En 2002, Roberto Benigni se convirtió en Pinocho en una versión escrita, dirigida y protagonizada por él, ahora interpretará al padre del muñeco de madera

Todos tenemos una historia con Pinocho gracias a los cuentos de la infancia, a las obras de teatro, a las películas animadas que veíamos en televisión o a las versiones actuadas. Es una de las historias más conocidas y más versionadas alrededor del mundo, y como cada cabeza es un mundo, el director Matteo Garrone decidió aventurarse en una nueva versión de Pinocho, y qué mejor que hacerlo de la mano del ganador del Oscar, Roberto Benigni, quien hace veinte años actuó y dirigió su versión de este libro, pero que ahora se convierte en Gepetto.

“Es mi vida, Pinocho es mi vida, es un milagro que yo pueda hacer después 20 años que hice a Pinocho, ahora pueda hacer al papá, esto es realmente un milagro, es un regalo del cielo, yo estoy muy enamorado de la historia pero en Italia todos están enamorados de Pinocho, después de la Biblia, Pinocho es el libro más vendido, está lleno de significados”, dijo Benigni.

En 2002, Roberto Benigni se convirtió en Pinocho en una versión escrita, dirigida y protagonizada por él, basándose en “Las Aventuras de Pinocho”, de Carlo Collodi (1883). Ahora se une a Matteo Garrone (Tale of Tales y Dogman) para compartir una visión distinta de Pinocho, disponible en cines desde este 18 de febrero.

“Para ser honesto, probablemente la primera vez que leí el libro tenía seis o siete años, probablemente mi madre me contó la historia, vi en televisión la adaptación de Luigi Comencini, pero probablemente la primera vez que leí el libro tenía 45 años, y al leerlo recordé muchas cosas que no recordaba, como los personajes, estaba muy sorprendido por el poder del libro, de qué tan rico era, y luego me dije, ‘tal vez si trato de hacer otra versión, muy muy fiel al libro, al libro original y a las ilustraciones de Enrico Mazzanti (que hizo la primera ilustración del libro), tal vez podemos sorprender a la audiencia en la misma manera en la que yo me sorprendí al ver el libro’”, comentó el director.

Siendo una historia tan versionada en el mundo, Garrone no negó que para cualquier director, es una tentación poder hacer una nueva versión.

“Es una pieza maestra pero no sólo en Italia, sino en el mundo, es difícil hacer a un director de cine resistirse a la tentación de hacer otra versión de Pinocho, especialmente para mí. Pinocho es una gran pieza de arte, tan llena de personajes e imágenes que eran para mí un privilegio increíble tener la posibilidad finalmente de hacer otra versión”.

Recordó que hizo su primer storyboard sobre Pinocho cuando tenía seis años, y que le tomó 45 años poder hacer la película, pero se encuentra más que feliz por eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí