SALVADOR CANTO

El presidente de la AC Red Positiva advierte del riesgo inminente de desabasto de medicamentos antirretrovirales; desorganización y falta de transparencia: nada informan sobre su adquisición

El presidente de la asociación civil Red Positiva de Quintana Roo, Roberto Guzmán Rodríguez, encendió las señales de alarma y advirtió que ante la indolencia de las autoridades federales en materia de salud se corre el riesgo de un posible desabasto de medicamentos antirretrovirales para el control del VIH/sida en el país a partir del mes de abril, incluso peor a lo que se vivió el año pasado, pues a cuatro meses de que inició la licitación para la adquisición de los mismos, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no les ha informado qué avances tienen al respecto.

En entrevista con El Despertador de Quintana Roo, el activista desde hace 35 años en temas de la diversidad sexual y el VIH, y la no discriminación, también lamentó que a nivel local, las autoridades de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa) carezcan de una verdadera estrategia de prevención y detección y no tengan una actualización en cuanto a las cifras de nuevos casos.

“Algo grave para nosotros es que Quintana Roo no conoce su epidemia, no es la misma que existe en la zona sur, en Chetumal por ejemplo con las fronteras, como la que podemos tener en Playa del Carmen en donde se combinan los químicos porque hay mucho ´chemsex´, es decir, sexo con drogas, aunado a la problemática que ya puede haber en la parte maya, pues tal parece que no existe voluntad de las autoridades”, expresó.

Refirió que ellos como Asociación Civil, tan solo con la unidad móvil de junio del año pasado a enero de este 2021, han detectado en Cancún alrededor de 140 nuevos casos de VIH, pero “no sabemos qué se está detectando en los Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), en los Centros de Salud y en los hospitales”.

También, señaló que desde hace cuatro meses el IMSS ha dejado de hacerles pruebas de cargas de virales ni disminución de linfocitos CD4, simplemente porque no hay.

De Viva Voz, Roberto Guzmán quien es originario de la Ciudad de México, pero pionero en Quintana Roo como forjador en trabajos sociales en el tema de diversidad sexual, lamentó que hoy en día los políticos continúen usando la bandera para las campañas y una vez que llegan al poder abandonan sus propuestas y niegan todo tipo de apoyo.

 

—¿Quién es Roberto Guzmán Rodríguez?

—Soy originario de la Ciudad de México, tengo en Cancún 35 años y si bien no me considero pionero, te puedo decir que forjamos el tema de diversidad sexual y el VIH, y la no discriminación como lo están haciendo actualmente las nuevas feministas en el tema del aborto y la interrupción del embarazo.

Te puedo decir que soy un necio insistente, activista desde hace muchos años, que trabaja a favor de la justicia, le molestan las injusticias, la discriminación y más que nada, la indolencia con la que actúan las autoridades para atender la problemática que existe y más cuando una persona sufre. Yo creo que el confinamiento de los chicos gay, de los chicos con VIH en sus casas ha sido, y será hasta que todo regrese a la normalidad, un infierno, pues afrontar a sus padres, la homofobia, que tengan que esconder sus medicamentos ha sido terrible.

Yo no represento a la comunidad, yo represento a las causas que lastiman a la comunidad, no es posible el estigma y la discriminación.

 

—¿Cómo va el tema del abasto del medicamento para el control del VIH este 2021, luego de que el año pasado hubo problemas con ello y en Quintana Roo tuvo consecuencias?

—Quiero comentarte que el gobierno federal le ha asignado a la ONU que sean ellos los que vean en dónde y cuántas vacunas se van a comprar y quien coordina eso es el Insabi, instancia que suple las funciones que hacía el Seguro Popular; ellos pasan la lista y/o clave de los medicamentos que se necesitan para el control de la epidemia y muchas otras enfermedades relacionadas con las bajas de las defensas.

Sin embargo, esta semana quienes formamos parte del Consejo Nacional para la Prevención y Control del sida (Conasida), que en mi caso soy vocal, tuvimos una reunión virtual y lo preocupante es que no tienen muy claro cómo y cuándo van a hacer ellos esta adjudicación de compras.

Es decir, estamos frente a un posible desabasto, hay muchas claves que todavía no están asignadas, hay muchas compras que no saben si procederán o no y esto nos preocupa porque el medicamento ya debería de estar en las bodegas a más tardar en abril, en todos los Centros de Salud y en todos los CAPASITS y me refiero a los retrovirales para este 2021.

Efectivamente, en el 2019 se dio una situación muy grave pues hubo mucho desabasto y por ello hicimos paros, para hacerle entender a las autoridades lo urgente de atender la situación y ahora parece que se quiere hacer lo mismo, hay un silencio absoluto y no nos quieren decir para cuándo van adjudicar y a comprar, y lo más grave es cuándo lo van a distribuir porque todavía no tienen resuelto el proceso de distribución en el país.

Nos estamos encontrando con un escenario exactamente igual o peor a lo que pasó en el 2019, porque vemos que no hay voluntad de comprar y hacer las cosas como deben de ser y posiblemente no nada más uno, sino muchos que necesitemos medicamentos y nos vamos a ver afectados.

Si bien se nos presentó a nosotros una lista de todo lo que es el abasto actual, lo que hay en las farmacias del ISSSTE, del IMSS y del Insabi, y nos dicen que cuentan con medicamento para cuatro o cuatro meses y medio, pero aquí la pregunta es ¿qué va a pasar en abril si no de compra ahora el medicamento?

 

—¿Cómo consideras que ha sido el desempeño del Insabi?

—No tienen idea de lo que tienen que hacer, están esperanzados a que la ONU les resuelva algo que les compete a ellos como gobierno y no han terminado ni de comprar a un órgano que el gobierno federal nombra como responsable. Aún no tienen definido ni siquiera su sistema de distribución en el país, es decir, son puras mentiras y trabas lo que está generando este gobierno y de nueva cuenta puede poner en riesgo no sólo a los miles que tomamos medicamentos, sino a los nuevos casos porque también la detección oportuna no se hace desde el año pasado.

Con decirte que México redujo 50% de la detección, entonces, hay personas que tienen VIH pero no se les ofrecieron pruebas, no se hicieron las detecciones y ahí está la situación grave.

 

—¿Frente a este grave caso de desabasto, es claro que existe una clara indolencia por parte de las autoridades?

—Es correcto, además existe un desconocimiento de la situación por parte de las autoridades que no nos da seguridad para nuestra atención, este gobierno se la ha pasado diciendo mentiras y por eso no están las vacunas y tememos que vayan a acabar comprando porquerías.

Por eso nos preocupa mucho este Decreto que le adjudica a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para importar medicamentos que cuenten o no con registro sanitario en México y con eso pueden traer de Pakistán o Rusia y no sabemos cuál nos van a dar y sin tener la información correcta nos ponen en un peligro.

 

—¿Qué otras complicaciones tienen actualmente?

—No sólo tenemos el problema del posible desabasto, sino muchos otros más, con decirte que tiene más de cuatro meses que no se hacen pruebas de cargas de virales ni disminución de linfocitos CD4 en el IMSS, simplemente porque no hay, porque el gobierno de la 4T recortó recursos a programas importantes.

 

—En ese sentido, ¿cuál es el panorama de prevención de enfermedades de transmisión sexual en Quintana Roo y en qué lugar estamos respecto al nivel nacional?

—Desafortunadamente el estado ocupa la primera posición a nivel nacional, desde marzo del año pasado que comenzó la pandemia ya se veía en algunas partes la falta de estrategias por parte del gobierno del Estado, no existe un programa de atención o respuesta estatal en Quintana Roo para la epidemia del VIH.

Algo grave para nosotros es que Quintana Roo no conoce su epidemia, no es la misma epidemia del sur, Chetumal con las fronteras, como la que podamos tener en Playa del Carmen en donde se combinan los químicos porque hay mucho “chemsex”, es decir, sexo con drogas y yo creo que la parte maya no la conocemos.

Lo que está pasando en Cancún y en las islas olvidadas ese es otro de los problemas, pues no hay un plan de respuesta, ni tampoco uno que ayude con las detecciones.

Hay que recordar que hicieron a un lado a la sociedad civil y nosotros como organización y con el compromiso que tenemos como Red Positiva, seguimos haciendo detecciones y en cuatro o cinco años hemos atendido a más de nueve mil personas que buscan y han encontrado en nosotros respuestas, pues el gobierno no tiene actualmente plan para ello­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­, ni la Sesa ni la Jurisdicción Sanitaria tienen campaña para detección de prevención sobre diagnóstico oportuno y entonces nos estamos enfrentando otra vez a esta situación en donde ni siquiera hay campañas en los medios.

 

Ahora con el tema del COVID, ¿qué tanto se ha complicado la situación para las personas con VIH?

—A las personas que están colapsando con el COVID-19, si les hacen examen de VIH, algunas resultarán positivos porque tienen sus defensas muy bajas. Es necesario que se haga una campaña sobre la importancia de hacer pruebas de VIH para saber si ya tienen retrovirales, porque si no, las defensas ya están abajo y pueden colapsar muchos más.

Entonces, no hay tampoco hay una campaña binaria o vinculante con el COVID y es importante tenerla, desafortunadamente las autoridades tendieron una cobija muy pesada y apenas la estamos tratando de levantar de nuevo hasta los activistas, pero no hay de parte de la autoridad esta voluntad.

Nosotros vamos a iniciar, esta semana que entra, una campaña robusta en Isla Mujeres con la unidad móvil que tenemos que fue traída de Chetumal y después, en unos dos o tres meses la moveremos a Lázaro Cárdenas porque necesitamos buscar VIH porque no lo están haciendo las autoridades.

 

—A nivel local, ¿qué municipios requieren de mayor atención?

—En Tulum desde el fallecimiento de un compañero activista se ha dejado de atender la situación y considero que requiere urgentemente medidas, así como en Chetumal en donde pese a que abrimos un módulo en el Centro Comunitario, no hubo un apoyo de las autoridades porque tal parece que no les gusta que gente del norte o de otros municipios vayan a hacerle su trabajo y no recibimos el apoyo de la Jurisdicción Número Uno y por eso tuvimos que cerrar y volver a Cancún en donde hemos enriquecido la prevención, atención y la vinculación, porque sí nos sorprende que desde que regresamos en junio y hasta enero, se detectaron 140 nuevos casos de VIH.

Eso quiere decir que si lo que nosotros como asociación estamos detectando, no sabemos qué se está descubriendo en los CAPASITS, en Centros de Salud, en los hospitales, a pesar de que la doctora Alejandra Aguirre (titular de la Sesa) dijo que sí se hicieron detecciones el año pasado, pero estos fueron en los casos de COVID-19, no en las poblaciones focales como son los hombres que tienen sexo con hombres, usuarios de drogas y entonces tenemos que regresar a esos municipios para hacer detección, y creo que la unidad móvil puede ser itinerante, es decir, estar unos meses en un lugar y hacer detecciones en las poblaciones.

 

¿Qué opinas de los políticos y más aún cuando prometen apoyar al movimiento y solo en campaña los usan?

—Desafortunadamente son muchos y uno de ellos es Reyna Durán, quien en campaña nos vino a ver, y ahora ella misma le da la espalda al feminismo, a las chicas y como mujer eso es grave, que se cuelguen.

Y la lista es larga desde hace muchos años, gente como Geovani Gamboa, Alberto Vado, Patricia Sánchez y todas esas personas que han sido funcionarios del lado de la diversidad sexual no han hecho nada y sólo en campaña se les ha hecho fácil utilizar la bandera gay y de trans para llegar a ocupar sus puestos y luego olvidarse de su propia comunidad.

Incluso está el ejemplo de Laura Beristain que criminalizó el VIH, lo cual fue un tremendo error que cometió y así como ellos abundan los que sólo utilizan el estandarte en las campañas.

Yo creo que sí tenemos que ser muy puntuales y ponernos bien abusados ahorita, creo que Redes Sociales tiene una nueva líder que representa a las chicas trans pero en realidad no representa a nadie, pero los partidos tienen que buscar estos espacios para no perderlos, pero no son representantes de la comunidad; en resumen, los políticos en campaña son amigos y al estar en el cargo son unos culeros.

 

—¿Te tocó una etapa difícil de discriminación de la sociedad o crees que todavía existe?

—En todo el mundo los Derechos existen, en Quintana Roo, durante el confinamiento volvió a incrementarse la discriminación en contra de los chicos y muchos que han acudido a hacerse la prueba, lo hacen temerosos porque no saben si su mamá o papá los va a golpear por ser gay o tener VIH.

Volvemos a esa cultura de hace mucho tiempo que sigue prevaleciendo en contra, y entonces tenemos que trabajar en una nueva agenda y yo pudiera entrar a la agenda, pero mi agenda tiene otros temas ahorita, como es reforzar las acciones de la unidad móvil, atender el COVID y es necesario que otros chicos se sumen a una nueva agenda porque hay mucho por hacer todavía.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí