Una mutación evolutiva en la insulina que generan los humanos sería la causa

AGENCIAS

 

WASHINGTON.- Científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, la Universidad de Michigan y la Universidad Case Western Reserve han descubierto que la mayoría de las personas puede desarrollar diabetes tipo 2.

La insulina es producida por una serie de procesos altamente específicos que ocurren en células especializadas, llamadas células beta. Un paso clave es el plegado de un precursor biosintético, llamado proinsulina, para lograr la estructura funcional de la hormona.

Estudios anteriores han sugerido que la biosíntesis deficiente podría ser el resultado de diversas mutaciones que dificultan la capacidad de plegado de la proinsulina, por lo que trataron de determinar si la evolución de la insulina en los vertebrados, incluidos los humanos, ha encontrado un obstáculo.

“Los procesos biológicos normalmente evolucionan para ser robustos, y esto nos protege, en la mayoría de los casos, de defectos de nacimiento y enfermedades. Sin embargo, la diabetes parece ser una excepción”, señalaron los investigadores.

En concreto, observaron una mutación sutil en la insulina humana en relación con las insulinas de otros animales, como vacas y puercoespines.

Los expertos coinciden en que este descubrimiento proporciona información clave para comprender mejor el desarrollo de la diabetes tipo 2 en adultos y niños, la cual están aumentando a un ritmo alarmante en todo el mundo.

Su esperanza es que este trabajo conduzca a una nueva categoría de medicamentos que se dirijan al estrés celular en las células beta, preservando así la producción de insulina para pacientes de alto riesgo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí