James Ellroy: vuelve el perro rabioso

0
145
James Ellroy, escritor. Bilbao 18/04/2015

El novelista estadounidense presenta su nueva obra, ‘Pánico’, otro de sus descarnados retratos del Hollywood de los años 50, que califica como “un lugar de pervertidos”

AGENCIAS

MADRID.- El novelista James Ellroy regresa a la novela con ‘Pánico’ (Random House), un retrato del Hollywood de los años 50 a través de la figura del extorsionador Freddy Otash que saca muchos trapos sucios de las grandes estrellas del momento y que, a juicio del autor, “no ha cambiado” respecto a la actualidad.

“Hollywood sigue siendo un lugar de pervertidos donde siempre están con el sexo o las drogas”, lanzó durante una entrevista en Madrid para promover la novela; no obstante, aclara que la actualidad es algo que no le interesa demasiado.

“Me importa una mierda, porque vivo en el pasado. Nunca utilizo Internet, no tengo cuenta de correo, no veo las noticias ni leo los periódicos ni enciendo la televisión”, señaló el autor de ‘L.A. Confidential’, de 74 años, un tipo huraño que goza con el apelativo de “perro rabioso” que se ha popularizado en el medio literario para describirlo.

Ellroy explica que ‘Pánico’ –que forma parte de una tetralogía sobre Los Ángeles aún por terminar y al que anteceden ‘Perfidia’ y ‘Esta tormenta’– es una “sátira” que gira en torno a la figura de Otash: alguien “torpe, con ansias de amor, bebedor, consumidor de drogas, que agrede a la gente y que cuenta cosas malas de las estrellas de Hollywood”.

Ellroy llegó a conocer a este peculiar personaje de las ‘cloacas’ angelinas, y califica la experiencia de “repugnante”. “Lo conocí en 1989 y estuvimos en contacto hasta 1992, año en el que murió. Le planteé que fuera el protagonista de una de mis novelas, pero me pedía demasiado dinero: después murió y ya desde entonces hubiera podido usar su personaje, pero se me ocurrió otro protagonista”, ironizó.

Pese a las reticencias que le genera este personaje, Ellroy coincide en algunas de las fobias que tenía y que aparecen reflejadas en la novela. Por ejemplo, con el director del cine Nicholas Ray, quien “quería representar la conciencia social y estaba lleno de mierda”.

“Ray acosó sexualmente a Natalie Wood cuando era menor”, añadió, atacando también al actor James Dean, protagonista de ‘Rebelde sin causa’: “Era un tipejo pervertido y raro. Había muchos personajes así en Hollywood y yo quería ponerlo de manifiesto desde un punto de vista cómico”, apuntó.

Acerca de las adaptaciones al cine de sus novelas como ‘L.A. Confidential’, calificó a “todas ellas de basura”, aunque “yo no tengo un precio y mis libros tampoco, porque son inviolables, pero si viene alguien y te ofrece 30 mil dólares solo por firmar y que hagan lo que quieran en la película, pues cualquiera lo haría”, justificó.