Gervonta Davis retiene su cetro ante el ‘Pitbull’ Cruz

0
7

El púgil estadunidense se impuso por decisión unánime al mexicano para conservar el campeonato mundial de peso ligero de la AMB

LOS ÁNGELES.- El boxeador estadunidense Gervonta Davis batió el domingo al mexicano Isaac Cruz por decisión unánime y retuvo su título de campeón regular del peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Protegido del excampeón Floyd Mayweather, Davis resistió la ofensiva estrategia de Cruz en el inicio del combate e hizo valer su experiencia para mantener su cinturón.

‘Pitbull’ Cruz, en su primer combate por un título mundial, hizo una gran exhibición de valentía ante los 15.000 aficionados que acudieron al Staples Center de Los Ángeles (California).

Davis se mantiene invicto con 26 victorias (24 por nocaut) y ninguna derrota, pero no logró la demoledora actuación con la que esperaba retar al australiano George Kambosos Jr., presente en el Staples Center.

El australiano dio la gran sorpresa en noviembre al destronar a Teófimo López de los títulos de supercampeón de peso ligero (135 libras, 61,2 kg) de la AMB y de campeón de la OMB (Organización Mundial de Boxeo) y la FIB (Federación Internacional de Boxeo).

Gran favorito en este combate, Davis reconoció el desafío que le supuso batir a Cruz, que se queda con un registro de 22 victorias (15 por nocaut), un empate y dos derrotas.

Al principio de la pelea salió muy fuerte (…) Pero yo me lastimé la mano y no pude sacarlo de ahí», explicó ‘Tank’, de 27 años.

Aunque ambos se dieron ganadores al final de la pelea, los jueces otorgaron la victoria al púgil de Baltimore con tarjetas de 116-112, 115-113 y 115-113.

No tengo nada que decir, que digan otros quien ganó esta pelea», declaró Cruz, que agradeció el apoyo que recibió desde las gradas por su boxeo extremadamente ofensivo.

Es el estilo ‘Pitbull’. Siempre voy a atacar y presionar, es mi forma de boxear», afirmó el mexicano, de 23 años.

– Combate parejo –

Desde la primera campana, Cruz hizo suyo el centro del cuadrilátero con un boxeo agresivo con el que solo tardó un minuto en desequilibrar a Davis con un fuerte gancho.

El mexicano estaba lanzado y Davis le supo emboscar con un potente derechazo que hizo que Cruz pisara la lona en la primer bocina.

Sin dejarse impresionar por el campeón o el escenario, el púgil de Ciudad de México no dio un paso atrás y siguió sumando puntos en su apuesta por la distancia corta.

Davis se encontraba visiblemente incómodo en el arranque por tener que defenderse ante su público, mientras se escuchaban gritos de «Pitbull, Pitbull».

El estadunidense, sin embargo, se enfocó en defenderse con su gran velocidad y en buscar el contragolpe con su potente uppercut.

A medida que su rival se iba fatigando, Davis fue haciéndose con el control del ring y superado el ecuador del combate ya aterrizaba sólidos golpes.

Cruz se fue dos veces al suelo en el octavo asalto pero se mantuvo en pie y en el décimo puso en problemas al campeón con una feroz embestida contra las cuerdas.

Por detrás en los puntos, Cruz buscó a la desesperada el nocaut en los dos últimos asaltos y consiguió que Davis resbalara y cayera a la lona a dos minutos del final.

Tras la última campana, ambos boxeadores se autoproclamaron campeones pero los jueces decretaron que Davis mantuviera el título.

El estadunidense, quien ha sido campeón mundial en tres diferentes categorías, iba a enfrentar inicialmente a su compatriota Rolando Romero, quien fue apartado del combate en noviembre por una acusación de agresión sexual en su contra.