ÁMSTERDAM.- Un inventor holandés cree haber encontrado un nuevo método más rápido y fácil para detectar infecciones por coronavirus.

En lugar de desagradables pruebas de frotis nasal, Peter van Wees ha pedido a voluntarios que entren en una cabina hermética y, una vez dentro, tendrán que gritar o cantar. Un purificador de aire industrial recoge todas las partículas emitidas para después analizarlas en busca del virus.

“Si tienes coronavirus y eres infeccioso y gritas estás esparciendo decenas de miles de partículas emitidas que luego se analizan en busca del virus”, explicó Van Wees.

Van Wees instaló su cabina junto a un centro de pruebas de coronavirus en las afueras de Amsterdam para probar su invento en voluntarios. Si prospera podría ser una gran herramienta de detección en conciertos, aeropuertos, escuelas u oficinas.

“Siempre es muy agradable gritar cuando nadie puede oírte”, dijo una voluntaria de 25 años que buscaba una prueba de coronavirus negativa para viajar a España.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí