AGENCIAS

WASHINGTON.- Las nuevas variantes del coronavirus o mutaciones han puesto en alerta al todo el mundo tras estar un año batallando con el COVID-19 originado en Wuhan, China. Uno de los temores más grandes de la comunidad científica es cómo afectarían a los tratamientos y vacunas que hoy en día se están aplicando a la población en general.

“Los virus cambian constantemente a través de la mutación, y se espera que aparezcan nuevas variantes del virus con el paso del tiempo, A veces emergen nuevas variantes y luego desaparecen. En otras ocasiones, emergen nuevas variantes y persisten”, indicaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

De acuerdo a su página web, al 15 de enero existían cuatro variantes de coronavirus que se han detectado desde el inicio de la pandemia y actualmente se están investigando:

 

Variante B.1.1.7

Esta variante del COVID-19 es la que ha aparecido en Reino Unido la cual contiene una cantidad inusual de mutaciones y se ha encontrado, de acuerdo al CDC que se propaga con mayor facilidad y rapidez que las otras variantes. Se detectó por primera vez en septiembre del 2020 y ha tenido una mayor presencia en Londres y sudeste de Inglaterra; también se ha detectado esta variante en países como Estados Unidos y Canadá. Un informe del pasado 22 de enero establece que había una posibilidad realista de tenga más mortalidad que otras.

 

Variante 1.351

Fue detectada en Sudáfrica a principios de octubre del 2020 y, según señalan los CDC, comparte ciertas mutaciones con la variante B.1.1.7 de coronavirus que se detectó en Reino Unido. Ha tenido presencia fuera de Sudáfrica pues se han encontrado casos en países como Reino Unido, Japón y más recientemente en Panamá.

 

Variante P.1

Fue encontrada originalmente en Brasil en cuatro viajeros de este país a quienes se les realizó una prueba de detección en el aeropuerto de Haneda, en las afueras de Tokio, Japón. Según indican los expertos, contiene una serie de mutaciones de coronavirus que podrían afectar su reconocimiento por los anticuerpos.

 

Variante 452R

Esta cuarta variante se ha encontrado en diferentes estados de California, Santa Clara y otras naciones desde el pasado mes de noviembre y es diferente a la B.1.1.7 de Reino Unido, por lo que debe investigarse a fondo aunque de momento se sabe que contribuye a una creciente proporción de casos por COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí