LIBROS DE LA SEMANA

0
4

Francisco González Crussí. Más allá del cuerpo. Grano de Sal. 199 pp.

Todos los órganos del cuerpo tienen su mitología: el corazón sería como la alcoba del amor, según Descartes el alma anidaría en la glándula pineal, la nariz reflejaría con precisión el carácter de la persona. Alimentados por las leyendas, las religiones y las consejas populares, esos mitos sobre las diversas partes del organismo han dado forma a la medicina, sus conceptos, sus técnicas de diagnóstico y cura. A la maravilla del cuerpo humano —y a las no menos sorprendentes interpretaciones que a lo largo del tiempo ha hecho la humanidad, el autor dedica los ensayos de este volumen.

 

 

 

Alejandra Maldonado. Yoga y coca. Dharma Books. 154 pp.

Yoga y coca es un tour de force de las desventuras amorosas de una protagonista en escenarios cosmo-capitalistas: las playas jipis de los primeros raves, los hedonistas y decadentes clubes de moda europeos, las cajas de cristal que son las agencias de publicidad en las que Blanca trabaja; todo es visto a través del filtro letal del amor romántico que la hace fracasar una y otra vez, y contra el cual no tiene defensas.

 

 

 

Ricardo Arenas. En el armario no hay lugar para dos monstruos. Editorial de Otro Tipo. 115 pp.

La poesía es el armario que habita Ricardo Arenas, y la locura -bestia gemela de la lucidez- lo acecha con los soliloquios, metáforas, lluvia, insomnios, giros verbales y caminatas que emergen invictos de las señales talladas en cada poema. En estos versos lo monstruoso es lo cotidiano y doméstico.

 

 

 

Rose Mary Salum. Una de ellas. Dislocados. 90 pp.

Ocho cuentos de historias femeninas donde muestra cómo la sexualidad ha encontrado en los medios digitales la manera de ocultar y oscurecer el deseo y el engaño. Cuentos que son una invitación poderosa y vívida a asomarnos a realidades con las que convivimos pero que no siempre son tan simples como las imaginábamos. (Aristegui Noticias)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí