De los ciudadanos depende replantear hacia dónde construir Cancún con una reestructuración de fondo, considera el vocero del Gobierno de Quintana Roo; le interesa ser presidente municipal, pero es respetuoso de los tiempos; “a quien sea el candidato, lo vamos a apoyar”

SALVADOR CANTO

 

 

“Cancún necesita una reestructuración de fondo y está en la ciudadanía decidir si quiere continuar frente al régimen que hoy nos domina o que se den los cambios para poder dar un paso importante y replantear hacia dónde queremos ir para los próximos 50 años, pero para eso hay que comenzar a sentar las bases con la ayuda de la población, los empresarios y los profesionistas”, expresó de Viva Voz el coordinador general de comunicación del Gobierno del Estado, Carlos Orvañanos Rea, en entrevista con El Despertador de Quintana Roo.

Consideró que urge que se hagan ajustes a la Ley Orgánica para un mejor funcionamiento del municipio, pues el esquema con el que actualmente funciona ya ha sido rebasado por el crecimiento y la exigencia de la propia ciudad que fue creada para no más de 80 mil habitantes.

Si bien dijo ser respetuoso de los tiempos electorales, el también abogado y economista, miembro del Partido Acción Nacional (PAN) desde 1997, no descartó poder participar en el próximo proceso electoral como posible candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez de la alianza “Va por Quintana Roo” en conjunto con el PRD, el PRI y Confianza por Quintana Roo, aunque aclaró que todo dependerá de lo que decidan en el seno los partidos, pero dejó en claro que “la política requiere de generosidad y quien sea el candidato, se le tiene que apoyar”.

En torno al tema de la pandemia, apuntó que “si estamos en color naranja en todo el estado, fue porque nos relajamos desde diciembre y eso es un llamado de atención para todos porque no podemos seguir retrocediendo”.

Planteó que existe seguridad de que Canadá levantará lo antes posible la suspensión de vuelos que anunció para México, y que además, con el apoyo económico que anunció la cónsul de Estados Unidos para Quintana Roo, se harán más pruebas rápidas a turistas de dicho país para que sigan viniendo al Caribe Mexicano.

 

—¿Cómo se describe Carlos Orvañanos?

—Ciudadano mexicano por nacimiento, casado hace 10 años, oriundo de la Ciudad de México, residente de Quintana Roo desde hace casi 10 años de profesión abogado y economista, miembro del PAN desde 1997 y orgullosamente quintanarroense.

 

—Antes de ser el vocero del Gobierno del Estado, fue director general del Instituto para el Desarrollo y Financiamiento (Idefin), ¿cuáles fueron las principales acciones que se hicieron durante su gestión?

—La instrucción del gobernador cuando tomé esa cartera, fue la de establecer un mecanismo de promoción en Quintana Roo como un destino de inversiones para diversificar y promover la llegada de recursos, particularmente a la zona sur. En esa medida, el principal logro fue consolidar la plataforma Quintana Roo, que es un mecanismo de promoción, precisamente para establecer contacto directo con posibles inversionistas de diversos ramos y con ello crear fuentes de empleos.

 

—¿Cuál o cuáles consideran que han sido hasta ahora, las obras emblemáticas del gobierno de Carlos Joaquín?

—Hay logros tangibles y logros intangibles. Como logro visible, el más importante como obra pública es la construcción del Complejo de Seguridad C-5, que ya estamos a semanas o a meses de la inauguración oficial, pues significa una aportación de millones de pesos no sólo a las instalaciones, sino a todo lo que involucra la tecnología, su infraestructura como patrullas, cámaras, capacitación y desde luego, nuevos elementos de seguridad pública y por eso, sin duda es una gran aportación y los resultados se verá a mediano plazo.

En la parte intangible, yo te diría el respeto a la libertad de expresión, a los derechos humanos y a la libertad política de los quintanarroenses.

 

—Actualmente, como vocero del Gobierno del Estado, ¿qué opina del desempeño de los medios de comunicación en la entidad y cómo se han manejado con el tema de la pandemia?

—Excelente, creo que Quintana Roo en los últimos cinco años ha tenido una evolución cualitativa y cuantitativa en la cual los medios de comunicación han experimentado una libertad de expresión sin precedente en este estado y en ese sentido, la prensa quintanarroense es de calidad y sigue en incremento como hoy en día lo demuestra El Despertador de Quintana Roo.

 

—Hablando de la pandemia, hay quienes consideran que la estrategia de difusión ha generado algunas inconformidades, e incluso existen sectores que creen que las medidas restrictivas no han ayudado a inhibir las cifras de la pandemia. ¿Qué opina de eso?

—Quintana Roo ha sido incluso un caso de éxito reconocido a nivel nacional e internacional; de hecho, el gobernador Carlos Joaquín González recibió el premio a la mejor campaña de comunicación social gubernamental en torno a la COVID-19. Yo creo que ha sido una estrategia exitosa y, por supuesto, siempre habrá quienes manifiesten su descontento porque se limita de alguna forma los cupos o porcentajes de ocupación hotelera y transporte público y eso genera algunas inconformidades, pero la estrategia está rindiendo frutos y tan es así, que somos de los estados que hemos controlado de mejor manera el esparcimiento del COVID-19 y que ha mantenido una curva de crecimiento económico estable.

 

—En este punto, ¿cuál es la situación real de la pandemia en Quintana Roo, que nuevamente está en el semáforo epidemiológico color naranja y tal parece que las condiciones están dadas para retroceder al rojo?

—Hoy por hoy estamos en color naranja, no hay lugar para especulación. El gobernador ha solicitado la atención de la ciudadanía cada jueves que es donde él hace un corte de acuerdo al número de contagios y al número de camas de hospitales COVID-19 que están siendo ocupadas y por esos dos criterios objetivos que se usan con cuantificables y medibles, en donde él mismo y un equipo de especialistas determinan el color del semáforo epidemiológico tanto para la zona sur como para la zona norte.

Yo creo que vamos bien, y la idea es que si vamos avanzando igual de bien, regresemos al color amarillo muy pronto; sin embargo, la situación actual de haber retrocedido al color naranja ha significado un llamado de atención para todos, porque desde diciembre se relajaron los hábitos y los resultados fueron retroceder.

 

—¿Cuál es la ocupación hospitalaria en estos momentos?

—En camas y hospital COVID-19, todavía tenemos disponible casi el 60 o 70 por ciento, que es un número razonable incluso a nivel nacional.

 

—¿Ya hay fecha para la llegada de las demás vacunas y aún está en píe la propuesta de que se comience a aplicar a los trabajadores del sector turístico?

—El gobierno federal anunció que para finales del presente mes de febrero, todavía no dan el día exacto pero esperamos que sea pronto, y desde luego, el gobernador mantiene la petición de que se considere vacunar a los trabajadores del sector turístico, así como a seguridad pública como un segmento prioritario y se sigue haciendo la gestión ante la federación y las propias farmacéuticas, pero aún no hay respuesta para ello.

 

—Es evidente que Quintana Roo ha vivido una difícil situación por la baja turística a causa del coronavirus, lo que obligó en su momento al cierre de más del 90% de los hoteles, mismos que hasta la fecha no se recuperan del todo, pero hoy en día hay el temor de que la situación se vuelva a complicar porque los contagios siguen en aumento y además, hay países que han restringido vuelos hacia México, como Canadá. ¿Existe alguna estrategia al respecto?

—No se ha parado de promover a Quintana Roo como un destino seguro, somos un ejemplo a nivel internacional de cómo el sector turístico ha salido a flote gracias al compromiso de los hoteleros, de los transportistas, de los restauranteros, de los ciudadanos y del turismo que es nuestra principal industria. De hecho, recientemente el gobernador sostuvo una reunión con la cónsul general de los Estados Unidos en Mérida, Courtney Beale, en donde se manifestó no sólo la política de puertas abiertas con protocolos sanitarios, sino se dio un acuerdo para que Estados Unidos apoye económicamente para que haya más pruebas rápidas y la parte de Canadá también está haciendo una labor diplomática para intentar obtener un visto bueno de su gobierno para que reinicien los vuelos hacia nuestro Estado a la brevedad.

 

—En este mismo punto, hay destinos como Cozumel en donde alrededor del 70% de sus ingresos depende de la industria de cruceros y hoy esta actividad está muy golpeada, ante lo cual el gobierno municipal pide apoyo para que la isla se convierta en un Home Port (puerto de salida) para las principales navieras internacionales. ¿Cómo ve el Gobierno del Estado esta postura, cree que sea viable?

—Es una solicitud completamente válida desde el punto de vista legal y desde el punto de vista del interés económico que puede generar para la isla de Cozumel y desde luego, todo lo que genere inversiones e ingreso para el Estado, va a ser bienvenido. El gobernador ya ha manifestado su respaldo total al alcalde de Cozumel para que cualquier propuesta que genere ingresos y más empleos se pueda llevar a cabo.

 

—Por otro lado, ¿de qué vive realmente Carlos Orvañanos, de la política y del erario público?

—(Ríe), no, bueno… como ya comenté, soy abogado y también he sido emprendedor, he iniciado diversos negocios en mi vida, entre ellos aquí en Quintana Roo una cervecería artesanal que ha sido exitosa, también he invertido en temas de viviendas social, es decir, he construido viviendas y por otro lado, tengo un despacho de asesoría jurídica, así que digamos, afortunadamente tengo ingresos adicionales a los que percibo como servidor público que por supuesto, es parte del compuesto de mis ingresos y como tal es público, ahí está todo en la página de transparencia del Gobierno de Estado.

 

—En el 2019 fue candidato a diputado local por el distrito 7 en Cancún, ¿qué experiencia le dejó esta actividad?

—A pesar de que no pude ganar, aprendí mucho. Me ganó Morena por mil votos, pero tuve la oportunidad de conocer mucho más de cerca una parte de Quintana Roo y Cancún, como son las zonas rurales y las irregulares que requieren una atención inmediata por parte del gobierno municipal principalmente. Conocí a gente muy valiosa, trabajadora que tiene mucha ilusión por salir adelante.

La experiencia fue extraordinaria y hasta la fecha mantengo una relación muy cercana con muchos líderes y lideresas de esas zonas y todo eso me sirvió para despertar mi interés por seguir trabajando por Quintana Roo y por Cancún.

 

—¿Qué opina de los partidos políticos y las alianzas que se han hecho, como la del PRI, PAN y PRD?

—Estamos viviendo tiempos de cambios y desde luego, esta alianza es histórica y como el mismo gobernador del estado lo ha dicho, yo también soy partidiario de las alianzas políticas y sin duda estamos en un año interesante en materia política con enormes retos, hablando de mi partido Acción Nacional, creo que es una oportunidad para que la ciudadanía tenga alternativas viables frente al sistema o al régimen que hoy nos domina tanto a nivel Benito Juárez como nacional.

 

—¿Carlos Orvañanos quiere ser presidente municipal de Benito Juárez?

—He tenido el privilegio de ser servidor público de mi país a nivel federal, estatal y municipal. Fui alcalde de Cuajimalpa en la Ciudad de México hace más de 10 años, he sido y sigo siendo funcionario estatal en Quintana Roo y desde luego que en donde sea que pueda servir lo haré con mucho gusto, pero en estos momentos mi responsabilidad es con el gobernador Carlos Joaquín en la Coordinación General de Comunicación, pero si el día de mañana mi partido nos trae alternativas nuevas y diferentes, desde luego que las tomaré en cuenta y en su momento si es así lo comunicaré.

 

—¿Está preparado Carlos Orvañanos para participar en la contienda electoral?

—Absolutamente sí, tengo la preparación de afrontar un reto porque quiero mucho a Cancún y estoy a la espera de lo que decida mi partido que es Acción Nacional.

 

—¿Qué propondrís para Cancún si le eligen candidato a la presidencia municipal? 

—Son muchos retos, pero el principal es integrar toda la ciudad, no podemos hablar de la zona hotelera y de la zona urbana, urge que haya una mayor atención de servicios y de diversificación económica en la zona urbana, urge un mejoramiento en el sistema del transporte, urge un programa integral de espacios públicos, urge un mecanismo de integración de los jóvenes al sistema tanto de educación como productivo del municipio y urgen algunos ajustes a la Ley Orgánica y funcionamiento como tal del municipio, pues cuando se creó Cancún se concibió para una población de no más de 80 mil habitantes, entonces el esquema que tiene Cancún ha sido rebasado, se tiene que replantear el cómo queremos funcionar como municipio, como gobierno local para que sea un municipio mucho más eficiente y que genere una mejor calidad de vida no solo para los que tienen el privilegio de vivir en la zona hotelera, sino para toda la población.

Entonces, sí hay muchos retos, creo que los partidos que conformamos la alianza estamos listos para presentar propuestas que puedan ser soluciones a estas problemáticas y creo que también le toca a la población decidir si se quedan con el actual régimen (actual propuesta de gobierno) o si le apuesta a una alternativa de personas con más experiencia y capacidad.

 

—¿Cree que Cancún ya tiene “achaques” de una ciudad vieja pese a su corta edad?

—Yo lo he dicho muchas veces, Cancún es un gran caso de éxito pese a su corta edad y si lo comparamos con otras ciudades como Mérida por ejemplo que tiene más de 300 años, Cancún en poco tiempo ha destacado a nivel internacional como una ciudad de grandes oportunidades.

Y sí, después de estos 50 años hace falta replantear hacia dónde vamos a construir los próximos años a Cancún, y en ese sentido, hago un llamado a la población, a los empresarios, a los profesionistas que somos parte de este municipio, a que nos replanteemos qué es lo que queremos hacer y cómo queremos llegar al cumplir 100 años, y para eso hay que sentar las bases y así lo queremos en nuestra alianza, que Cancún llegue al centenario como una ciudad igual de vibrante y exitosa que siga generando oportunidades a toda la gente que busca aquí un sueño.

 

—¿Pero entonces, sí se va a inscribir como candidato?

—Mi vocación es el servicio público, por supuesto que sí tengo interés de seguir sirviendo a mi país, a mi estado y a mi ciudad desde donde me sea posible, pero en estos momentos mi responsabilidad ética y moral es con el gobernador Carlos Joaquín González, pero ya en su momento cuando los tiempos políticos así lo demanden, ya se definirá y lo haré oficial, pues no se trata de una situación solamente personal, sino en el seno del propio PAN y de la alianza que ha congregado a varias fuerzas políticas. Ya hay fecha de prerregistro, pero tenemos hasta el próximo 6 de marzo para el registro de candidatos y la fecha límite para el cual todo aspirante tiene que renunciar a un cargo público y todavía tenemos algunos días o semanas por delante, pero insisto, la política requiere de generosidad y a quien sea el candidato, lo vamos a apoyar.

 

—Por último, cree que existe la posibilidad de que gane la alianza de ustedes al enfrentarse a Morena?

—Hay que reconocer que la alianza encabezada por Morena es fuerte en cualquier estado; sin embargo, ha ido en descenso y los números así lo marcan en los últimos años y sin duda el que ha capitalizado ese descontento ha sido el PAN, es decir, en la medida en que caen los números de Morena, se incrementan los de nosotros y eso nos da una gran posibilidad de ganar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí