Expertos dicen que sí, salvo una excepción: aquellos con alergia al polietilenglicol

AGENCIAS

MADRID.- Muchas personas alérgicas se están preguntando si deben o no vacunarse contra COVID-19 después de que la Agencia reguladora de medicamentos y productos sanitarios de Reino Unido aconsejó no poner la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer a aquellos que tienen antecedentes de reacciones graves a fármacos y/o alimentos.

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) pidió no generalizar esta advertencia, pues “la vacuna tiene, en principio, las mismas contraindicaciones en los alérgicos que cualquier otra. Es decir, no se recomienda en personas que han sufrido reacciones alérgicas previas a sus componentes”.

La doctora Nancy Ortega, presidenta del Comité de Alergia a Medicamentos de la SEAIC subrayó que, en el caso de la vacuna de la COVID-19, las únicas personas con alergia que no deben ponérsela son aquellos con alergia al polietilenglicol (PGE), un excipiente de muchos fármacos que puede producir reacciones alérgicas.

“Las personas que son alérgicas al PGE lo saben porque se trata de una sustancia que está muy presente en nuestra vida diaria y ya cuentan con un diagnóstico sobre esa alergia. La reacción alérgica que más se produce por esta sustancia es la dermatitis de contacto. Se encuentra en los geles de baño, en las colonias, o en el champú, por ejemplo, aparte de estar presente en algunos medicamentos, como laxantes, antibióticos, analgésicos, antiagregantes, corticoides y antihipertensivos”, resaltó.

Dijo que como principio activo, la mayor parte de las vacunas a nivel general están formadas por virus atenuados o fragmentos proteicos, y otras como la del coronavirus de Pfizer o Moderna, por ARN del virus vehiculada en nanopartículas lipídicas de polietilenglicol (PGE).

“Como excipientes, algunas, como por ejemplo la triple vírica o la de la gripe, pueden contener trazas de proteínas de huevo y algunos antibióticos. En el caso concreto de la vacuna del COVID, contiene PGE, y no contiene sin embargo trazas de huevo, ni antibióticos”, subrayó.

Remarcó que “presentar una alergia a la penicilina, a analgésicos, o a pólenes o alimentos vegetales o seguir un tratamiento con corticoides tópicos o inhalados, por ejemplo, no tiene por qué contraindicar la administración de una vacuna”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí