MÉXICO.- El pasado martes 27 de abril, la 4T, encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió cinco reveses. Los dos primeros son el retiro de la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero y la de Raúl Morón en Michoacán.

El tercero, asestado también por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) fue la ratificación de los criterios elaborados por el INE para evitar la sobrerrepresentación de diputados de representación proporcional en San Lázaro.

Además, el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) aprobó interponer ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acción de inconstitucionalidad contra la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Luego, para rematar, el juez Juan Pablo Gómez Fierro, titular del Juzgado Segundo de Distrito en materia Administrativa especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, concedió la primera suspensión definitiva del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PANAUT), porque considera que esto sólo sirve como una base de datos en investigaciones criminales y no asegura una baja en la incidencia delictiva.

Y de pilón, Julio Scherer, consejero de AMLO, durante una entrevista con la periodista Carmen Aristegui dijo: “hay que taparle la boca a los reporteros”. El dicho se tomó como una declaración de censura. Sin embargo, más tarde por medio de un tuit explicó que eso no fue lo que quiso decir. (El Universal)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí