Mancha solar gigante apunta a la Tierra

AGENCIAS

PARÍS.- Una de las manchas visibles en la superficie de nuestro Sol duplicó su tamaño en solo un día, advierten los astrónomos. Nuestro planeta permanecerá en su punto de mira durante unos días más.

La mancha solar AR3038 creció hasta alcanzar 2.5 veces el tamaño de la Tierra en la noche del 19 al 20 de junio y se convirtió en una mancha de aproximadamente 32,000 kilómetros de diámetro.

«La AR3038 tiene un campo magnético inestable beta-gamma que acumula la energía para las erupciones solares de clase M [de tamaño medio] y está apuntado directamente a la Tierra», informó Spaceweather.com, una web dedicada a rastrear noticias sobre tormentas geomagnéticas y otros fenómenos espaciales.

Las manchas solares son algo similar a unos parches oscuros en la superficie del Sol donde los poderosos campos magnéticos, creados por el flujo de cargas eléctricas del plasma solar, se anudan antes de romperse.

El principal peligro consiste en las erupciones o picos de radiación que aparecen como resultado de la liberación de energía acompañada de chorros explosivos de material solar.

En abril y mayo se registraron dos erupciones solares que causaron apagones en el océano Atlántico, Australia y Asia. Las tormentas geomagnéticas viajan a la velocidad cercana a la luz, por lo que tardan sólo ocho minutos para alcanzar la Tierra desde una distancia de casi 150 millones de kilómetros.

No obstante, las erupciones que la AR3038 podría producir son de clase M, que «generalmente causan breves apagones de radio que afectan a las regiones polares de la Tierra», junto con pequeñas tormentas de radiación, aclara la Agencia Espacial Europea, que explica que esas erupciones son el tipo más común.

Los astrónomos saben desde 1775 que la actividad solar aumenta y disminuye según un ciclo de aproximadamente 11 años, pero ahora el Sol es más activo de lo que esperaban los científicos y observan casi el doble de apariciones de manchas solares previstas.