LA VIDA EN LA TIERRA PUDO LLEGAR DEL ESPACIO

0
4

Un grupo de investigadores de Japón y EEUU plantea una nueva hipótesis que apoya la idea de que surgiera a partir de meteoritos y asteroides

AGENCIAS

WASHINGTON.- Un trabajo presentado por científicos japoneses, y en el que también participó la NASA, liderado por el profesor Yasuhiro Oda de la Universidad de Hokkaido, determinó la presencia de una molécula orgánica prebiótica llamada hexametilentretamina (HMT) en tres diferentes meteoritos que contenían una gran cantidad de carbono, por lo que el descubrimiento refuerza modelos y teorías que proponen que la HMT es una molécula importante en la formación de compuestos orgánicos en el medio interestelar.

El estudio explica cómo la formación de moléculas orgánicas en los meteoritos, tales como los aminoácidos y los azúcares, están presentes también en los asteroides, que son los cuerpos originales de muchos meteoritos. Sin embargo, debido a su alta volatilidad, los aminoácidos y los azúcares logran escapar de los asteroides.

Que los aminoácidos y los azúcares escapen con tanta facilidad de los asteroides cuando viajan por el espacio interestelar, les hace a los científicos cuestionarse cómo es que dichos componentes químicos se encuentren tan presentes también en los meteoritos como para llegar a construir las moléculas orgánicas que le dan sustento a la vida. Una de las posibles explicaciones es que, en realidad, la HMT no llega a evaporarse ni siquiera a temperatura ambiente y puede producir moléculas orgánicas aún si se calienta con agua líquida.

Se cree que tiempo después de que se formara el sistema solar, muchos asteroides se calentaron por la colisión con otros cuerpos o bien por la desintegración de elementos radioactivos. En consecuencia, si estuvieron suficientemente calientes y tuvieron agua líquida, la HMT pudo descomponerse para luego formar otros componentes como el formaldehído y el amoniaco que, a su vez, reaccionaron para producir moléculas biológicas importantes como los aminoácidos.

Según el investigador Jason Dworkin de la NASA, estos resultados arrojan luz sobre las diversas formas en las que los aminoácidos pueden formarse en entornos extraterrestres”. De hecho, uno de los caminos idóneos para comprobar que la vida puede llegar del espacio a otros planetas, sería a través de traer a la Tierra muestras de roca de algún cometa. Ello resolvería, además, el enigma de si realmente existe la presencia de HMT no únicamente en los cometas, sino también en los asteroides.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí