El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, aseguró que sí se llevarán a cabo los Juegos Olímpicos en Tokio

“No perdemos tiempo ni energía en conjeturas. Estamos plenamente concentrados en la ceremonia inaugural del 23 de julio”, aseguró este miércoles el presidente del COI, el alemán Thomas Bach, sobre los Juegos Olímpicos de Tokio.

En una conferencia de prensa posterior a una reunión de la Comisión Ejecutiva del organismo, Bach dijo que “nadie, ni el científico más prominente”, es capaz de predecir cuál será la situación de la pandemia de coronavirus cuando lleguen los Juegos, por lo que pidió “paciencia” y “comprensión” a los deportistas, al pueblo japonés y a las demás partes implicadas.

Al tiempo que reiteraba que la cuestión nunca ha sido si habrá Juegos en julio, sino “cómo serán”, el presidente del Comité Olímpico Internacional tuvo que anunciar una concesión: la Sesión que el ente iba a celebrar de manera presencial en Atenas en marzo (10-12) será finalmente telemática, ante las dificultades de reunión que plantea la crisis sanitaria. En dicha asamblea se reelegirá a Bach en su puesto.

El dirigente dijo que no desea que ningún deportista “se salte la fila” en las campañas de vacunación, porque la prioridad son “los sanitarios que salvan vidas”. Pero añadió que ha pedido a los comités olímpicos nacionales que pregunten a sus gobiernos si en una fase posterior “los deportistas tendrán acceso a las vacunas, respetando la prioridad mencionada”.

Tokio 2020, el asunto que prácticamente monopolizó la conferencia de prensa, llevó a Bach a recordar que “la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos es un reto extremadamente complejo”.  “La complejidad se multiplica cuando se trata de unos Juegos aplazados por una pandemia. Estamos aprendiendo cada día. La lucha contra el virus es una lucha dura. Pero lucharemos por y como los deportistas olímpicos”, aseguró el abogado bávaro.

“Hay muchas conjeturas en torno a Tokio2020 que están perjudicando a los atletas”, lamentó. “Se especula con la cancelación, con un plan B, con todo. Algunos incluso hacen la propuesta de llevar los Juegos a otro país o de posponer los Juegos al año 2032. Que se lo digan a un atleta que se está preparando ahora…”, indicó Bach.

“Confiamos en el consejo de las diferentes autoridades, del gobierno japonés, de la OMS, de los fabricantes de vacunas, de todos los expertos. De las consultas con todos ellos podemos concluir que es demasiado pronto para saber qué medidas serán las apropiadas cuando lleguen los Juegos. Por eso”, subrayó, “tenemos que pedir paciencia y comprensión. A los deportistas, al pueblo japonés, a las federaciones, a los comité nacionales, al comité organizador. Tenemos que ser todos pacientes y diligentes”.

Aun así, el presidente anunció para febrero una primera versión de una guía de medidas para que los distintos grupos de participantes “se protejan a sí mismos y protejan a los demás” durante los Juegos de Tokio. Esta guía se actualizará constantemente. Bach mencionó las distintas competiciones que se desarrollan actualmente en el mundo, en las que se ha hallado un número irrelevante de casos positivos de covid-19, lo que da al COI “mucha confianza” de cara a julio.

El COI trabaja “sobre la base” de contar en Tokio con todos los deportistas previstos en todas las disciplinas. Pero el presidente advirtió de que los Juegos se centrarán “en lo esencial”, que circunscribió “al terreno de juego y a una competición justa y segura”. “Todo lo demás es secundario”, aseveró.

“Nuestra labor es organizar los Juegos Olímpicos y no cancelarlos. Nuestra tarea es hacer realidad los sueños olímpicos de los atletas. En esto trabajamos día y noche. No alimentaremos las especulaciones”, insistió. Según cifras ofrecidas durante la comparecencia, el 61 % de las plazas para Tokio2020 ya han sido asignadas, otro 25 % se cerrará durante el periodo de clasificación de los próximos meses y el último 14% se seleccionará a través del ránking que establezca de cada deporte.

Preguntado sobre si había un plazo límite para asegurar la celebración de los Juegos, Bach indicó que lo que había era distintos plazos para los distintos apartados organizativos. Se refirió en concreto a la presencia de público en los estadios y comentó que estaba en manos del comité organizador lanzar su programa de venta de entradas y que esto no podría demorarse “eternamente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí