Falta voluntad para rescatar el centro de Cancún: Manuel García Jurado

0
84

DE VIVA VOZ

El presidente del Patronato para la Cultura y las Artes de Cancún y propietario de La Parrilla, lamentó que los planes gubernamentales para reactivar la zonahan quedado en buenas intenciones y trabajos de ocurrencia, para justificar presupuestos

SALVADOR CANTO

El presidente del Patronato para la Cultura y las Artes de Cancún A.C., Manuel García Jurado Acosta, lamentó que no haya interés alguno de las autoridades por restaurar o darles mantenimiento a las esculturas y obras que forman parte de la historia del municipio de Benito Juárez.

“Es una mezcla de responsabilidades de diferentes áreas del gobierno municipal, entiendo que algunas cosas le tocan a Servicios Públicos, probablemente otras a Obras Públicas y otras a Cultura, entonces, creo que es algo que no se debe dejar pasar”, señaló en entrevista con El Despertador de Quintana Roo.

De Viva Voz sostuvo que no se conocen los recursos que se puedan destinar a este tipo de acciones, pero dejó en claro: “creo que no es la prioridad del gobierno, pues están más enfocados a otros tipos de necesidades y lamentablemente estos temas se van dejando y eso nos afecta mucho”.

El también empresario y miembro del Comité de Reactivación de la Zona Centro de Cancún, señaló que ha hecho falta voluntad política de las diferentes administraciones, tanto municipales como estatales, para llevar a cabo esa rehabilitación del centro de la ciudad que tanto se ha anhelado, pues todo ha quedado en buenas intenciones y trabajos de ocurrencia, con un desastroso resultado, que es lo que se tiene a la fecha.

Señaló que un ejemplo claro de las ineficaces acciones de las autoridades es la condición actual en que se encuentra la avenida Yaxchilán, en donde los pocos negocios que sobreviven pese a las adversidades, como es el caso de su restaurante La Parrilla, tratan de hacer las cosas bien.

Mencionó tener conocimiento de que existe en la mesa del Cabildo del Ayuntamiento de Benito Juárez una propuesta para que el centro de la ciudad se maneje como un área especial, se defina un polígono que sería algo así como un “distrito” que tenga su propio presupuesto y en donde haya proyectos, participe la comunidad, inclusive el sector empresarial, pero “vamos a esperar a ver qué es lo que pasa al respecto”.

—¿Cómo ha visto la relación del gobierno con la actividad cultural?

—A nivel federal ha sido terrible porque realmente se cancelaron todos los apoyos, gran parte de los eventos que se llevaban a cabo en todo el país venían con apoyos del gobierno federal a través, primero, de Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) y luego de la Secretaría de Cultura y todo eso pues ya desapareció y con eso, muchos estados —y es el caso de Quintana Roo— no cuentan con un presupuesto suficiente en las áreas de cultura porque se recibían esos apoyos federales. Entonces, sí ha quedado bastante desamparado el tema de cultura en general, en becas, en exposiciones, apoyos a artistas, a creadores, eventos populares y todo eso se ha reducido enormemente y ahorita los esfuerzos son más bien locales. En el caso de Benito Juárez sí ha habido un intento, han habido algunas cosas que se han podido hacer, y ahora esta administración que repite, no está repitiendo en el Instituto Municipal de la Cultura, que ahora tiene una nueva directora y sería muy conveniente que nos diga si tiene algunos planes, si cuenta con presupuesto o qué tipo de eventos se van a hacer.

—En la zona centro hay algunas esculturas que se están deteriorando por falta de mantenimiento y atención de las autoridades, ¿qué opina de ello?

—Ahí es una mezcla de diferentes áreas del gobierno municipal, entiendo que algunas cosas le tocan a Servicios Públicos, probablemente otras a Obras Públicas y otras a Cultura; entonces, creo que es algo que no se debe dejar pasar. No se conocen los recursos que se pueda tener para eso, sí creo que no es la prioridad del gobierno, pues están más enfocados a otros tipos de necesidades y lamentablemente estos temas se van dejando y eso nos afecta mucho, deteriora mucho la imagen de la ciudad y ojalá que el gobierno municipal le dé prioridad e importancia a estos temas para poder rehabilitar algunas de las obras que tenemos ahí, en la zona fundacional. Aquí menciono que hay un grupo que está preocupado por ese tema y están haciendo algunos intentos, en algunos casos rehabilitar y en otros hacer propuestas nuevas para algunos puntos que son medulares en la ciudad para que se pueda tener una fuente, un monumento, se pueda tener una rehabilitación de zonas verdes. De hecho, se están sembrando algunos árboles y entiendo que son esfuerzos de la sociedad civil de común acuerdo con el gobierno y ahí el que anda empujando mucho eso es Carlos del Castillo, quien es parte del patronato.  

—Usted también forma parte del Comité de Reactivación de la Zona Centro, ¿qué es lo que ha pasado con todos los proyectos que han presentado?

—Como siempre, la voluntad de las diferentes administraciones municipales como estatales por llevar a cabo a esa rehabilitación del centro de la ciudad y todo queda en buenas intenciones. Ahorita entiendo que hay una propuesta para que el centro de la ciudad se maneje como un área especial, se defina un polígono que sería algo así como un “distrito” que tenga su propio presupuesto y en donde haya proyectos, participe la comunidad, inclusive el sector empresarial en beneficio de todos porque en medida de que se vaya recuperando, irán incrementándose el valor de las propiedades, suben los prediales, el gobierno recuda más y entonces se vuelven a rentar locales que llevan muchos años abandonados y todo este proceso a mí manera de ver es un círculo virtuoso, todos ganan, pero sí se necesita voluntad política para empujarlo; parece que ahorita sí hay interés en hacerlo, vamos a ver si se logra.

—En otras ciudades las zonas del centro son de vital importancia, ¿cree que en Cancún se ha hecho muy poco o prácticamente nada?

—Pues sí, no se logró hacer gran cosa y ahí están los resultados, no se ha avanzado mucho en ese tema y esperemos que ahora sí se le dé al centro la importancia que tiene, como los centros de todas las ciudades actuales, que están pasando por procesos de remodelación y rehabilitación y se vuelven centros de mucha actividad económica, se genera mucha derrama y en el caso de nosotros habría alguna afluencia turística muy importante y es beneficio de todos.

—¿Considera que la avenida Yaxchilán ha sido una de las zonas que más han resentido esta situación?

—Sí, ha pasado lo mismo que con otras partes del centro que se van desgastando, no hay un proyecto de rehabilitación correcto. Aquí lo que tuvimos hace algunos años fue una partida que llegó del gobierno federal que la manejó el gobierno del estado, que mandó una obra pública que a alguien se le ocurrió en Chetumal y fue desastroso el resultado. Pudimos ahí incidir y logramos que una parte de ese recurso se aplicara al cableado subterráneo, digamos que fue la parte buena que sí se hizo de ese trabajo en conjunto con la CFE, pero por lo demás, hicieron lo que quisieron y ahí están los resultados, pusieron andadores peatonales por todos lados, complicaron más el tráfico vehicular, hay andadores en las bocacalles que la gente no usa porque no están en su camino, tienen que dar una vuelta, sirven para que se inunde más la zona cuando llueve muy fuerte, se tapan ahí los ductos, es un desastre, pero bueno, en su momento era gastarse la partida y lo hicieron como se les ocurrió o como les convino y eso fue lo último que se hizo desde la administración estatal pasada.

—Las autoridades presentaron un proyecto que consistía en cerrar la circulación vehicular por las noches en un tramo de la Yaxchilán, ¿para ustedes era atractivo?

—No tenía nada de atractivo, pues para qué sirve un andador en donde no se va a ver nada, en donde no hay tiendas, no hay catedrales, no hay museos, no hay boutiques, no hay nada y si se cerraba se acaba de morir la Yaxchilán porque la gente de pronto dice que no quiere caminar cuatro cuadras para llegar al restaurante o a donde vaya, hace mucho sol o está lloviendo y resulta que no pueden. Entonces, eso no se hace así nada más, de cerrar y se reactiva, pues es una zona en donde no hay árboles, no hay cultura, no hay una parte histórica, no tiene ni pies ni cabeza.

—En medio de todo esto, La Parrilla ha sido uno de los negocios que ha sobrevivido, ¿cuál ha sido la fórmula?

—Pues prácticamente tratar de hacerlo bien, esa es la idea, siempre tratar de hacerlo bien y mantenernos, hay otros negocios que también lo han hecho bien y llevan varios años como Pescaditos que han hecho un gran esfuerzo y han pasado épocas muy difíciles y ahí están vivos.

—Finalmente, como presidente y fundador del Patronato para la Cultura y las Artes de Cancún A.C. ¿qué actividades han hecho y qué tienen para fin de año?

—La Orquesta Sinfónica tiene 10 años de fundada, desde el 2011 y anualmente tenemos una temporada con conciertos en el Teatro de Cancún, más otros eventos ocasionales y en la temporada del 2020 hicimos el primer concierto en febrero y tuvimos que cancelar en marzo y desde entonces, por el tema obvio de la pandemia, quedaron en pausa conciertos y todo tipo de actividades masivas. Luego hicimos unos pequeños, en lugares abiertos cuando estuvimos en semáforo amarillo y ahora que volvemos a estar en semáforo verde vamos a retomar las actividades de la Orquesta Sinfónica con un concierto navideño que se llevará a cabo el día 10 de diciembre en el Teatro de Cancún. En este concierto participarán unos 35 músicos y un coro bastante numeroso, que es un coro muy profesional que dirige el maestro Miguel García y obviamente los temas son relacionados con la navidad, desde temas clásicos con enfoque religioso hasta llegar a villancicos populares.

Galería