Llama a la imperiosa necesidad de unificar un país partido en dos; 17 firmas desde el primer día, para borrar el legado de Trump

AGENCIAS

WASHINGTON.- Joe Biden es ya el 46º presidente de EE.UU. A las doce del mediodía de este miércoles 20 de enero, el exsenador por Delaware y exvicepresidente juró ante el magistrado jefe del Tribunal Supremo, John Roberts, “preservar, proteger y defender la Constitución de EEUU”.

Biden fue investido como presidente en uno de los momentos de mayor turbulencia de la historia del país. Puso su mano para jurar sobre la Biblia desde la escalinata de mármol del Capitolio, la sede del poder popular, que fue invadido y asaltado el pasado 6 de enero por una turba de seguidores del ya ex presidente Donald Trump.

“En este momento, amigos, la democracia ha vencido”, dijo Biden en un discurso en el que hizo alusiones repetidas a la necesidad de unificar un país partido en dos tras la presidencia de Trump. El mejor ejemplo de esa división es que el expresidente rompió la tradición y no asistió a la investidura de su sucesor. Varias horas antes, voló hacia Florida y volvió a deslizar sus intenciones de nuevas aventuras políticas.

Sí asistieron el vicepresidente de Trump, Mike Pence, y los principales líderes en el Congreso de ambos partidos, así como los expresidentes Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton.

“Es un momento histórico de crisis y desafío”, dijo Biden, que tiene por delante una pandemia que ha desatado una crisis económica y sanitaria en el país y una atmósfera política tóxica, polarizada al máximo. “La unidad es el camino hacia adelante”, defendió. “Comencemos a escuchar, hablar y mostrar respeto los unos a los otros”.

Apenas pise el Salón Oval de la Casa Blanca, Joe Biden comenzará a borrar con su firma el legado de Donald Trump y atacar de lleno las crisis que enfrenta el país.

Este mismo miércoles se prevé la firma de 17 acciones presidenciales, incluidos decretos, memorandos y directivas, que eliminarán algunas de las decisiones más icónicas de Trump, como la construcción del muro en la frontera con México, la decisión de abandonar el Acuerdo Climático de París o dejar la Organización Mundial de la Salud (OMS), y las restricciones de viajes para ciudadanos de países musulmanes. Biden también comenzará a atacar la pandemia, el racismo, la pobreza, e imprimirá un giro de 180º en la política migratoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí