AGENCIAS

WASHINGTON.- Un juez federal se abstuvo de fallar en un caso observado muy de cerca sobre la suerte del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que otorga protecciones limitadas a cientos de miles de inmigrantes llevados a Estados Unidos cuando eran niños.

El juez federal Andrew Hanen fijó un plazo que vence en abril para que los abogados de ambas partes presenten más información.

Texas encabeza una coalición de estados gobernados por republicanos que buscan invalidar el programa DACA, instituido en 2012 por el entonces presidente Barack Obama. El Fondo Mexicano Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF, por sus siglas en inglés) y el estado de Nueva Jersey están defendiendo el programa.

Los beneficiarios del DACA tienen un plazo de dos años que puede ser extendido y en el que están exentos de la deportación, y reciben un permiso de trabajo y número del Seguro Social.

Pero el programa aún se encuentra en situación precaria. Los abogados de Texas pidieron a Hanen que lo invalide inmediatamente. MALDEF le pidió que demore cualquier nueva orden mientras el gobierno del presidente Joe Biden y el Congreso estudian nuevas leyes sobre el DACA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí