LEGITIMIDAD, EL GRAN RETO

0
179

Las perspectivas de abstencionismo en las urnas aumentan al cumplirse la primera mitad de las campañas electorales, pues exhiben los mismos vicios de siempre: demagogia, acarreos y repetición de promesas incumplidas, que multiplican el desencanto ciudadano

SALVADOR CANTO

Legitimar el proceso electoral para la gubernatura de Quintana Roo es el gran reto que tienen actualmente los candidatos y candidatas, y para cumplirlo se requiere pasar de la demagogia, los ataques y acusaciones a las propuestas serias y responsables, destinadas a atender el cúmulo de problemas que padece la entidad desde hace varias administraciones, entre ellas la falta de obra pública social, la seguridad y la enorme brecha de desigualdad económica que existe entre las zonas norte y sur del estado.

Para el consejero de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Quintana Roo, Neguib Simón Farah, es importantísimo que los gobernantes que resulten electos lo hagan con el mayor número posible de votos, pues no se puede permitir que siga habiendo autoridades que ganen con el 10, 15 o el 20 por ciento del padrón electoral, por lo que es necesario que la gente salga y vote el próximo 5 de junio.

Sin embargo, explicó que para lograr ese objetivo los candidatos deben enfocarse en hacer propuestas realistas, que permitan convencer al electorado de participar activamente y ser parte de la historia del estado.

A un mes del arranque de las campañas para la gubernatura, lo único que se ha visto de los cinco candidatos son los mismos vicios del pasado, como el acarreo de la gente para eventos masivos, el uso de los habitantes de la zona maya para el clientelismo electoral, las clásicas promesas de obras y proyectos que se han escuchado de otros gobernantes y que no han cumplido, que son precisamente algunos de los motivos por los cuales la gente ya no cree en los políticos, lo que abona al abstencionismo.

De continuar así la tendencia, existen riesgos de que otras perversiones de la política vuelvan a reactivarse conforme se vaya acercando el día de la elección, como el “turismo electoral” procedente de zonas limítrofes con Campeche y Yucatán, por lo que es necesario que las autoridades en turno pongan atención a dicha situación, que podría enturbiar el resultado de la elección.

Mara encabeza encuestas y podría cambiar rumbo de la historia

Justo cuando todas o la mayoría de las encuestas de intención del voto colocan a la candidata de la alianza Juntos Hacemos Historia, Mara Lezama Espinosa, a la cabeza de las elecciones, es más que necesario que esos números se traduzcan en realidad, es decir, que la gente realmente salga a votar porque además se rompería la “tradición” de que los gobernadores que ha tenido Quintana Roo son procedentes de Chetumal o de Cozumel, ciudades sobre las que se ha estructurado la dinámica política y económica del territorio de Quintana Roo desde la etapa de la consolidación del estado, así como sus columnas políticas.

Sin embargo, es importante mencionar que la mayoría de los exmandatarios han perdido Cancún en sus elecciones, incluyendo el caso actual de Carlos Joaquín González en el 2016 y hoy Mara Lezama, al ser puntera en las encuestas, tiene la responsabilidad de ganar Benito Juárez, municipio que gobernó los últimos cuatro años como alcaldesa.

La corta historia de Quintana Roo marca que hasta la fecha todos los gobernadores han pertenecido a los grupos de la capital del estado y de la denominada ‘Isla de las Golondrinas’, en una especie de pacto no escrito, pero ahora esa historia podría cambiar en caso de que gane Mara Lezama.

De hecho, a Chetumal se le ha conocido como el centro de la cultura y capital política, mientras que a Cozumel se le ubica como el punto económico donde prosperó la clase burguesa que ha dominado el escenario político las últimas tres administraciones.

Sin embargo, en la actualidad toda la conformación política ha cambiado en virtud de que ahora el peso está en la zona norte, particularmente entre la Riviera Maya y Cancún, por lo que la candidata de la coalición Juntos Hacemos Historia, Mara Lezama Espinosa, podría ser el parteaguas al cambiar el escenario político de la entidad, aunque es importante aclarar que el hecho de que pueda ganar Benito Juárez no le garantiza obtener automáticamente el triunfo electoral en el estado, por lo que precisa redoblar esfuerzos en la zona centro y sur.

De hecho, en la elección del 2016 se mostró precisamente cómo, al haber un resultado ajustado en Cancún entre los diferentes contendientes, la definición del triunfo por la gubernatura se tuvo que dar en el resto de los municipios de la entidad.

Así, Carlos Joaquín ganó con solvencia en todos los municipios del estado, excepto en Benito Juárez, donde perdió por una diferencia de 4 mil 532 votos.

No más gobiernos con porcentajes mínimos de votos: Coparmex

El consejero nacional de la Coparmex en Quintana Roo, Neguib Simón Farah, comentó que es necesario que las próximas autoridades, gobernador o gobernadora que resulte electo y los diputados locales que serán los encargados de legislar y hacer reformas de ley con las que se van a pagar impuestos, los presupuestos que se van a aprobar para el estado y para cada municipio, entre otros asuntos de interés, deben triunfar con el mayor número posible de votos, por lo que es importante que la ciudadanía salga a votar y sientan la responsabilidad de que están representando a un gran número de esos electores.

“No podemos permitir que sigamos teniendo candidatos que ganan una elección con el 10 por ciento del padrón electoral, o con el 15 o el 20; nuestros próximos legisladores y gobernador o gobernadora deben sentir la responsabilidad de que fueron electos con un gran número de votos, ahora que están en campaña, que se pongan a hacer propuestas serias”, sugirió el empresario.

En ese mismo sentido se pronunció Santiago Carrillo Sánchez, director de la empresa de transporte Autocar, quien dijo que si la gente participa “desde luego que tendremos un proceso electoral legítimo, es decir, nuestros próximos gobernantes podrán gozar de credibilidad si logran que la gente salga a votar”.

Y a casi un mes de las elecciones, insistió en que “todos tenemos que aportar para convencer a las personas a que salgan a votar y ese es el trabajo de los candidatos, es importante que ofrezcan buenas propuestas y en nuestro caso como empresarios hacemos lo propio, les estamos diciendo a nuestros colabores a que participen y voten por quienes ellos consideren, pero que lo hagan”.

También planteó la importancia de transparentar los recursos y en ese sentido, dijo que las autoridades electorales deben estar atentas a todo lo que están haciendo y gastando los candidatos para que se respeten los topes de campaña.

Por su parte, Angélica Frías González, presidenta de Coparmex Quintana Roo, coincidió en la importancia de legitimar el proceso electoral y aseveró que esto únicamente se logrará  venciendo el abstencionismo, que la gente salga a votar para poder exigirles a los próximos gobernantes no solo que cumplan, sino que trabajen por el bienestar de la entidad.

“La transformación y el cambio que merece Quintana Roo se dará con una legitimación del proceso electoral, que la gente salga a votar, que se venza el abstencionismo porque elegir es un derecho y una obligación moral, porque de eso depende prácticamente nuestra democracia”, mencionó.

Finalmente, dijo que Coparmex tiene afiliadas a más de 200 empresas que a su vez tienen una planta laboral de más de 25 mil personas en condiciones de votar, ante lo cual “nosotros, desde nuestras empresas, estamos pidiendo a nuestros colaboradores que salgan a votar el 5 de junio por quienes ellos quieran, pero que lo hagan”.

Cabe mencionar que si los 25 mil colaboradores de todas las empresas afiliadas a Coparmex votaran representarían una participación toral, porque superarían, con base en información del Instituto Estatal Electoral (Ieqroo), el padrón de Isla Mujeres que contabiliza 22 mil 771 ciudadanos con derecho a votar, el de Lázaro Cárdenas que incluye 22 mil 340 e incluso el de Puerto Morelos, con 22 mil 975 personas.

El poder de la clase media y las redes sociales

Como ha sido la tendencia en los últimos procesos electorales, la clase media y las redes sociales serán quienes definan el rumbo de las próximas elecciones con base en los ofrecimientos de los candidatos en campaña y todo lo que se diga de ellos en las diferentes plataformas digitales, pues muchas veces esas noticias trascienden tanto a favor como en contra.

De hecho desde las pasadas elecciones, con celulares en mano, muchos ciudadanos se convirtieron en periodistas urbanos y contribuyeron con sus denuncias a la derrota del partido tradicional que era el PRI, lo cual se vio reflejado con el paso de los días porque se evidenciaron un cúmulo de anomalías.

Es decir, las redes sociales tuvieron un impacto fundamental y jugaron un rol básico en un contexto en el que todos los medios de comunicación cerraron las puertas a la coalición promovida por quien ganó la elección pasada.

Y esto es prácticamente lo mismo que podría ocurrir en la actualidad, pues en las mismas plataformas digitales se están haciendo denuncias y acusaciones entre los mismos candidatos y todo esto influirá en la tendencia de las votaciones.

Corporativismo electoral ya no garantiza votos

Durante muchos años, tanto en los procesos federales como locales, los diversos sindicatos fueron aliados inseparables del otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues les garantizaban miles de votos a sus candidatos a través de los miles de trabajadores afiliados.

Sin embargo, con el paso de los años y sobre todo debido a que el PRI fue perdiendo fuerza política, los sindicatos que brindaban apoyo a los candidatos a cambio de diversas canonjías para sus dirigentes y algunos miembros, también dejaron de significar votos de triunfo.

En Quintana Roo se tiene el ejemplo claro de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) e incluso de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), organizaciones gremiales que, tras perder la gubernatura el PRI, demostraron que el corporativismo ya no es sinónimo de triunfo electoral.

De hecho, los dirigentes de ambas agrupaciones han sufrido también la pérdida del poder y la fuerza política, pues en el caso de la CTM su secretario general, José Isidro Santamaría Casanova, se encuentra en prisión desde julio de 2019 por delitos del orden federal, sin recibir protección alguna.

En tanto que en la CROC, su dirigente Mario Machuca Sánchez ya fue candidato a diputado por el desaparecido Partido Encuentro Social (PES) y tras no obtener nada, para el actual proceso electoral prometió apoyo a la alianza Juntos Hacemos Historia, lo cual no significa que sus miles de afiliados vayan a votar por los candidatos inscritos por dicha coalición.

Es decir, el prometer miles de votos a un candidato por parte de un sindicato hoy representa una gran mentira, porque desde hace muchos años dichos gremios ya no aportan nada para la democracia.

Y lo mismo pasa con los sindicatos de taxistas, fieles aliados del PRI durante muchos años y hoy del gobernador en turno emanado del PAN y PRD, pero al saber que la balanza electoral está inclinada hacia la candidata de Juntos Hacemos Historia, se han volcado a brindarle su apoyo, sin que esto signifique o garantice que los más de ocho mil socios y 16 mil martillos en el caso de Cancún, voten por ella.

Uso de la cultura maya como clientelismo electoral

Como en cada proceso electoral, la presencia de los candidatos en la zona maya se ha vuelto una constante y más aun, en busca de obtener una alta distinción para encajarla dentro de las campañas políticas, con la pretensión de beneficiarse al respecto.

De acuerdo con el señor José Alfredo Ruíz Pat, profundo conocedor del tejido social indígena por ser oriundo del poblado de San Andrés, Quintana Roo, el hecho de que los candidatos acudan ante los mayas no está mal, pero lo que es indignante –dijo– es que quieran engañar a la gente con falsas promesas y nombramientos comunes en la región para los visitantes.

“Desde mi punto de vista, Nojoch Xunáan no es una alta distinción, para hablar más claro es muy común en todas las fiestas tradicionales de cualquier pueblo, de tal manera que los candidatos deben de saber este contexto y no aprovechar desmesuradamente esa circunstancia para encajarla en su politiquería”, explicó.

Cabe recordar que el nombramiento de Nojoch Xunáan por parte del Gran Consejo Maya de Felipe Carrillo Puerto fue presumido hace unas semanas por la candidata de la coalición Va por Quintana Roo a la gubernatura, Laura Fernández Piña.

Nojoch Suku’un, Nojoch Halach, Nojoch Xunáan son nombramientos honorarios de cortesía que se otorgan a políticos y empresarios como un gesto meramente diplomático para amarrar compromisos y afectos, así como la venia de los gobernantes en turno, quienes siempre han utilizado a los dignatarios mayas como clientela electoral y ornato para eventos políticos.

Para los candidatos acudir a la zona maya en tiempos de campaña representa uno de los elementos más importantes del clientelismo electoral, pues visitan el lugar para repartir promesas y anunciar soluciones a todos los males habidos y por haber, aunque bien saben que no van a poderlas cumplir y por eso ya no regresan más.

Se trata de visitas al muy estilo de los viejos vicios del pasado, en donde solo buscan sacar provecho de los mayas con promesas incumplibles.

El turismo electoral ya se asoma para el 5 de junio

La mala práctica del turismo electoral consiste en movilizar personas de un lugar a otro en el que no habitan realmente, para obtener una nueva credencial para votar y que emitan un sufragio por un candidato o un partido en particular, alterando el Registro Federal de Electores (RFE).

Esa movilización implica el uso de documentación falsa, la participación de instigadores o agentes y, usualmente, la oferta de algún beneficio o recompensa.

Aunque se trata de una de las conductas penales más dañinas y más investigadas, es también una de las más difíciles de comprobar y, usualmente, cuando se logra castigar a los responsables, se hace con aquellas personas ubicadas en los eslabones más bajos de la operación, como lo son quienes usaron documentación falsa para obtener una credencial de elector basada en un domicilio falso, los instigadores u organizadores locales y no así a los partidos que se benefician de esta práctica y seguramente la orquestan.

En todo México, usualmente las personas movilizadas para alterar el RFE y obtener una credencial de manera fraudulenta provienen de comunidades de bajos recursos.

Específicamente en Quintana Roo ha sido también una de las prácticas nocivas persistentes a lo largo de los distintos procesos electorales, para lo cual se recurre a pobladores de las comunidades asentadas en municipios próximos de Yucatán y Campeche, como Valladolid, Tizimín y Nuevo Xcan, en lo que respecta al primer estado y del poblado campechano de Xpuhil en Calakmul, por citar algunos ejemplos, quienes son trasportados el día de las elecciones a casillas de Quintana Roo —como las de Nicolás Bravo, una de las poblaciones cercanas a Campeche más socorrida para tal delito— y apenas votan son devueltos a sus lugares de origen.

Datos de la de la Fiscalía Especializada para la Atención en Delitos Electorales (Fepade) colocaron en 2106 a Quintana Roo —por entonces en el marco de las elecciones estatales por la gubernatura— como el segundo estado con mayor incidencia en denuncias por delitos electorales y el tercero en lo que respecta a turismo electoral, solo por debajo de Puebla y Veracruz.

Cabe señalar que la primera sanción aplicada por el Instituto Nacional Electoral (INE) a un partido político por un caso de turismo electoral corresponde precisamente a Quintana Roo, cuando determinó multar al PRI con 323 mil 700 pesos en enero de 2018, tras resolver una denuncia presentada desde mayo de 2013 por los senadores panistas Daniel Gabriel Ávila Ruiz, Jorge Luis Lavalle Maury y Jorge Luis Preciado. En ese caso, el INE determinó responsabilidades de 467 ciudadanos de Yucatán y Campeche por presentar información falsa en el procedimiento de cambio de domicilio, así como a dos ciudadanos más por instigar a la realización del ilícito, por lo que impuso sanciones de amonestación y multa.

Tres meses después, en abril de 2018, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que todos los ciudadanos que fueron responsabilizados por presentar información falsa al RFE fueron instigados a hacerlo, y que quienes los instigaron actuaron a nombre del PRI, por lo que ordenó al INE dictar una nueva resolución en la que considerase al tricolor como responsable directo, además de incrementar la sanción a todos los involucrados.

En todo este contexto, llaman la atención las constantes visitas que ha hecho a la entidad y en pleno proceso electoral la actual gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, por lo que es necesario que las autoridades electorales estén al pendiente de ello.

*****

Votos obtenidos por los últimos gobernadores que ha tenido Quintana Roo

Año     Padrón            Votos              Porcentaje       Gobernante

1993    220,556           109,361           49.58%           Mario Villanueva

1999    411,509           234,368           56.95%           Joaquín Hendricks

2005    620,319           349,048           56.27%           Félix González

2010    846,972           375,636           44.35%           Roberto Borge

2016    926,135           500,555           54.05%           Carlos Joaquín

MEXDF29ENE1999.- Mario Villanueva Madrid. Foto: Pedro Mera/Cuartoscuro