Lo que se sabe de la situación de la tenista Peng Shuai

0
8

Desde la acusación, desaparición, reaparición, el COI entra a escena y China responde a la WTA

La WTA, asociación que gestiona el circuito profesional femenino de tenis, anunció el miércoles que suspende sus torneos en China debido al escándalo sexual denunciado por la campeona Peng Shuai.

Steve Simon, presidente de la WTA, solicitó nuevamente una «investigación completa y transparente, sin censuras» sobre las acusaciones de Peng, exnúmero uno mundial de dobles, de presuntos abusos sexuales del ex viceprimer ministro Zhang Gaoli.

Desde que comenzó el movimiento mundial #MeToo para denunciar la violencia contra las mujeres, las acusaciones de Peng Shuai fueron las primeras contra altos responsables del Partido Comunista Chino (PCC).

 

LA ACUSACIÓN

El 2 de noviembre, un mensaje publicado brevemente en la cuenta oficial Weibo (equivalente a Twitter en China) de la jugadora informó de que mantuvo relaciones con el exvice primer ministro chino Zhang Gaoli.

Este hombre, uno de los más poderosos de China entre 2013 y 2018, la obligó, según la tenista, a mantener relaciones sexuales y la convirtió en su amante. Zhang, actualmente septuagenario, no ha reaccionado a estas declaraciones. 

No está claro si el mensaje, del que solo se ha visto capturas de pantalla, fue publicado por la propia Peng Shuai.

En China el nombre de Peng Shuai aparece todavía en los resultados de búsqueda en internet, pero el caso, así como las búsquedas que asocian a la jugadora y a Zhang no ofrecen ningún resultado.

 

LA DESAPARICIÓN

Tras la publicación del mensaje, Peng Shuai no apareció en público durante más de dos semanas, provocando la preocupación de todos los actores del tenis mundial.

Honestamente, es estremecedor que haya desaparecido», afirmó el número uno mundial Novak Djokovic.

La estadunidense Serena Williams se declaró «conmocionada» por el asunto. «Debe ser investigado, no podemos quedarnos en silencio», pidió en Twitter la tenista.

A mediados de noviembre la WTA rompe su silencio, pidiendo una «investigación profunda, justa y transparente sobre las acusaciones de violencia sexual contra Peng Shuai». 

La ONU y varios países también pidieron explicaciones a China.

 

LA REAPARICIÓN

Debido a la importancia que adquiere el caso, los medios chinos multiplican las declaraciones, fotos y videos de la jugadora con el objetivo de tranquilizar a la comunidad internacional.

El 17 de noviembre la televisión pública china CGTN publicó una imagen de un correo atribuido a Peng Shuai y dirigido a la WTA. 

Esta cadena en inglés destinada al público extranjero dice que la jugadora matiza que el término «agresión sexual» utilizado por la WTA para describir el caso es incorrecto y que todo va bien.

El contenido del mensaje y su autenticidad dejan perplejo a Steve Simon, que cuestiona su veracidad.

Dos días después un periodista chino difunde en Twitter, red social bloqueada en el gigante asiático, fotos de la jugadora aparentemente tomadas en su casa, sin que sea posible determinar cuándo se hicieron.

A continuación, videos difundidos en Twitter por el redactor jefe del diario nacionalista Global Times muestran a Peng Shuai en un partido de tenis de niños y cenando en un restaurante con sus amigos. Las condiciones en que se tomaron se desconocen.

La WTA juzgó «positivo» ver a la tenista, pero estima que «el vídeo únicamente no es suficiente para mostrar que es libre en sus decisiones y acciones».

 

EL COI ENTRA EN ESCENA

El 21 de noviembre, el Comité Olímpico Internacional (COI) anuncia que su presidente Thomas Bach ha mantenido una entrevista de 30 minutos por videoconferencia con Peng Shuai.

El COI precisa que la tenista ha dicho estar «sana y salva», subrayando que quiere que su vida privada sea «respetada».

Este jueves el COI mantuvo una nueva entrevista con Peng Shuai, sin publicar imágenes o grabaciones del momento.

 

CHINA ATACA A LA WTA

Tras la retirada de los torneos en China por parte de la WTA, las autoridades del país se limitaron a señalar su firme oposición «a los actos para politizar el deporte», dijo Wang Wenbin, portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores.

La Federación China de Tenis mostró su «indignación y su cerrada oposición», en un mensaje publicado en Global Times.