LIBROS DE LA SEMANA

0
3

Judith Butler. Sin miedo. Taurus. Trad. Igna Pellisa. 142 pp.

La filósofa rastrea las formas de resistencia a las múltiples modalidades de violencia, desde la tortura por razones políticas y los crímenes contra mujeres hasta la decisión de negar los horrores del pasado, el desprecio contra los migrantes o la desigualdad global que caracteriza a nuestras sociedades contemporáneas. El volumen reúne conferencias recientes de la autora sobre justicia, memoria, duelo, crítica y disidencia.

 

María Fernanda Ampuero. Sacrificios humanos. Páginas de espuma. 144 pp.

Todos podemos ser el demonio del otro. Todos podemos ser el sacrificio humano de ese otro. María Fernanda Ampuero nos empuja magistralmente a un universo húmedo, podrido y hostil donde la violencia marca la narrativa de nuestras vidas. Cada relato es un grito que contempla a las víctimas de estos sacrificios humanos que permanecen cada día en los altares de aquellos que los celebran, los ocultan o miran hacia otro lado.

 

Martha C. Nussbaum. La tradición cosmopolita. Paidós. Trad. Albino Santos Mosquera. 336 pp.

La tradición política cosmopolita en el pensamiento occidental da comienzo con el griego Cynic Diogenes, quien, cuando se le preguntó de dónde venía, respondió que era ciudadano del mundo, afirmando implícitamente la igualdad de todos los seres humanos. En este sentido, la idea de que la política debe tratar a los seres humanos como iguales entre sí y con un valor que va más allá de lo económico es la base de no pocos aciertos en el imaginario político occidental contemporáneo. A través de este ensayo nos insta a centrarnos en la humanidad que compartimos.

 

Rayo Guzmán y Arturo Morell. Screenshot. Sélector. 184 pp.

Ellos tomaron un screenshot. Recibieron algunos. Enviaron otros. Todos coincidían en algo: mensajes que eran por completo personales. Casi de inmediato comenzaron a circular por la red, convertidos en capturas de pantalla. Su intimidad era muy frágil, vulnerable y no lo quisieron ver. Estos son relatos imaginarios que parecen reales, casos ficticios que, de tan cercanos, se asemejan más a un testimonio. (Aristegui Noticias)