la vas a acabar, te vas a arrepentir, pero no me creyó y entonces, cuando él se va y yo recién operada, me entero que él andaba en Europa con unas “mujercitas”, me dio tanta rabia, además yo estaba en el jaleo de la ley en contra de la violencia y viene esta exhibición pública pues cumplí lo que había advertido y dije todo lo que tenía que decir y lo volvería a hacer, no me arrepiento.

¿A qué pueblo le gusta que los gobernantes anden gastado el dinero en estupideces?, a nadie, pues en el gobierno ni un chicle pagan, todo es del erario y siempre hay sanguijuelas alrededor que le fomentan, aplauden y proponen y todo esto tiene que ver con las rémoras que trae el gobernante en turno que le vienen aconsejando para quedar bien porque no les importa el pueblo y no les importa nada y aunque tenga muy buenos sentimientos el gobernante, siempre cae.

¿Hubo demandas por todo esto y cómo están actualmente?

–En su momento sí, pero hoy ya no me importa nada de eso, no tiene sentido ni nada de eso. Lo único que lamento es que las cosas vayan de mal en peor.

¿Se sintió traicionada?

–Muy traicionada. Imagínate qué clase de ejemplo. Traicionada en todos los sentidos y yo estaba proponiéndoles a las mujeres que denuncien, que no se dejen y entonces cómo iba a quedar yo si no lo hacía, tenía que ser congruente.

Quiero que sepas que todo lo que hice, lo hice con todo mi amor, toda la fe que traigo adentro y la pasión de la que soy capaz porque me gusta el trabajo, me encanta y en el ejército eso me enseñaron, la disciplina y a ser congruentes, íntegros y leales y todo eso me ha servido.

¿Cómo es su relación actual con Joaquín Hendricks?

–Es maravillosa. Ahora con nuestras vidas separadas, me está conociendo más y yo a él. Me ha pasado últimamente en donde me habla mi hijo para ir a comer y yo le pregunto si ya le habló a su papá; él cancela cosas, reuniones y todo para estar en familia. Nos ponemos a hablar de nuestros achaques y nos da risa.

¿Le ha pedido disculpas por lo que hizo?

–Nunca lo ha hecho porque es su forma de ser, pero como yo soy una mujer de cero rencores a mí no me importa. Nos llevamos mejor ahora, pero en su momento, ambos nos hicimos daño.

Desafortunadamente, detrás de todo esto estuvieron las rémoras que rodeaban a Joaquín Hendricks, las cuales lograron su objetivo que era obtener concesiones (de transporte público), amarrar negocios, cobraban las entrevistas con Joaquín incluso las mías y no nos enteramos.

Recuerdo que cuando ocurrió el problema, el helicóptero de Televisa se la pasaba arriba de la casa de gobierno; era un acoso permanente de prensa local, nacional e internacional.

¿A qué se dedica actualmente María Rubio?

–He tomado la decisión de estar en “abuelandia”. Comencé a tener nietos, tengo ocho actualmente y viene uno más en camino y con ellos tengo felicidad y pura. Estoy dedicada a mis nietos, mis hijos, ahora me conocen más, a mis nietos los adoro, los extraño tanto cuando dejo de verlos dos o tres días.

No me importa nada ahorita, estoy con mis nietos, ahora que mi hija Leslie está en su sexto mes de embarazo estoy cerca de ella, he estado muy ocupada en la familia.

¿Con todo esto, cómo se describe María Rubio en tres palabras?

–Honesta, decente y muy humana

¿Hay algo más que nos quiera compartir?

–Me gustaría que las autoridades tomaran la bandera de la infancia porque si no hacemos el trabajo que nos toca hacer, estamos tocando la parte más importante que son los niños, ellos son el presente y el futuro y van a ser los futuros gobernantes de este país y si no hacemos nada, qué clase de gobernantes vamos a tener.

Yo quisiera antes de morirme, saber que en verdad sí hay una asistencia integral para la infancia en todo el mundo, hasta en México.

*****

Para finalizar la entrevista con El Despertador de Quintana Roo, se le pidió que contestara lo primero que le llegara a la mente al escuchar algunos nombres y esto respondió:

Quintana Roo.

–Mi pasión.

DIF.

–Mi amor.

La familia.

–Mi vida.

Política.

–Me encanta.

Cancún.

–Mi preferido.

Joaquín Hendricks.

–El padre de mis hijos.

Andrés Manuel López Obrador.

–Mi presidente.

Carlos Joaquín González.

–Mi gobernador.

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario