AGENCIAS

MÉXICO.- Daniel Uribe, cofundador y CEO de GenoBank.io, comentó que un laboratorio clínico establecido en la frontera de México con Estados Unidos estima que una de cada cinco pruebas de COVID-19 son falsas, es decir, un 20% de las que se realizan, pues han recibido llamadas de autoridades para verificar ciertos documentos y no aparecen en su base de datos.

Las pruebas falsas se venden en redes sociales como Facebook o Instagram, por lo que no hay una estadística certera de cuántas pruebas falsas se están comercializando en el país.

Para evitar la falsificación de las pruebas, los 62 laboratorios clínicos asociados al Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (Comed) están en pláticas con la empresa GenoBank para colocar un código QR en cada una de las pruebas que realizan para detectar el COVID-19.

Las pruebas falsas de Covid se venden entre 800 y mil pesos, mientras que las pruebas auténticas van de mil 800 a 3 mil 500 pesos. Máynez comentó que este mercado ilegal se debe al requisito de presentar una prueba negativa para poder viajar en avión.

“Sacan el certificado falso para poder viajar, pero lo único que hacen es no saber si están contagiados y el único perjudicado es el paciente”, indicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí