En la opinión de…

Amador Gutierrez Guigui

La Cartuja, para nosotros los mexicanos es una palabra no muy conocida, pero para los españoles es algo normal escucharla debido, en término real, al monasterio de la Cartuja, y hoy en día es también como se le conoce al Estadio Olímpico y de Futbol en Sevilla.

Este inmueble está haciendo historia, al ser la sede de las finales consecutivas de la Copa del Rey en España, pero lo que más llama la atención es que se celebrarán en menos de 20 días ambas, la 2020 y 2021, debido a que la edición del año pasado fue pospuesta y la actual está ya en puerta este mes de abril. Además, albergará dos copas más del mismo certamen en los siguientes años, 2022 y 2023.

Este inmueble ha sido muy controversial, dado que se inauguró en 1999 para el mundial de atletismo, y a la postre la intención es que fuera sede de los dos equipos de la liga española que están en zonas aledañas de la Isla de la Cartuja, el Betis y el Sevilla, situación que no ha podido hacerse realidad 22 años después y contando, aunque en ese lapso ha albergado la Copa Davis de tenis, conciertos y hasta a la selección española de futbol.

En este caso podemos ver cómo puede más la tradición que la modernidad, y es que la afición en su momento se aferró a que sus equipos en Andalucía no se cambiasen de estadio. No creo que nos imagináramos al Real Betis Balompié fuera del Benito Villamarín o a los del Sevilla Futbol Club fuera del Sánchez Pizjuán.

Sin duda, el estadio de La Cartuja es un espacio deportivo con desperdicio de uso, tiene capacidad para 60 mil espectadores, imagínense que es el quinto estadio más grande de España, diseñado por los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz, quienes hicieron el Wanda Metropolitano de Madrid; también ha sido propuesto para ser parte de algunos juegos olímpicos que se llegasen a realizar en dicho país.

En un poco de historia sobre el mote, averiguamos que una cartuja o monasterio cartujo es un monasterio de la orden religiosa de los cartujos. La palabra cartuja proviene del nombre de la Chartreuse, un macizo situado en Francia, donde Bruno fundó la primera casa Cartuja en 1084. En resumen, una cartuja es un tipo de monasterio físicamente construido.

Síganme en twitter por @AmadorG_G

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí