LUIS MIGUEL ENFRENTA UNA NUEVA DEMANDA AHORA POR DESPIDO INJUSTIFICADO

0
23

El cuidador de su casa de Acapulco exige una indemnización por despido injustificado y que se cubra el adeudo de 10 años de salario.

 

Luis Miguel podrá estar en una mejor situación que en 2017, cuando se enfrentó a fuertes problemas económicos y demandas, pero eso no significa que los problemas hayan acabado para él . Ahora que supuestamente ha logrado saldar la mayoría de sus deudas y de librar así más problemas legales, el cantante enfrenta un nuevo contratiempo con la justicia.

Javier Francisco Guatemala, quien cuidó durante 28 años una de sus casas en Acapulco (la que se ubica en Playa Bofil), lo demandó por despido injustificado, además de que pide que se le pague una indemnización por 10 años de salario que aún no recibe.

En entrevista con el programa Suelta la sopa, Guatemala contó que en 2012 fue despedido injustificadamente y sin paga cuando Micky abandonó la propiedad y dejó de tener contacto con el cuidador.

“La demanda es porque después de 2012, cuando él se fue, perdimos comunicación, contacto, y ya de ahí me contactó con su secretario personal, el señor Joe Madera, y ya no me empezaba a llegar normalmente el dinero. Entonces empezamos ahí con carencias, me cortaron la luz, a los empleados (de la mansión) les debía siete, ocho meses ya”, relató Guatemala.

El ex empleado de Luis Miguel expresó su frustración, pues considera que llevar trabajando casi tres décadas para el cantante parece que no sirvieron de nada. “Realmente se siente la frustración de haber trabajado toda tu vida y creo que todos trabajamos por algo”

Javier Francisco dijo a Suelta la sopa que era muy costoso el mantenimiento de la casa en Playa Bonfil, pues además de la atención que requería la mansión, el presupuesto también se destinaba a las máquinas, las albercas, los jardines; incluso los seis autos de lujo que tenía LuisMi, incluyendo un Porsche. “La casa era una belleza, contaba con tres albercas, tres jacuzzi y ya estaban hechas (las amenidades)”.

Durante la entrevista, el ex cuidador recordó que él fue testigo de la relación entre Luis Miguel y Aracely Arámbula. “Era obvio que sí (andaban). Lo llegó a visitar varias veces. Él era amoroso.”

Finalmente, José Francisco Guatemala envió un mensaje a su ex patrón: “Le diría que siga siendo el mismo caballero que ha sido siempre y que se acuerde de la fidelidad, que siempre estuvimos ahí y que hasta la fecha nunca había tomado un micrófono No estamos diciendo nada malo de él, que lo llevemos a feliz término, como un caballero”

Cuando “El Sol” empezó su romance con Daisy Fuentes, por ahí de 1995, buscó cambiarse de casa, pues quería algo aún más privado y lo encontró en Playa Bonfil, ubicada en la carretera a Barra Vieja, a unos 25 minutos de Acapulco.

Ahí compró un terreno y empezó la construcción. Se dice que él se involucró tanto en el diseño del inmueble como en la decoración. Era una casa redonda “para recibir más energía del sol, abierta, sin puertas ni paredes, con un gran contacto con la naturaleza. Todos los materiales que se usaron eran de Acapulco y de Guerrero”.

La casa tenía tres vías de acceso: por carretera, por mar y hasta en helicóptero. “Las bardas que daban a la calle estaban construidas de forma ondulada, dándole un aire medieval”.

Entre las amenidades de la casa de “El Sol” estaban un gym, canchas de tenis y bádminton, una disco, un jardín con cascada y lago artificial, una bodega de vinos y un estacionamiento para seis coches. Por supuesto, no podían faltar la alberca al aire libre, el estudio con telescopio, un bar y una segunda piscina en el segundo de los tres pisos que componían la propiedad.

Esta construcción tuvo dos nombres: Aries y “la casa de Tarzán” debido a sus techos tipo palapa. Aquí también se organizaron fiestas memorables, además de fogatas en la playa; incluso la naturaleza lo premiaba con un gran espectáculo: las tortugas usaban su terreno para desovar.

En la década del 2000, Micky dejó de ir a Acapulco y empezó a pasar más tiempo en Miami y Los Ángeles. En 2009 abandonó la casa y en 2013 la puso a la venta.

Micky esperaba recibir por ella 15 millones de dólares, pero finalmente -y supuestamente por un error de su entonces manager, Bill Brockhaus (cosa que él negó)- la casa se vendió en 8.8 millones de dólares. La casa la adquirió una inmobiliaria propiedad de Jaime Camil papá (Q.E.P.D.).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí