JOVEN ALÉRGICA AL AGUA: UN SORBO LE CORTA LA LENGUA

0
4

Tessa Hansen-Smith padece urticaria acuagénica, una afección debilitante e incurable; incluso le afectan sus propias lágrimas, saliva y sudor

AGENCIAS

 

LOS ÁNGELES.- Tessa Hansen-Smith, de California, es alérgica a sus propias lágrimas, saliva y sudor y solo puede ducharse dos veces al mes. Incluso beber agua puede causar cortes en la lengua.

Tenía solo 10 años cuando los médicos se dieron cuenta de que era alérgica al agua después de que le salieran erupciones mientras se duchaba.

Tessa, que ahora tiene 22 años, fue diagnosticada con urticaria acuagénica, una afección debilitante e incurable que puede provocar fiebre, migraña y erupciones cutáneas, y que altera gravemente su vida diaria. La joven toma actualmente nueve pastillas al día con la esperanza de mantener estable su rara enfermedad.

«Es una enfermedad realmente difícil, ya que incluso soy alérgica a mis propias lágrimas, saliva y sudor», cuenta Tessa. «Soy muy propensa al agotamiento por calor y tengo que evitar la actividad física. Incluso tengo que ser transportada por mi campus en la universidad porque, de lo contrario, llego a clase con fiebre, migraña y erupciones, lo que hace que sea muy difícil concentrarme».

Tessa y su madre tuvieron que realizar muchas de sus propias investigaciones para llegar al fondo de su alergia; su madre ha sido su médico de cabecera desde que mostró signos de la afección.

«Tener urticaria acuagénica puede ser un juego mental a veces; es difícil tomar tantas pastillas todos los días sabiendo que en realidad nunca se detendrá», explica. «Con frecuencia me recuerdan que no hay cura para la urticaria acuagénica y que nunca estaré completamente mejor, lo que es algo difícil de escuchar a veces».

Para contar su día a día con esta rara enfermedad utiliza su cuenta en Instagram en la que tiene más de 80,000 seguidores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí