Impacto ambiental del Tren Maya, mayor a lo previsto

0
50

Director del proyecto Gran Acuífero Maya

PLAYA DEL CARMEN.- Guillermo de Anda, arqueólogo y director del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) se ha sumado a las voces que piden la suspensión de los trabajos de construcción del Tramo 5 del Tren Maya. Asegura que la nueva ruta que se adentró cinco kilómetros hacia la selva ha traído impactos ambientales mayores a los que suponía el trazo original.

En una entrevista con El Universal, Guillermo de Anda, quien también es investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dijo que para el desarrollo del proyecto inicial existía un comité técnico-científico, pues el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) había solicitado estudios y había organizado foros y mesas de trabajo.

La ruta de Cancún a Tulum iba sobre una carretera que ya estaba hecha, por esto se esperaba que hubiera una afectación menor por tala. No obstante, el trazo actual que fue anunciado el 19 de enero es desconocido; lo que se sabe es que impacta la seva y, de acuerdo a Guillermo de Anda, no se han presentado estudios ni las autorizaciones correspondientes.

“Sin duda, ya se inició y ya hay una destrucción que es muy palpable en fotos y video; se ve una brecha grande, se ve junto a cuevas, encima de cenotes, de huecos susceptibles de colapsos todos ellos, sin decir que va a colapsar inminentemente el tren.

El experto aseguró también que el proceso se ha dado muy de prisa y la incertidumbre es cuál será la forma de minimizar los impactos ambientales. Se tiene la capacidad de construcción, pero no se sabe si realmente es un “proyecto sustentable”, dijo.

Entre los mayores temores de la comunidad científica se encuentra el impacto sobre los sistemas de cuevas subterráneas y cenotes. Entre esas cuevas se encuentra Angry Wasp o “Avispa enfadada”, localizada a la altura de la localidad de Xpu Ha.

“Todo es un enjambre (…) muchos kilómetros adentro de la selva hay todavía muchos sistemas de cuevas. Los más conocidos son los que están cerca de la carretera, por las exploraciones, por la accesibilidad, incluso, por el turismo”, dijo de Anda. “Es un sitio irrepetible en el mundo, que nos pertenece a todos los mexicanos y a la humanidad. Bienvenidas las obras que beneficien al pueblo, pero hagámoslas con mucho cuidado”. (Con información de El Universal)