“Esto de las concesiones es más bien negocio”: Horacio Reyes García

0
1

El presidente de la Federación Estatal para el Desarrollo Humano de los Adultos Mayores llama a las autoridades a ejercer sus responsabilidades con la ciudadanía; los ancianos, un sector desprotegido y olvidado

SALVADOR CANTO

“Cancún es una ciudad que merece respeto; más que estar concesionando los servicios públicos, el gobierno debería de ponerle atención al municipio y no estar demostrando que no tienen la capacidad de atender su responsabilidad”, señaló de forma tajante Horacio Reyes García, presidente de la Federación Estatal para el Desarrollo Humano de los Adultos Mayores (FEDHAM).

Lo anterior, ante el rumor de que el gobierno de Benito Juárez ya “cocina” una nueva concesión para el tema de la semaforización de la ciudad, pues más del 70% de los equipos actuales son inservibles u obsoletos.

En entrevista con El Despertador de Quintana Roo, lamentó que hasta la fecha no reciban respuesta alguna a las constantes peticiones que le han hecho al Gobierno del Estado para que done las instalaciones del antiguo hospital general que se localiza en la supermanzana 65 para hacer ahí una residencia para adultos mayores, pues se estima que tan sólo en Cancún existen alrededor de 45 mil de ellos, muchos de los cuales requieren apoyo.

De igual manera, dijo que a pesar de ser una Asociación Civil y no formar parte de ningún partido político “no estamos ciegos ni dejamos de ver todo lo que está pasando en la ciudad, en el estado y en el país, porque al finalmente nos viene a afectar a todos, particularmente a los grupos vulnerables”.

Y agregó: “estamos viendo que el desarrollo de las políticas públicas no está contribuyendo para que de alguna forma esto sea totalmente eficaz para la gente, los partidos políticos solo buscan el poder por el poder, siempre son los mismos personajes que cambian de colores, pero lamentablemente todo sigue siendo igual”.

También hizo un llamado a las autoridades para que pongan atención al tema de los adultos mayores que están en las calles o cruceros pidiendo dinero, pues detrás podría haber grupos delictivos que se aprovechan de ellos.

—¿Cuál es el padrón de adultos mayores en Benito Juárez?

—El INEGI hizo un estimado del 4.5% de la población de una ciudad y en el caso particular de Cancún, estamos hablando de un aproximado de 45 mil adultos mayores.

—¿Cuáles son las condiciones actuales y las necesidades de este sector de la sociedad?

—Siempre nos la pasamos reclamando y culpando a todo mundo, pero en este caso no tenemos por qué echarle la culpa ni al gobierno, ni a las autoridades, ni a nadie, esto es cosa de nosotros que no somos previsores para llegar a una edad con los recursos suficientes como para poder vivir tranquilamente. Ahora bien, ¿qué es lo que pedimos nosotros a los gobiernos?, que pongan un poquito de atención a este sector pues mucha gente la que está padeciendo estas necesidades y estas situaciones. Pienso también que a través de los medios masivos de comunicación se debería de hacer todo lo posible por hablar de la familia, de los valores, de la unión familiar, en donde el abuelo y la abuela forman parte esencial de esa familia. Hay casos en donde no se tiene ni siquiera la ayuda de los hijos y eso sí es preocupante porque estamos hablando de una cultura que está enajenada en cuestión de otros valores y descuida lo más esencial que es la familia.

—Por otro lado, ¿han recibido respuesta a la petición de convertir el antiguo Hospital General de Cancún en un asilo de ancianos?

—No le llamemos asilo de ancianos porque realmente no va por ahí, esto realmente es una residencia en donde puedan vivir tanto personas que tengan la capacidad económica para pagar como aquellos que definitivamente no la tienen. Desde hace tres o cuatro años que venimos solicitándole al gobernador del estado que por favor nos dé las instalaciones del antiguo hospital general “Jesús Kumate”, y se lo pedimos porque está abandonado, no están haciendo nada, por eso se lo hemos pedido públicamente en las reuniones que hace para oír al pueblo, pero han sido puras evasivas y no nos han dado la oportunidad de ocupar esas instalaciones que estarían muy buenas porque son muy céntricas, bien orientadas y ubicadas, con muchas vialidades, mucho transporte. Sería no nada más una residencia para adultos mayores, sino también estaría el Instituto de Atención de Adultos Mayores que es otro de los temas que hemos planteado. Se ha comentado en algunos sectores del gobierno, sobre todo entre personas que se oponen a este tipo de cosas, que el DIF municipal ya hace una función, pero la verdad es que el que mucho abarca poco aprieta y finalmente, si se tienen institutos como el de deportes, de la mujer, de la administración pública y muchos más, por qué no hacer uno más para los adultos mayores. Claro que esto tiene un costo como todo, pero sería de beneficio para mucha gente aquí en Cancún.

—Recientemente se abrió la Primera Casa Transitoria para los adultos mayores por parte del gobierno municipal, ¿cómo ven ustedes ese proyecto, fueron tomados en cuenta?

—Hace alrededor de cuatro años fue la primera entrevista que tuvimos con la hoy presidenta municipal, platicamos con ella en relación a todo esto, incluido el tema del transporte público, del instituto, de la residencia para adultos, pero eso fue cuando estaba en campaña y de ahí, nunca más se volvió a presentar con nosotros. Quiero dejar en claro que nosotros somos una Asociación Civil y tenemos las puertas abiertas para todo mundo, yo no estoy “casado” con nadie ni tenemos un partido político al qué rendirle cuentas o le obedecemos algo a alguien, sino que actuamos como tal y seguramente por haber platicado con otros candidatos en su momento, le molestó (a Mara Lezama) y ahora no nos quiere ni atender.

—¿Qué opina de la propuesta de Diputados en torno al artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta que limita los donativos a las ONG?

—Esto ya viene desde antes, no es nuevo, hace años si uno le podía dar a una asociación civil (AC) 20 millones de pesos se les daba y se hacía deducible, llegó el momento en que vieron que era un abuso y que estaban cubriendo otro tipo de acciones y finalmente dijeron que todo aquello que no rebasara el 7% de los ingresos generales, es lo que se podía donar para hacerlos deducible de impuestos por concepto de donativo. Las AC que tenían esa oportunidad de ser copartícipes de ese deducible, también tenían que llevar una contabilidad, extender recibos, muchas veces se prestó a muchas cosas. Básicamente ahorita hay una confusión al respecto, yo estoy viendo que definitivamente le están dando la posibilidad a las AC de que estén bajo control, bajo orden y disciplina al respecto; no me parece mal, al contrario, me parece bien porque hay asociaciones que definitivamente se utilizan para otros fines, a las que realmente están trabajando, no les veo tanto problema.

—Pero dentro de toda esta confusión, ¿las que están trabajando bien se podrían ver afectadas?

—Exactamente, por eso sería importante que se aclare, que haya puntos constitucionales que de alguna manera sean marcados tanto en el Sistema de Administración Tributaria como en la Secretaría de Economía, pero a nivel federal, para que de esa manera baje a todos los estados y municipios y sea una realidad, pero dentro de los parámetros justos de pleno conocimiento de causa. En el caso particular, ahorita hay mucha confusión, hay AC que sienten que les van a cortar las alas, otras que están a favor, por eso digo qué bueno que haya controles, pero creo que esto debe comenzar en casa para llevar los números sanos.

—Por otro lado, ¿qué opina de que en Benito Juárez hay muchos servicios públicos concesionados que no están a la altura de lo que representa la ciudad?

—Cancún es una ciudad que merece respeto, sobre todo por el hecho de que llega gente de muchos lugares, estamos hablando del primer polo turístico a nivel nacional e incluso de América Latina; más que estar concesionando, yo considero que debería de ponerle atención el municipio. Ahorita se ve en las calles: los semáforos no sirven, unos están chuecos, otros están tirados, otros no funcionan, yo creo que concesionar una situación de esta naturaleza, quiere decir que el Ayuntamiento no tiene capacidad de respuesta. Están hablando de falta de dinero, pues bueno, sí, pero hay una federación, hay una partida presupuestal, hay un programa operativo anual, hay muchas cosas para solicitar los recursos de forma pronta y expedita. Voy a poner un ejemplo, dicen que tampoco la federación tiene dinero, pues bueno, acaban de dar más de 200 millones de pesos para arreglar un estadio de béisbol cuando ese dinero se pudo haber sido utilizado precisamente para la semaforización de Cancún, la recoja de basura, alumbrado público, la seguridad pública. Creo que no se están haciendo las cosas en su forma correcta y que de alguna manera esto de las concesiones es más bien negocio.

—¿Cree que el gobierno se ha convertido en un ente recaudatorio en lugar de cumplir su responsabilidad?

—Por ejemplo, tenemos el alumbrado público que fue concesionado y ha traído como consecuencia el hecho de que a todas horas en distintos puntos de la ciudad estén prendidas las lámparas y en otras ni siquiera sirven. Todo esto tiene un costo y es dinero tirado a la basura y creo que el Ayuntamiento de Benito Juárez debería de tener el control del alumbrado público, la semaforización, la recolección de la basura, de la seguridad pública y los servicios públicos municipales en general, es decir, mantener la hegemonía y poder tomar decisiones, no se vale echarle la culpa a que como está concesionado ellos son los responsables, no, el culpable es el propio gobierno por permitirlo. Decir que no hay dinero para poner alumbrado público no es correcto, insisto, hay mecanismos para obtener recursos, se le solicita al presidente de la República, se debe dar por la importancia de Cancún. No se vale que estén concesionando sólo por hacer negocios con parientes, amigos, etcétera, pues esta ha sido la temática de los últimos gobiernos. 

—¿Cree que hay adultos mayores que puedan estar sujetas a abusos por parte de personas que se aprovechan de la condición en la que están?

—Sí, nosotros por ejemplo tenemos quejas constantes de abuelas que son abordadas por mujeres saliendo de supermercados o cuando van a comprar al tianguis, en donde les arrebatan las bolsas, no son hombres que les quitan a las mujeres, son mujeres que les quitan a las mujeres, lo que refleja que la descomposición social cada vez es mayor y eso sí es preocupante.

—Pero además, en los cruceros y en las calles hay quienes piden dinero, ¿consideran que hay gente que podría estar detrás de ellos explotándolos?

—Desde luego que sí, este un tema que merece la atención del municipio, porque no es sacarlos de las calles porque están dando una mala imagen, sino porque están sufriendo y siendo víctimas de la delincuencia, no actuar hasta que se mueran o atropellen a un abuelito. La verdad es que todas estas personas no deberían de estar en las calles dando esa imagen de ineficiencia administrativa terrible porque no puedes hacer absolutamente nada por ellos y aquí el llamado al gobierno sería: si no puedes hacer nada por ellos, renuncia o vete, ya habrá alguien que sí pueda.

—Por otro lado, ¿qué opina de la política actual en Quintana Roo?

—Nosotros somos una AC, no somos parte de ningún partido político, pero no estamos ciegos, ni dejamos de ver todo lo que está pasando porque finalmente nos viene a afectar a todos, particularmente a los grupos vulnerables. Hemos visto el desarrollo de las políticas públicas que no están contribuyendo para que de alguna forma esto sea totalmente eficaz para la gente. En el caso particular de los partidos políticos, son siempre lo mismo, los mismos personajes que cambian de colores, pero siguen siendo las mismas ideas, creo que necesitamos gente con ideas frescas, gente que no entre a robar, que entre a hacer un beneficio, que realmente se ponga a trabajar. Me llama poderosamente la atención un asunto, en donde se dice que estamos en contra de que lleguen las inversiones y que se hagan más hoteles, cuando es totalmente lo contrario, estamos a favor porque eso significa más fuentes de empleo, de lo que estamos en contra es de los abusos, de la depredación del medio ambiente de forma descarada y es ahí en donde los gobiernos tienen que actuar, poner candados y hacer valer las leyes existentes. Pero lamentablemente, este tipo de políticas no están ni siquiera en la agenda de los partidos políticos.

—Pero pareciera que tampoco la seguridad les importa, o ¿cómo lo ven ustedes?

—Por supuesto, y voy a poner un ejemplo, en el caso particular de la seguridad pública, un tema crucial, muy especial lo acabamos de ver en Tulum y hay países como Canadá, Estados Unidos, Alemania que han puesto condiciones a sus connacionales para viajar a Cancún o la Riviera Maya. El mismo gobernador dijo que está consciente que hay grupos delincuenciales y que desde hace tres años saben que están estos grupos, pues nosotros desde hace como nueve años ya lo sabíamos, y siguen proliferando, sigue habiendo, ya sabemos que esto ya se les salió de control y que va a traer como consecuencia que la gallina de los huevos de oro muera y entonces, ¿qué vamos a hacer? Por eso digo que aquí hace falta alguien que tenga ese deseo real de servir, no de servirse, esa persona que venga a hacer algo especial de Cancún, que venga a ver cómo están las calles, los baches, los servicios públicos. Hace falta que el gobierno se convierta en su aliado, no en la persona que solamente viva del erario.  

—¿Cómo ve el próximo proceso electoral?

—En Quintana Roo tal parece que todo se tiñe de Morena, no vemos en otros partidos políticos a gente con trascendencia, con ideas, con proyectos y lo demás es por añadidura, creo que hace falta que surja un ciudadano que tenga más de 10, 20 o hasta 30 años residiendo en el estado, que de alguna manera sea alguien que conozca a Quintana Roo, que sepa cuál es la situación de los municipios, dependiendo de la condición de cada uno de ellos. Hacer carreteras que sean transitables, que se preocupen en buscar los recursos para programas, obras y proyectos, pero lamentablemente quienes están no le prestan la atención a todo esto.

GALERÍA