LIBROS DE LA SEMANA: RIVERA GARZA, BERNARDO FERNÁNDEZ “BEF”…

0
7

Cristina Rivera Garza. El invisible verano de Liliana. Literatura Random House. 304 pp.

“El 16 de julio de 1990, Liliana Rivera Garza, mi hermana, fue víctima de un feminicidio. Era una muchacha de 20 años, estudiante de arquitectura. Tenía años tratando de terminar su relación con un novio de la preparatoria que insistía en no dejarla ir. Unas cuantas semanas antes de la tragedia. La decisión de él fue que ella no tendría una vida sin él. Hace apenas un año decidí abrir las cajas donde depositamos las pertenencias de mi hermana. Su voz atravesó el tiempo y, como la de tantas mujeres desaparecidas y ultrajadas en México, demandó justicia”, escribe la autora. A través de uno de sus libros más personales, la narradora lanza un grito y denuncia la impunidad así como las deudas que como sociedad tenemos en término violencia contra la mujer.

 

 

Bernardo Fernández “Bef”. Esta bestia que habitamos. Océano. 240 pp.

Perder a tu pareja de patrulla no es fácil, especialmente si pasaste años sin admitir que vivías enamorado de ella. Es el caso de Járcor, quien vivió una amistad con Mijangos hasta que, mientras resolvían el caso de los traficantes de arte, le expresó su amor de manera desafortunada. Ahora, con Mijangos fuera de la jugada, el Járcor intenta resolver un caso relacionado con una red de taxis ejecutivos que se dedica a asaltar a sus clientes. Pero la historia se complica cuando los asaltantes parecen tener una inquietante relación con una operación política tan ilegal como peligrosa.

 

 

Alberto Vital. Trampas y tentaciones. Gato blanco. 284 pp.

Con una incisiva mirada de cirujano, Alberto Vital logra un relato que describe con humor y sátira los aparatos académicos destinados al adoctrinamiento político del país. Teje una red de diálogos entre maestros y alumnos que no es otra cosa que una secuencia de trampas y tentaciones, que dan forma a los días en Ixtlán, un pueblo mágico, rodeado por un halo encriptado de violencia.

 

 

Gustavo Ogarrio. ¿En qué país estamos, Agripina? Nitro-Press. 144 pp.

A través de un conjunto de crónicas el autor muestra un país casi esquizofrénico que cree vivir en un reino idílico mientras es incapaz de ver la crudeza de su realidad. Una fantasía que sólo puede explicarse mediante la construcción de una realidad alterna. Sus textos desmenuzan el significado y la función de ciertos ídolos de masas, cuya asociación a nociones particulares de nacionalismo no es gratuita. Otro tanto analiza el manejo, mediático y de facto, de fenómenos naturales, sociales, las estrellas del rock y del pop. (Aristegui Noticias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí