MÉXICO.- La pandemia del covid-19 no sólo elevó la pobreza laboral, sino que también dejó un México aún más desigual.

El reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) sobre pobreza laboral señaló que la población ocupada que forma parte del 20% más rico del país elevó su ingreso laboral por persona de 4,662.93 a 4,726.67 pesos entre el cuarto trimestre de 2019 y el mismo lapso de 2020.

Esto implicó un aumento de 1.4% en términos reales, siendo el único grupo poblacional que no vio caídas en sus ingresos por trabajo.

En cambio, la población que forma parte del 20% más pobre del país vio caer su ingreso laboral por persona de 158.72 a 94.36 pesos, un desplome de 40.5% en el lapso de referencia, siendo la peor entre quintiles de ingreso.

Con esto, la brecha de ingreso laboral entre el 20% más rico y del 20% más pobre casi se duplicó, al pasar de 29.4 a 50.1 veces el ingreso entre el primer y el segundo grupo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí