AGENCIAS

NEW HAVEN.- Dos mujeres estadounidenses, Julia Tinetti de 32 años y Cassandra Madison, de 31, se conocieron en 2013 cuando trabajaban en el mismo restaurante en la ciudad de New Haven. Al poco de conocerse, descubrieron que ambas llevaban un tatuaje con la bandera de la República Dominicana, el país del que eran originarias. Gracias a este hecho y a su afinidad, se hicieron muy buenas amigas.

Como se llevaban tan bien y encima había cierto parecido físico, los compañeros de trabajo empezaron a bromear acerca de que eran hermanas. Ellas no se lo tomaron a broma, porque ambas eran adoptadas, pero cuando compararon sus documentos de adopción descartaron la idea: “Éramos de dos ciudades diferentes con apellidos diferentes. Y los nombres de nuestras madres en nuestra documentación eran diferentes”, explicó Julia.

En 2018, la madre de Cassandra le regaló un kit de ADN para que pudiera conocer sus ancestros. Gracias a este kit pudo conocer a algunos parientes y viajó a la República Dominicana, donde conoció a su padre biológico, a quien le preguntó si él y su madre alguna vez dieron a otro bebé en adopción, y él le contestó que había sido una época dura para la pareja y no quería hablar del tema.

Cassandra Madison decidió que lo mejor era que Julia se hiciera también un test de ADN. Ésta aceptó y la prueba confirmó que ambas son hermanas de padre y madre, y que al parecer, los documentos de adopción se traspapelaron y por eso no coincidían los datos.

Julia Tinetti asegura que “todavía estoy procesando la magnitud de la situación”, mientras que por su parte, Cassandra Madison dice que siempre se había propuesto encontrar a su familia, aunque fuera “lo último que hiciera”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí