«Karen’s Diner», el restaurante que insulta a sus clientes

AGENCIAS

SIDNEY.- Ya entrar en el restaurante «Karen’s Diner» de Sídney supone una experiencia gastronómica diferente. Tras ignorar ostensiblemente durante varios minutos a los comensales, la camarera finalmente se acerca con expresión de fastidio y los increpa.

«¿Tienen una reserva?» Los invitados asienten. «Bueno, entonces pueden esperar un rato más», dice la joven con dureza y se va. Al rato vuelve, hace un gesto con la cabeza para que la sigan y luego, con el mismo desgano y a una distancia de dos metros, lanza los menús en dirección de la mesa. Estos terminan en el suelo. Sin chistar, los huéspedes levantan los menús y se acomodan en las sillas de color caramelo.

El restaurante está situado en el centro comercial World Square, en pleno Distrito Central (CBD) de la capital australiana. En la fachada de color rosado y verde menta hay una inscripción: «Gran comida, pésimo servicio». También las normas de conducta están escritas en un cartel: «Siéntate y cállate».

«En ‘Karen’s’ te reciben y te sirven camareros groseros; un lugar donde puedes quejarte hasta que venga el médico, porque literalmente no nos importa», explican los dueños.

El primer «Karen’s Diner», ambientado al estilo de los años 50, se abrió en Sídney el año pasado, pero el concepto gastronómico fue tan bien recibido que la cadena ahora quiere abrir locales en todo Australia y extenderse a otros países.

Ya hay sucursales en Melbourne, Brisbane y Gold Coast, y recientemente se abrió un segundo restaurante en Sídney. En tanto, en Reino Unido se abrieron sucursales en Sheffield y Manchester, y según el sitio web se prevé la apertura de nuevos locales en Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda.

La noche termina tan bruscamente como empezó. A última hora, uno de los camareros toma el micrófono y grita a los presentes: «¡Paga tu cuenta y vete de aquí!».