Mujeres y niños, entre las víctimas; EEUU sanciona a dos hijos del líder golpista birmano y a 6 de sus empresas

AGENCIAS

PARÍS.- Hasta el 8 de marzo al menos 67 personas, entre ellas mujeres y niños, habían muerto en Myanmar y cientos más habían resultado heridas a consecuencia del golpe de Estado perpetrado por una junta militar a principios de febrero, señaló el portavoz de la Organización de las Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

“Nuestro equipo de la ONU sobre el terreno sigue profundamente preocupado por la continua pérdida de vidas desde que los militares se hicieron cargo del Gobierno de Myanmar”, comentó Dujarric, motivo por el cual, a nombre de las Naciones Unidas, se pronunció en contra de la represión de manifestantes pacíficos. “El uso de fuerza letal contra manifestantes no violentos nunca es justificable según las normas internacionales de derechos humanos”, agregó.

En respuesta a la intervención militar, miles de ciudadanos han salido a las calles para protestar e iniciado una campaña de desobediencia civil, con huelgas en distintos puntos del país para exigir la liberación de los políticos detenidos, que han sido reprimidas por las autoridades.

En Washington, el Gobierno de Estados Unidos anunció nuevas sanciones derivadas del levantamiento militar en Myanmar, esta vez contra dos hijos del líder golpista, Min Aung Hlaing, así como seis de sus empresas.

“Aung Pyae Sone y Khin Thiri Thet Mon tienen una variedad de participaciones empresariales que se han beneficiado directamente de la posición y la influencia maligna de su padre”, dijo el Departamento del Tesoro estadounidense.

Las nuevas sanciones bloquean los bienes que los dos hijos del líder golpista puedan tener en Estados Unidos y prohíben eventuales transacciones con ellos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí