MARISOL BALADO ESQUILIANO

La tradición de la cultura maya denominada Hanal Pixán es la comida para las ánimas que se realiza en estas fechas cada año para recordar con amor y respeto a los que se nos adelantaron en el viaje a la eternidad. En estos días los fieles difuntos tienen permitido visitar a sus familias y por eso se les hace una comida especial que nos reúne en torno a la preparación y degustación de los alimentos mientras se cuentan historias de los difuntos cuando estuvieron entre nosotros. La celebración de los días de muertos es nuestra manera de aceptar la pérdida de nuestros seres queridos manteniéndolos vivos en nuestros recuerdos pero esas actividades que realizamos en honor de los que se han adelantado son también la mejor forma de mantener viva una tradición que se ha transmitido a través de las generaciones.

La conjunción de la fe, tradiciones y cultura que encontramos en la celebración de estos días también nos sirve para darles a los niños y niñas recuerdos de pertenencia, de integración, de comunidad que más adelante en su vida adulta les pueden servir de soporte emocional para salir de una situación personal difícil o complicada, es muy importante en nuestra vida adulta tener esas vivencias y recuerdos que nos den la fortaleza que toda persona necesita para afrontar las dificultades de la vida diaria.

La fiestas de muertos tienen origen prehispánico y fueron declaradas desde 2003 por la Unesco como obra maestra del Patrimonio oral e intangible de la Humanidad así que sintámonos orgullosos de nuestras raíces, mantengamos vivas nuestras tradiciones y celebremos a nuestros fieles difuntos.

LA RUEDA DE LA FORTUNA

La semana pasada los gobernadores de 10 entidades de la República encabezados por Enrique Alfaro de Jalisco, Jaime Rodríguez de Nuevo León y Miguel Ángel Riquelme de Coahuila endurecieron el tono del discurso al solicitarle al Presidente un nuevo pacto fiscal, esta petición no es nueva pero ante la crisis económica generada por la pandemia, el nulo apoyo de la Federación para otorgar recursos extraordinarios y la aprobación en definitiva de la extinción de Fideicomisos que tenían como objetivo programas regionales de apoyo al campo llevaron a los Gobernadores casi a dar un ultimátum. El Presidente trató de generar un falso debate sobre la amenaza de estos gobernadores que según él no podrían salirse de la federación cosa que no tardaron en aclarar los rebeldes solicitando con urgencia la apertura del diálogo para revisar el pacto fiscal ya que estos 10 estados contribuyen con el 42% del PIB. Andrés Manuel nuevamente trató de minimizar el tema que acaparó los titulares en la agenda nacional retando a los inconformes a someter a consulta pública la petición, propuesta que éstos inmediatamente empezaron a instrumentar en sus estados.

Al parecer el Presidente se dio cuenta de que esta acción puede darles oxígeno a los gobiernos estatales para incidir en el próximo proceso electoral por lo que le bajó dos rayitas al tono y ofreció restablecer el diálogo. Este es un signo de que las cosas no vienen bien electoralmente hablando para Gobierno en turno por lo que se ve obligado a cambiar su estrategia de polarización que empieza a revertírsele.

Aquí le dejo mi correo por si tiene un comentario: marisolbladoes@gmail.com

Sonría que hoy también hay buenas noticias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí