Habitantes de Chocholá, Mérida e Izamal obtienen suspensión provisional por la falta de información en torno a la MIA del proyecto

MÉRIDA.- El juzgado tercero de distrito con sede en Yucatán concedió una suspensión provisional contra el Tren Maya, que impide a las autoridades federales realizar obras nuevas del proyecto en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal, en tanto se decide si procede la suspensión definitiva, informaron los colectivos Kanan Derechos Humanos y Muuch Xilbal.

Los habitantes de las comunidades mencionadas promovieron en julio de 2020 un juicio de amparo contra la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) debido a la falta de información durante la consulta pública de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, realizada entre el 2 y 30 de julio de ese año.

En un comunicado, las organizaciones destacaron que mientras se resolvía el amparo, la Semarnat aprobó la MIA del proyecto del Tren Maya el pasado 30 de noviembre, lo que implicó que las autoridades ya podían ejecutar las nuevas obras en cualquier momento.

De igual forma, señalaron que en el resolutivo que aprueba la MIA del proyecto, la dependencia “reconoció la ausencia de información durante la consulta pública y que fue responsabilidad de Fonatur” no haber puesto a disposición de la autoridad ambiental toda la información del proyecto.

Por ello, las comunidades quejosas decidieron ampliar el amparo inicial contra la aprobación de la MIA, “porque ésta se dio sin haber garantizado toda la información ni la participación pública en el proceso de evaluación ambiental”. Asimismo, instaron a las autoridades federales a cumplir con las resoluciones judiciales. (La Jornada)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí