Existe un gran porcentaje de personas que tienen la enfermedad y la superan sin enterarse

 

AGENCIAS

Una pregunta que se hace mucha gente que hasta hoy no tiene constancia de haber tenido el coronavirus es si lo habrá contraído sin darse cuenta, dado que hay un grandísimo porcentaje de personas que pasan por esta situación de manera asintomática, hasta 40%, según estiman los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Para tratar de determinar si lo has tenido, el medio Infobae recoge siete síntomas o secuelas que pueden advertirnos de si hemos sido o no portadores.

 

Resfriado

Es lo que más confunde, ya que dificulta la tarea de diferenciar el resfriado del coronavirus leve sin realizar un test específico. La diferencia sería que los resfriados no causan dificultad extrema para respirar, dolor de cabeza o síntomas gastrointestinales.

 

Dolor en el corazón

Muchos pacientes que han contraído el virus después tienen problemas cardíacos. Según un estudio publicado en Jama Cardiology, un 78% había presentado alguna anomalía cardíaca sin patologías o algo previo.

 

Tos persistente

En este caso, también comentado desde el inicio de la pandemia, se trata de tos seca, sin flama. Hay que diferenciarla también de la que pudiera aparecer en resfriados. Según los CDC, el 43% de las personas con coronavirus tenían tos a los 14 o 21 días después de dar positivo.

 

Fatiga o cansancio

Sería una de las secuelas más persistentes, de las más comunes. No es fácil apreciarla o asociarla a un cuadro de coronavirus, porque puede deberse a otros factores, por lo que solo debe preocupar en este sentido si va de la mano de otros de los síntomas comentados. Se manifestaría aproximadamente a los 60 días de los primeros síntomas, según JAMA.

 

Pérdida de cabello

También suele comentarse como una secuela que queda tras superar la enfermedad. No es habitual que suceda por sí sola sin estar asociada a otros síntomas, por lo que si notas que va unida a otros de los mencionados es que puede ser indicador de haber tenido el virus.

 

Conjuntivitis

También suele presentarse en algunos pacientes, sobre todo en una fase intermedia, aunque es poco frecuente. “El paciente que está internado y tiene un respirador, recibe algunas medicaciones para poder soportar a este último, que provocan sequedad en el ojo y hacen que ese órgano no se cierre completamente. Eso provoca que el ojo se ponga rojo y que sea, también, una conjuntivitis pero no infecciosa”, declara a Infobae Pablo Wainberg, jefe médico de Oftalmología del Centro Médico Ambulatorio de Swiss Medial Gorup, haciendo hincapié en aquellos que sí son diagnosticados.

 

Pérdida del gusto y el olfato

Este es uno de los síntomas que más ha trascendido desde que comenzó la pandemia y que también declara un alto porcentaje de personas que pasan el coronavirus. No sucede siempre, pero tiene una alta incidencia, y de hecho hay muchos casos en los que se tarda en volver a recuperar el sentido total del gusto y el olfato. La clave, por tanto, es que se manifiesta de manera persistente, no temporalmente como en alergias o resfriados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí