La NASA estudiará dos extrañas “supertierras”

AGENCIAS

WASHINGTON.- El telescopio espacial James Webb fue lanzado al espacio a finales del pasado año 2021. Con una tecnología superior a la de su predecesor, el Hubble, aspira a llegar más lejos que este y aportar datos relevantes y desconocidos sobre el mundo y sus orígenes. Después de seis meses de viaje por el espacio, en los que ya ido registrando sus primeros destellos de luz, ya está listo para objetivos más ambiciosos.

Entre ellos, la exploración de dos extrañas supertierras, unos mundos rocosos más grandes que nuestro planeta. La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), a través de un comunicado, anunció el próximo estudio de estos mundos «a 50 años luz de distancia». Al tratase de planetas rocosos son más complicados de identificar que si fueran gigantes gaseosos, debido al tenue brillo de estos planetas más pequeños junto a una estrella. No obstante, con la tecnología del James Webb será posible.

Se trata de dos exoplanetas (planetas que no pertenecen a nuestro sistema solar) conocidos como 55 Cancri e y LHS 3844 b. El primero de ellos está cubierto de lava, mientras que el segundo no tiene atmósfera. Ambos son, evidentemente, inhabitables, pero su estudio permitirá conocer con mayor precisión la «diversidad geológica de los planetas en toda la galaxia y cómo evolucionan los planetas rocosos como la Tierra», explica la NASA.