LAS OCURRENCIAS DE PECH…ITO…

0
9

ASÍ NOS VEMOS

EDGAR PRZ

Han pasado  más de 15 días de campaña electoral y varios actores y actrices políticas que se sentían con merecimientos para que su foto se publicitara en pósters, lonas, puertas de casa, micro perforados, espectaculares y hasta como forro de autobuses, andan desaparecidos.

La enorme falla de Morena los catapultó al abismo del olvido, a la oscuridad más intensa, al retiro de todo resquicio de fama y popularidad, a una soledad que solo se reconforta con la familia más cercana, les cambió hasta el perfume, ahora puro 7 machos, aquel que no solo apesta sino que repele y se deja sentir 2 cuadras a la redonda.

En ese selecto grupo están lo que queda de Marybel Villegas, su adorado consorte Jorge Parra, el exhibicionista y golpeador de mujeres Luis Alegre, quien aún no se estrena como representante de AMLO y ya lleva varios combates en la Arena Oasis, bajo la promoción del zar del boxeo Sir Pp Gómez. Mildred Ávila quien sigue acudiendo a las sesiones de la Cámara y en Cancún apoya a su lindo cuñado Chucho Pool aunque sea opositor a su Partido; las innombrables de Adriana Teissier, Paty Palma quien jugó dos bases, pretendiendo reelegirse y la de su hija como aspirante a la Presidencia Municipal de Othón P. Blanco, calificaron trabajo y se arrugó, parecía ostión con limón, ahora está despotricando contra Anahí González y pide que no voten por ella, su argumento central por no conocer Chetumal, es como para revirarle el comentario, tuvo 3 años y nunca conoció su distrito, solo acudía a Xpichil a tomarse fotos y justificar su “enorme preocupación “ por las mujeres mayas.

Hay otro que se quedó como chinito nomás “milando”, se precia de ser intelectual franchute y al final sus servicios legislativos en lugar de apoyar afectan. Es una lumbrera a la inversa, anda promocionando su última reforma a la Ley General de Bienes Nacionales que acaba de ser aprobada por el Senado, para reducir al 50 por ciento la zona federal. Esto vendría a impactar los programas de financiamiento del combate al sargazo, afectaría el fortalecimiento de la hacienda municipal al reducir al 50 % sus aportaciones. Al desplomarse la recaudación vendrían modificaciones a los decretos, convenios, reglas de operación contraídas a través de la federación, estado y municipios. Sería un verdadero desastre, se generaría un show donde el andamiaje fiscal, jurídico, administrativo y técnico se tambalearía de manera grotesca y peligrosa.

Ante la reducción de las  participaciones federales, ante la desaparición de fideicomisos e instituciones que apoyaban en este tema, al buen Pech se le ocurre esta idea, ¿por qué no la sometió a consulta popular?, ¿por qué no permitió que opinen los prestadores de servicios?, ¿por qué no le dio el baño de pueblo? Vaya usted a saber qué intereses ocultos lo dirigieron y manipularon. Cabría preguntarle a servicio de quién está, a quién protege ya que esto traerá más problemas y menor recaudación y es que al principio de la pandemia se supone fue nombrado por el Presidente enlace del gobierno federal en el estado para la atención del covid y normalización de las actividades.

El gobernador anda batallando para que se haga realidad la nueva normalidad, para que el estado retorne a sus niveles de productividad y los que deberían apoyarlo como el Senador Pech…ito, le ponen piedras en el camino y siente que el estado tiene las mismas condiciones que la Riviera Francesa, ojalá alguien le recuerde que solo una temporada vivió en Paris, la mayoría de sus años los pasó en Subteniente López, donde se refrescaba tirándose con sus amigos desde el puente al río Hondo. Fue hasta sarcástico en su intervención en tribuna al afirmar que es un acto de justicia y decirle adiós a las playas privadas garantizando así su disfrute. Fue más allá y dijo que se hará realidad la canción de los Joao, vamos a la playa.

Olvidó que la gente no acude a las playas por varias razones, la cuestión económica, por la pandemia y no se pueden dar el lujo de vacacionar ya que sus ingresos no les alcanzan. Ojalá la mayoría ganara lo que cobra Pech al mes, entonces otro gallo cantaría. Intentó ser el moderno Robin Hood sólo que saldrá crucificado, todo por sus ansias de ser torero y ni a banderillero llega. Es el reflejo de la distancia, del alejamiento del pueblo. Mejor que recoja sus tiliches y se retire del Senado, solo “cajeta” produce, salvo su mejor opinión.

En Cancún ya hay más de 30 grupos empresariales y organismos civiles que se pronunciaron en contra de su reforma. Hace falta la aprobación de la Cámara de Diputados, mientras ya se están preparando con amparos e impugnaciones a la propuesta pechista. De veras que nunca hace nada y ahora que hace algo trae más afectaciones que beneficios. Sería bueno que el senador pase por la antigua Chan Santa Cruz y le peguen unos buenos cintarazos por los dignatarios mayas, se lo merece, ¿no lo cree usted?

Mejor seguiré caminando y cantando “vamos a la playa, oh, oh, oh,  oh, oh, vamos a la playa, oh, oh, oh, oh, oh…”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí