La esposa de Will Smith pasó por una etapa a la que describió como “poco saludable” cuando estaba intentando no tener intimidad

El golpe de Will Smith a Chris Rock en plena ceremonia de los Oscar el 27 de marzo generó un efecto dominó respecto a la intimidad del matrimonio del actor de Rey Richard con Jada Pinkett, ya que muchas de sus vivencias cobraron otra dimensión.

«Tenía una relación con la pornografía que no me hacía bien», las revelaciones de Jada Pinkett Smith

Luego de que salieran a la luz testimonios en los que la actriz aseguraba que nunca quiso casarse con su marido y que lo ha llegado a considerar un ególatra, ahora resurgieron nuevos relatos de Jada de su programa familiar Red Table Talk. En una de las emisiones, la actriz contó que fue adicta a la pornografía y alertó sobre dicha patología.

“Era poco saludable lo que hacía, tenía una relación con la pornografíaque no me hacía bien, he llegado a consumirla cinco veces al día”, reveló, y brindó detalles sobre cómo el momento de su vida en el que se encontraba la condujo a lo que ella considera, en retrospectiva, una “adicción”, término que asegura no emplear “a la ligera”.

Pinkett, antes de casarse con Smith, estaba atravesando una compleja etapa, en la que consumía drogas de toda clase y mantenía relaciones sexuales compulsivamente.

Por lo tanto, intentó frenar esas adicciones con la pornografía. “Quería practicar la abstinencia, y eso me condujo a establecer una relación poco sana con lo que miraba, me sentía vacía”, declaró en 2019 en su programa.

Asimismo, Jada aseveró que cuando su hija Willow cumplió 11 años tuvo una charla franca con ella sobre el peligro del consumo de esa clase de material. “Somos muy abiertos en nuestra familia, nos gusta poner todos los tópicos sobre la mesa”, sumó.

Además, Jada Pinkett explicó que los Smith consideran que para que los vínculos se fortalezcan, hay que ser honestos en la comunicación. “Es la única manera posible”, remarcó Jada, quien incluso le confesó a Will que le había sido infiel con August Alsina, amigo de su hijo: “Entre nosotros no hay secretos”, subrayó.  (El Universal)