Los Agachados… – Así nos vemos

Edgar Prz

A principios de semana se dio a conocer una lista de nombres propuestos por la gobernadora electa Mara Lezama, lo que significa que los trabajos de entrega-recepción darán inicio en los próximos días. Es una buena actitud, un buen signo de madurez política para evitar sobresaltos y que al final no digan que de eso no sabían.

Carlos Joaquín deberá hacer lo propio para que ambos grupos empiecen a coordinar sus trabajos. El cambio de gobierno conlleva muchas cuestiones que están fuera de la vista del público, no sólo es entrega de material humano, equipo de trabajo, edificios, vehículos, instalaciones, propiedades, cuentas por cobrar, lista de deudores, pago a proveedores y un sinfín de cuestiones que deberán esclarecer antes de la partida de los funcionarios.

Recordemos que varios municipios no fueron entregados con este método, varios expresidentes huyeron antes, abandonaron sus responsabilidades y dieron indicaciones a sus subalternos de que lo hicieran, cosa que tampoco ocurrió. Lo interesante de este hecho es que hasta hoy la Auditoria Superior y la Fiscalía no han dado resultados, no han informado del avance de las averiguaciones, menos han citado a comparecer a varios “angelitos” lo que los convierte en cómplices por su ineptitud y su silencio…

Varios funcionarios del pasado sexenio compraron tenis para salir corriendo, se guardaron y todo su prestigio fue embarrado, se les acusaba de haberse llevado todo hasta el equipo de oficina, algunos cargaron hasta con su “kech” (asistente amorosa), parece que los políticos tienen otra epidermis, se les resbala todo y tratan de no recordar su pasado, tratan de no mirar atrás porque sus insanas actitudes los podrían alcanzar.

Algunos levantaron la cortina y salieron agachados de la cárcel, con total cinismo se colaron en los diferentes partidos políticos y ahora al enarbolar otra bandera sienten que su pasado se fue al caño, confían en la poca retención de imágenes de la gente, en el descuido, en el desinterés y ellos con su posición económica boyante podrán comprar nueva cuadrilla de oledores…

De ellos hay que estar pendientes, “los que ya bailaron que se sienten”. Algunos han dejado caer rumores de su patrocinio al proyecto ganador y por ello merecen ser seleccionados, nunca entendieron que si patrocinaron no fue con su dinero, sino con el dinero que se robaron de las arcas públicas, por lo tanto su petición deberá ser arrumbada y agradecer la benevolencia de las leyes ya que deberían estar en la cárcel purgando condenas, sin los beneficios que otorga la ley…

Son tantos cada sexenio que podrían hacer hasta concursos de urdido de hamacas, colores, artesanías, pinturas, todo un bufet de sus obras y trabajos con olor penitenciario.

Además, ir pensando en otra manera para evitar que los maleantes sean becarios del estado con techo, agua y comida gratis, hay que cambiar esa actitud, esa erogación de recursos que se ha vuelto botín de otros. Capella tenía la exclusividad del servicio de alimentos en todas las cárceles del estado, imagínese cuánto cobraba por la alimentación de los reos, y así ha sido siempre… Que paguen por su estancia o que se les saque a hacer trabajos comunitarios, o alguna otra idea que usted tenga, ¿no lo cree positivo?

Hay que modificar la estrategia ya que hasta dentro de las cárceles hay niveles, hay pedigrí, entonces no tiene caso que se premie a los maleantes y se desatienda a los que trabajan y sirven a la sociedad…

Mejor seguiré caminando y cantando “Hoy me he despertado con mucha tristeza, sabiendo que mañana ya te iras de mí. Ya lo sé mi amor que te vas, te vas, que ha llegado la hora de decirnos adiós, te deseo buena suerte, hasta nunca ni amor…”