Hasta ahora se creía que Fobos y Deimos no eran otra cosa que asteroides que pasaron muy cerca del planeta rojo y quedaron atrapados por efecto de la gravedad

ZURICH.- Marte tiene dos lunas: Fobos y Deimos, pequeñas –de 23 y 12 km, respectivamente– y de forma tremendamente irregular. Un nuevo estudio aporta pruebas que sustentan una nueva hipótesis muy interesante sobre su formación.

Hasta ahora se creía que no eran otra cosa que asteroides adquiridos que pasaron muy cerca del planeta rojo y quedaron anclados a él por efecto de la gravedad marciana, pero Amirhossein Bagheri, del Instituto de Geofísica del ETH Zurich formulan una nueva hipótesis: ¿y si Fobos y Deimos son fragmentos de una luna mucho mayor que quedó destruida hace tiempo?

Usando datos sísmicos recopilados por la misión Insight de la NASA, los investigadores han podido estudiar mejor la influencia de Fobos y Deimos en Marte, y así han ido delimitando las trayectorias de ambos satélites, solo que en lugar de hacerlo hacia adelante en el tiempo para conocer el futuro que les depara, Bagheri y sus colegas lo han hecho hacia atrás.

Las simulaciones muestran un dato fascinante: en algún momento del pasado. Fobos y Deimos estuvieron en el mismo punto del espacio. La idea de una órbita compartida sugiere que ambos objetos formaban parte de uno mayor que, por motivos que se desconocen, acabó destruido. Probablemente fue un impacto con otro asteroide, pero no se podría descartar que fuera la propia gravedad marciana la que rompiera su propia Luna. Es muy difícil determinar el momento exacto en el que tuvo lugar este cataclismo cósmico. Los investigadores calculan que fue hace entre 1 y 2.7 mil millones de años. (Gizmodo)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí