De Viva Voz

SALVADOR CANTO

El expresidente municipal de Benito Juárez responde sin pelos en la lengua en torno a las polémicas que han envuelto su carrera política y afirma que continúa el acoso de sus opositores

 

Una vez más Gregorio Sánchez Martínez se encuentra en medio de la polémica, de cara al arranque de un importante proceso electoral, pues el pasado miércoles, el Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) le retiró el registro al Partido Encuentro Social de Quintana Roo (Pesqroo) que encabeza por no cumplir con el porcentaje mínimo de afiliaciones, justo un día después de que presentara a los delegados municipales de Benito Juárez y Solidaridad y anunciara en entrevista exclusiva con El Despertador de Quintana Roo que buscaría una candidatura a la diputación federal.

“No se cansan de joderme la vida”. Con esas palabras Greg Sánchez se refirió al resolutivo del organismo electoral local, una vez que se supo lo acordado en la sesión del pasado 6 de enero y afirmó que impugnará y llegará hasta las últimas consecuencias.

A pesar de ello y en completo optimismo, comenta que si las condiciones políticas y los tiempos se dan, dará el paso en busca de una candidatura a la diputación federal, pero destacó que si no se logra no insistirá, pues “tampoco tengo obsesión, yo estoy concentrado en mis empresas y en poder servir”.

Nacido el 18 de marzo de 1963 en Tecpan de Galeana, Guerrero, el expresidente municipal de Benito Juárez en el periodo 2008-2011, quien en medio de su intento por buscar la gubernatura en el 2010 fue detenido y encarcelado por acusaciones de delincuencia organizada, accedió a hablar de viva voz, tanto de sus actividades empresariales como de sus aspiraciones políticas, incluso de su paso por la administración de Cancún, sobre la cual presumió logros y obras que, afirma, ningún otro alcalde ha tenido, como en materia de pavimentación, limpieza, seguridad y apoyo al deporte.

En torno a su encarcelamiento repitió que ha sido la injusticia más grande que se ha perpetrado en su contra, pues consideró que fue maquinada para beneficiar a Roberto Borge, incluso con la confabulación del gobierno federal.

Aseguró que hoy en día no está impedido para contender por algún cargo de elección popular, pues de todos los procesos judiciales que ha enfrentado ha salido absuelto.

De su vida privada, particularmente de la separación con Niurka Sáliva Benítez —actual  regidora del Ayuntamiento de Benito Juárez—, ventilada en redes sociales por ella misma en diciembre pasado, Sánchez Martínez se limitó a subrayar que “la ropa sucia se lava en casa”.

 

—¿Cómo se describe Gregorio Sánchez Martínez?

—Como un hombre perseverante y de fe que todos los días trabaja y pica piedra. Dios, en vez de ponerme más viejo, me pone más joven, me ha bendecido, soy un hombre saludable y todavía hay Greg para rato, vamos a dar muchas batallas por Quintana Roo.

 

—Adicionalmente a la actividad política, ¿a qué se dedica?

—Yo soy empresario desde hace 30 años. Tengo varias empresas, dirijo un corporativo, soy asesor de otras empresas y mi actividad es empresarial, antes de meterme a la política.

Siempre lo he dicho, yo me metí a la política por una vocación, por patriotismo y por pasión para servir a mi comunidad.

Yo no me he dedicado a la política, soy empresario y ese es mi fuente de ingresos, yo nunca he recibido ingresos de la política; de hecho cuando fui presidente municipal, mi salario lo donaba al DIF, yo siempre he vivido de la iniciativa privada, de las empresas que tengo.

 

—¿Qué aspiraciones políticas tiene actualmente?

—Si bien ahorita es prematuro, les puedo adelantar que trataré de buscar, de acuerdo a los tiempos, una diputación federal en la próxima elección, si es que las condiciones se dan; y si no soy candidato, tampoco tengo obsesión, yo estoy concentrado en mis empresas y en poder servir.

 

—¿Qué opina de la resolución del Ieqroo que retiró el registro del Pesqroo?

—Fue ilegal y absurda y es claro que hubo un proceder al estilo de una mafia, pues justificaron cosas absurdas como que había incongruencias en las afiliaciones, cuando son las mismas afiliaciones que se han tenido desde la fundación del partido.

Es claro que le temen a Greg, pues con esta actitud demuestran que le sirven a la mafia del poder que me encarceló, y no a los ciudadanos quintanarroenses que con su voto le dieron el registro al Pesqroo, por lo que vamos a impugnar y llegar hasta las últimas consecuencias.

 

—Por otro lado, al recordar su paso como presidente municipal, ¿cuál considera que fue o fueron sus principales obras públicas?

—Voy a hablar de cuatro cosas fundamentales, y la primera de ellas fue la pavimentación sin precedentes de 270 kilómetros de calles y avenidas con el dragón, una maquinaria especializada recicladora de asfalto, justo cuando estaban hechas un desastre.

Recuerdo que antes de que yo llegara a la presidencia municipal había una “expo baches” en todo el municipio, de hecho existía un letrero en la entrada de la López Portillo que decía “bienvenido a Cancún, te recibe con los baches abiertos” y ese problema lo solucioné y testigos de eso son todos los ciudadanos de Cancún.

Otro punto fue que en tan sólo dos años construimos 17 unidades deportivas (casi una por mes) y después de mi administración no se ha hecho una sola. El fomento al deporte en mi gobierno fue prioridad y, además, estas unidades deportivas no le costaron un solo peso al municipio, pues fueron edificadas por las empresas por el buen gobierno que se hacía.

El tercero fue la erradicación de todos los basureros clandestinos; fueron más de 40 en distintos puntos de la ciudad en donde además se construyeron parques ecológicos, lo que nos permitió limpiar al municipio de Benito Juárez mediante el programa “Te quiero limpio Cancún” y eso nos llevó a ganar por única vez en la historia el premio “Jumil de Oro” como la ciudad más limpia.

En mi administración también compramos 200 patrullas nuevas y se equipó a toda la policía con armamento de nueva generación en un trabajo sin precedentes, pues fuimos los únicos que militarizamos a la policía y fue en la época en la que Cancún ha estado más seguro, y si bien pagué caro la osadía porque al primer general del Ejército que mataron combatiendo a la delincuencia organizada fue a Mauro Enrique Tello Quiñones que lo había nombrado secretario y junto con él mataron a un sobrino y al jefe de escoltas de mi esposa, y sin embargo tomamos el control de la ciudad totalmente y no volvió a haber ejecutados ni muertos durante mi administración.

También fuimos ganadores del Premio Nacional al Buen Gobierno que dan siete secretarías de Estado y es un premio avalado por la ONU y calificado por universidades.

 

—¿Qué pasó realmente con el dragón, la maquinaria que usó para la pavimentación de calles?

—El dragón era una máquina que vino a hacer la pavimentación y se fue, fue contratada para pavimentar más de 270 kilómetros y ahí terminó, nadie más ha hecho nada similar.

 

—Durante su administración municipal, ¿sintió que hubo gente de su gobierno que buscaba descarrilarlo para que no avanzara políticamente?

—Era evidente que había un gobierno federal que quería destruirme y finalmente terminó ilegalmente encarcelándome sin haber hecho delito alguno y un gobierno estatal que estaba confabulado para quererme joder.

Por supuesto que en todo momento trataron de dinamitar mi gobierno en muchas áreas, principalmente en seguridad pública, pero no pudieron.

De hecho hubo muchas personas destituidas, recuerdo que fueron alrededor de 300 policías que quedaron fuera de la administración, así como diversos funcionarios por mal desempeño y eran quienes estaban dinamitando a la institución y el trabajo de la presidencia municipal.

 

—En su vida política, ¿considera que la parte más complicada y dolorosa para Gregorio Sánchez fue el encarcelamiento?

—Desde luego, esto ha sido una de las partes más difíciles y la peor época de mi vida porque todo fue armado, hicieron un gran teatro entre el gobierno federal y el estatal que inventaron una y mil cosas que nunca pudieron comprobar, pero que tenían la firme intención de fregarme.

Me sentí con una frustración e incapacidad de ver cómo usan la ley para tergiversarla, torcieron la Constitución para poder joder a una persona inocente para políticamente destruirla y eso se llama injusticia con todas las letras, y sin embargo, dicen que golpe que no te mata te hace más fuerte.

Saliendo de la cárcel me armaron una campaña de desprestigio hasta con camiones pintados por toda la ciudad para desprestigiar mi imagen y obviamente me tuve que ir del país porque tenía amenazas de muerte que hasta le llegaron a mi familia.

Eso es lo que me ha mantenido firme, la mano de Dios, siempre la justicia está de parte del hombre justo y por lo tanto, cuando una persona es inocente, lo acusen de lo que lo acusen, va a salir siempre adelante.

 

—¿Qué ganaron los autores con su encarcelamiento?

—La gubernatura, lograron imponer a Roberto Borge como gobernador para que saqueara el Estado, para que se endeudara a Quintana Roo de la forma más vergonzosa pues para ellos ese era el negocio y encarcelar a Greg les facilitó todo.

 

—¿Por qué no querían que llegara a la gubernatura?

—Porque yo no iba a permitir el saqueo ni el endeudamiento y desde luego que Greg les estorbaba para ese gran negocio que no lo hizo una sola persona, sino que fue un negocio de todo un grupo político.

Aquí el gobierno federal se prestó, fue aliado del gobierno estatal porque fueron ellos los que me armaron todo el expediente para encarcelarme.

 

—¿Qué pasó con la investigación que hacían en Argentina por evasión fiscal, por la compra de un terreno de la Provincia de Entre Ríos?

—Precisamente cuando yo me voy del país, no me dejaron en paz y me buscaron, pactaron con ciertos elementos corruptos del gobierno de Argentina para que me armaran todo un show mediante un expediente penal en donde me acusaban a mí y a mi esposa de evasión fiscal y por supuesto que todo fue una gran mentira y eso se comprobó porque ni siquiera procedió, el caso fue desechado por la juez de la causa. Yo me presenté de manera voluntaria y la juez que me dijo que ella no me había mandado a llamar porque no había nada, es decir, ningún delito, lo que confirmó que se trataba de un teatro montado y eso le costó el puesto a varias personas del gobierno de aquel país como al director y al delegado de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, (equivalente al Sistema de Administración Tributaria (SAT) de México, que fueron los que operaron esa irregularidad para querer afectarme con acusaciones absurdas, fuera de lugar.

 

—Recientemente salió también el tema de un terreno donde se pretende el proyecto Lakam-Há de Cozumel, del cual se ha hecho mucha polémica al respecto y en el cual funge como asesor, ¿a qué le atribuye esa situación?

—Todo es parte de la campaña porque Greg les da miedo; cuando los corruptos escuchan mi nombre tiemblan. Les da pavor porque saben que soy un hombre capaz y que académicamente me he preparado, actualmente estoy estudiando una maestría, tengo siete diplomados, un máster en negocios, dos profesiones, soy licenciado en administración pública que para mí es una ciencia y lamentablemente hoy en día se manda de gobernador o de presidentes municipales a gente que no tiene ni idea de qué se trata la administración pública.

 

—Por otro lado, ¿qué pasó realmente con la polémica tras la publicación de su libro?

—Yo siempre he dicho que la verdad es un día con el otro, y aquí un tipo “abusado” quiso robarme una biografía de mi vida, lo cual es ilógico. Una cosa que no sabía esta persona es que el nombre de Greg Sánchez es una marca registrada desde hace más de 20 años y nadie puede utilizarlo sin mi permiso.

Entonces, esta persona quiso adjudicarse un derecho además usando nombre de menores, que la ley lo prohíbe, y entonces se quiso robar una autobiografía y adjudicársela, toda una parafernalia, inclusive, creyendo exhibirme y finalmente el exhibido como delincuente fue él, porque violó la ley.

 

—Con toda esta situación de las demandas y procesos jurídicos en los que se ha visto involucrado, ¿Greg Sánchez está impedido para competir por algún cargo público?

—Nunca lo he estado, aun estando en la cárcel me quitaron mis derechos políticos de forma ilegal y gracias a eso se escribió un libro que se llama “La Suspensión de los Derechos Políticos” publicado por el magistrado Manuel González Oropeza, que dentro del juicio votó a mi favor al considerar el hecho como “Muerte Civil”, pues consideró el acto de menoscabo a mi dignidad ciudadana y a mis constitucionales.

Ese libro hoy se estudia en la Facultad de Derecho de la UNAM, pues yo hubiese podido ser gobernador desde la cárcel y en él se demuestra que hubo un exceso en mi contra.

Por ello, queda claro que Greg nunca ha estado impedido políticamente, pues además no tengo antecedentes penales, en virtud de que salí exonerado, el gobierno federal ha hecho al menos siete, el gobierno del Estado más de 11, el gobierno municipal que encabezó Julián Ricalde me armó otros tres expedientes y hoy les puedo decir que hasta ahorita llevo ganados 22 juicios y a pesar de eso, estas personas no se cansan y lo que no saben es que Greg Sánchez cada día se fortalece.

 

—¿Qué pasó con la Fundación Todos Somos Quintana Roo A.C; sigue aún activa y dónde se localiza?

—No, esa fundación estuvo activa más de 12 años y al final se cerró porque el primer lugar en donde estuvo que era un predio de la avenida José López Portillo (en la supermanzana 69), durante la administración de Roberto Borge de forma ilegal lo aseguraron falsificando mi firma y me quitaron esa propiedad.

Después nos fuimos a otro domicilio, en la región 240, y también me hicieron la misma jalada, lo que demuestra toda la persecución que hubo hacia Greg y a la fundación y mejor tomamos la decisión de cerrarla. Sin embargo, en ambos casos existen litigios vigentes por el tema de la propiedad.

 

—Con respecto a su vida privada y como pregunta obligada, usted considerará contestarla o no, ¿qué nos puede decir de la relación con Niurka Sáliva y a qué términos llegaron tras anunciar la disolución de su matrimonio?

—La vida privada de las personas yo creo que sí merece todo el respeto, ella es la madre de mi hijo y se merece todo mi respeto, y yo siempre he dicho que la ropa sucia se lava en casa, eso es todo lo que puedo comentar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí