Siete locales ubicados en la zona de muelles fueron pasto de las llamas; urge no sólo un equipo de bomberos con mayor equipo y preparación, sino también una supervisión estricta de las autoridades al cumplimiento de las normas de seguridad

SALVADOR CANTO

CANCÚN.- El incendio desatado la mañana de este lunes en el centro de Isla Mujeres, que arrasó con varios restaurantes y establecimientos comerciales, evidenció la falta de sensibilidad de las autoridades para que ese municipio cuente con un equipo de bomberos más equipado y preparado para atender este tipo de siniestros en la ínsula, consideró Rubén Borau García, representante del Colegio Mexicano de Profesionales en Gestión de Riesgos y Protección Civil, A.C. capítulo Quintana Roo.

El incendio, que se desató alrededor de las 11 de la mañana, de acuerdo con testigos habría comenzado en el restaurante “Mocambo”, ubicado frente a la avenida Rueda Medina en Isla Mujeres, y rápidamente se propagó a varios locales vecinos, avivado por los vientos, sin que por fortuna hubiera víctimas mortales ni heridos. Las llamas generaron una densa columna de humo negro que era visible desde Cancún.

Personal de Protección Civil, la Policía Municipal, la Quinta Región Naval, Aguakan y Bomberos, junto con ciudadanos isleños, participaron en el combate a las llamas, que se prolongó por varias horas, dificultado por los fuertes vientos, aunado a la cercanía entre los comercios, construidos con abundante madera y hojas de palma.

Al respecto, Borau García abundó que cuando estos siniestros ocurren en la Zona Continental del municipio no hay tanto problema, porque siempre se han apoyado con Cancún, e incluso en esta ocasión –según información difundida en grupos especializados en los que él participa– una pipa con elementos de bomberos se aprestó a cruzar a la isla para auxiliar en las labores, pero se les informó que no era necesario y se regresaron a su base.

Ante ello, urgió a que el gobierno e incluso empresarios conformen un patronato que permita contar con equipos especializados en el centro de Isla Mujeres.

En torno al incendio, comentó que amerita una investigación para definir con certeza en dónde se originó el siniestro, pues si fue desde adentro deja en evidencia –una vez más– la falta de una supervisión estricta por parte de las autoridades para que obliguen a los propietarios a cumplir con las normas que se requieren en una palapa en donde se maneja fuego, además que habría que ver si los establecimientos contaban –o si ya estaba caducado– con el líquido retardante que están obligados a aplicarles cada determinado tiempo, precisamente para evitar que casos como este el fuego se propague muy rápido; si fue desde afuera, hay que ver qué lo originó y si eso amerita acciones legales, consideró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí