FUERTE CORRUPCIÓN EN EL INM: JAIME RENDÓN DE LEÓN

0
39

Complicidad e inacción en las instituciones del Estado mexicano frenan la implementación de estrategias de atención al migrante y el combate a las poderosas mafias de ‘polleros’, considera activista y experto en temas migratorios

 

SALVADOR CANTO

Tan solo detrás de Nueva York en Estados Unidos, Quintana Roo es el segundo estado de un país que tiene dentro de su población a ciudadanos de más de 131 nacionalidades, aunado a que las 68 etnias que tiene México, también están presentes en cualquier punto de los 11 municipios.

Lo anterior fue revelado en entrevista con El Despertador de Quintana Roo por el activista, gestor y experto en problemática migratoria Jaime Enrique Rendón de León, quien planteó que el tema es mucho más amplio de lo que se piensa, pues ha permitido el crecimiento poblacional y fortalecido a la entidad en todos los sentidos para lograr incluso el éxito turístico en el Caribe Mexicano.

“Si hablamos de migración, no sólo se trata de extranjeros de cualquier nacionalidad, sino también de mexicanos procedentes de todas las entidades del país que conviven en Quintana Roo desde su creación y que se han expandido de norte a sur en los 11 municipios”, enfatizó.

No obstante, De Viva Voz dijo que en el caso de la migración de centroamericanos y sudamericanos existe una complicada situación cuando detrás de ellos hay mafias que impiden su regularización y se aprovechan de las circunstancias, lo que deja en evidencia que el estado mexicano a través del Instituto Nacional de Migración (INM), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), está sometido al yugo de la corrupción. Señaló que el mayor número de migrantes en Quintana Roo son guatemaltecos.

—¿Cuál es la condición migratoria de Quintana Roo?

—Existe un estudio que hizo una catedrática de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), que da cuenta de que en el estado conviven cotidianamente más de 131 nacionalidades. Si a eso le agregamos las 68 etnias que tiene México y que están aquí presentes en cualquier lugar, estamos hablando desde el sur hasta el norte en los 11 municipios. Pero además, tenemos la migración interna que viene de Guerrero, Tabasco, Veracruz, de Yucatán inclusive, Chiapas, Campeche y todas esas personas que se mueven de allá por alguna razón que pueden ser económica, de desarrollo, de estudio o de lo que sea; hoy todos hacemos la gran dimensión multicultural en un espacio que tiene las características del estado de Nueva York. De hecho Quintana Roo es el segundo estado de un país que recibe mayoría de migrantes; es un estado migratorio que recibe y captura a migrantes. Entonces todo ese crisol de culturas un día va a dar aquí la identidad de este propio lugar. Ahorita somos un lugar en construcción con la llegada de nuestros migrantes.

 

—Así como Estados Unidos representa el ‘sueño americano’ para muchos, ¿Cancún es el ‘sueño del Caribe’ para otros?

—El fenómeno se da no nada más del extranjero que viene atraído por este polo. El atractivo de Estados Unidos siempre va a estar porque la percepción de dinero en dólares es más segura allá que acá, pero no cabe duda que Quintana Roo con todos sus atractivos e infraestructura es un imán muy poderoso. Pero el corredor de quienes vienen por la frontera Norte-Sur que así se le llama a la zona de Honduras, El Salvador, Guatemala y todo Centroamérica, ya está totalmente marcado de cómo se mueve la famosa ‘bestia’ (el tren) que llega hasta Monterrey pero que atraviesa todo el país desde el sureste hasta el norte. Pero todo esto sigue siendo algo digno de estudio, por qué el migrante centroamericano e incluso de Sudamérica llega hasta Quintana Roo, porque están encontrando oferta de trabajo y muy buena.

 

—Pero al llegar no todo es fácil, pues no tienen documentos y enfrentan los problemas migratorios, ¿qué hay de eso?

—El dilema es saber por qué llegan el papá, la mamá, muchos incluso sin escolaridad, algunos con primaria cuando mucho y cuando llegan es una cuestión migratoria que deben de atender las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) porque cruzan todos los retenes habidos y por haber, hay una ruta de ‘polleros’ que se la saben de todas todas y los entregan hasta aquí. Entonces se saltan muchas instancias, muchos retenes, todos los estados desde la frontera con Chiapas o Tabasco y llegan hasta acá, hay dinero de por medio, les quitan dinero por todos lados, lo que habla de una corrupción y engaño tremendo porque hay gente que inclusive le dice a los centroamericanos que acá les darán sus papeles, los cuales son apócrifos y hay gente que cae en eso, por lo que corren el peligro de terminar en la cárcel por esa situación.

 

—Realmente, ¿quién debe de atender esta situación migratoria de extranjeros en Quintana Roo?

—El Estado tendría que tener la voluntad, y estamos hablando de la Secretaría de Gobernación, para implementar toda una estrategia de atención al migrante, porque aquí no se trata nada más hacer las famosas redadas para capturarlos y llevarlos a la estación migratoria y de ahí deportarlos; lo que pasa es que una vez que llegan a la estación migratoria ahí se sabe y se conoce, porque incluso ha habido denuncias sobre eso, la gente es sometida a presiones muy fuertes para que las familias desde sus ciudades de origen manden dinero para poder sacarlos de ahí y estamos hablando de miles de dólares que les piden para que salgan y no los deporten hasta su país. La estación migratoria viene siendo un necesario espacio para poder darle lugar al migrante, antes de que sea expulsado a su país.

 

—El migrante va más allá de lo que uno se imagina, en muchos casos vienen huyendo de múltiples problemas en su país, ¿cree que cuando llegan a México el sueño se convierte en pesadilla por la presencia de las mafias?

—Aquí en todo este sistema que existe como en el INM que no hace todo lo necesario para detener a esas grandes mafias, estamos hablando también de los cuerpos de seguridad del Estado mexicano que no resuelven la manera de combatirlas y que son una realidad, inclusive meten al hombre en la dinámica de que ‘¿quieres sobrevivir? tira droga’ y a la mujer que se prostituya.

 

—¿Considera que dentro de todo esto, también existe algún tipo de discriminación hacia los migrantes en general?

—Claro que sí, y es más, se les etiqueta así, si es de Colombia es narcotraficante, si es de Venezuela es prostituta… Ese tipo de cosas no nos hace nada bien, porque además existe toda una cultura de la discriminación, de la xenofobia hacia las culturas y aquí mismo en México lo vivimos en contra de las personas de Chiapas, de Oaxaca, de Yucatán. A los de Yucatán les tienen la etiqueta de ‘mayitas’ que es lo más aberrante que puede haber, y a los de Chiapas les dicen ‘los chiapitas’ y entonces, todo este tipo de cosas no dice nada bueno de una sociedad que se supone debería ser distinta. Creo que Quintana Roo sería una entidad totalmente distinta a nivel internacional si tuviéramos la cultura de la no xenofobia y la no discriminación hacia quienes vienen de otros lugares.

 

—¿Qué pasa con los migrantes centroamericanos que llegan a Cancún, en dónde se ubican o a dónde llegan, que son blanco fácil de los grupos delictivos?

—Estamos hablando de que aquí en Cancún, en la zona de El Crucero los amarran, les prometen miles de cosas y ya no digamos la situación que hay en la zona donde hay mujeres ejerciendo la prostitución (supermanzana 66). Estamos hablando de mafias que incluso en la zona hotelera están haciendo uso y mal empleando al ser humano como si fuera cualquier cosa para lograr su objetivo de tirar droga o prostituirse. La migración es complicada, no es fácil y creo que debería de haber la voluntad política de hacer algo, claro que la política de Estados Unidos incluye mucho de lo que se mueve en la frontera sur y las reglas del juego siempre están cambiando.

 

—¿El INM mueve estas reglas?

—Yo que hago trámites migratorios para ayudar y apoyar a gente de Centroamérica, me topo siempre que en el INM existen nuevas reglas de procedimiento para poder ayudar a los migrantes a resolver su situación, estamos hablando de su regularización hasta que logren su residencia permanente, temporal o la que sea. El asunto es que ellos tengan la voluntad de hacer las cosas. La historia que he recabado de cada migrante es de gente fabulosa que ha enfrentado cosas que cualquiera de nosotros no podríamos aguantar.

 

—Y estas reglas de migración ¿qué tanto complican la regularización de los migrantes?

—Como en todo sistema instalado en cualquier tipo de gobierno, la burocracia y la parte administrativa son complicadas porque tiene que ver con los procedimientos en donde reina la desconfianza y los sistemas de procedimientos son desgastantes. No obstante el Estado tiene que cobrar por ese tipo de trámites, se cobran multas y otro tipo de impuestos, pero encima de esto, le tenemos que agregar que el migrante que llega aquí lo hace en dos condiciones sumamente desventajosa, primero es que llegan sin dinero y segundo, no pueden conseguir empleo porque sin documentos nadie lo puede contratar.

 

—¿Cómo considera la situación de corrupción en el INM?

—Muy fuerte y esto es algo que se tiene que componer de alguna manera. Ciertamente lo que se capta de dinero por la regularización de cada uno de los migrantes y la aceptación de visas es muy grande; vamos a decir que el dinero que se capta por esa vía como en el turismo es bastante grande, pero además la oportunidad que las mafias tienen de controlar ese asunto de la trata de personas y todo lo que involucra al crimen organizado, ahí lo tienen ellos a la mano y mientras el INM y el gobierno federal no den cuenta de eso, tienen las manos sueltas para hacer lo que se les pegue la regalada gana.

 

—¿El caso de los 50 indocumentados rescatados de una casa de seguridad aquí en Cancún es un ejemplo de esta corrupción?

—Desde luego, esto no es una cosa que pudo haber pasado desapercibida, este tipo de cosas tiene que terminar porque no se puede permitir en un Estado como el mexicano, porque eso demuestra que se está fallando.

 

—¿Considera que la política migratoria que maneja México es la correcta?

—Yo creo que existe toda una base de las instituciones de la sociedad civil, estamos hablando de colegios de abogados, universidades y es momento de hacer todo un gran acuerdo nacional para resolver este problema migratorio, desde el punto de vista administrativo, no desde el punto de vista de los intereses porque aquí lo que reina son los intereses, no en balde los delegados del INM en los estados (como en Quintana Roo) no duran mucho, porque tienen muchas presiones tanto del gobierno federal como de las grandes mafias, que son las que hacen uso de esas facultades que tienen para presionar a la trata de personas y eso es gravísimo. El año pasado hubo cinco o seis delegados que pasaron y con ninguno se puede entrevistar uno para atender la problemática migratoria en Quintana Roo.

*****

Jaime Enrique Rendón de León

 

  • Nació en la Ciudad de México, pero vivió muchos años en Yucatán y desde hace 18 años radica en Quintana Roo.
  • Activista, gestor social y especialista en temas migratorios.
  • Muy interesado en asuntos de los Derechos Humanos.
  • Fue parte del Consejo Internacional Sumando Venezuela que dirige Marilyn Torres Leal, con lo que fortaleció sus conocimientos sobre el tema migratorio.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí